Akio Morita

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

Akio Morita (26 de enero de 19211 – 3 de octubre de 1999) Fue un, físico y empresario japonés, cofundador de Sony.

Nació en Nagoya, primogénito de Kyuzaemon Morita,  en el seno de una familia que poseía una ancestral fábrica de sake. Fue un estudiante brillante, amante de la cultura occidental en general y de la música clásica en particular.

Desde niño tuvo fascinación por los artefactos electrónicos y prestaba especial atención al funcionamiento de los fonógrafos. Se gradúo de la Universidad Imperial de Osaka en 1944.

Se alistó en el ejército del Imperio Japonés durante la Segunda Guerra Mundial Mundial y pertenece al Comité de Investigaciones Secretas en Yokohama, donde conoce al ingeniero eléctrico Masaru Ibuka. En mayo de 1946, fundan la Tokyo Isushin Kogyo Kabushiki Kaisha (Tokyo Telecommunications Engineering Company) y lanzan al mercado del Japón la primera cinta magnetofónica y la primera grabadora en 1950.

Juntos desarrollaron productos tan célebres como el primer radio de transistores comercial, los televisores Trinitron, las videograbadoras caseras (Betamax) o el Walkman.

La empresa desarrolla el sistema estereofónico de audio de la NHK del Japón, introduce la cámara de televisión vidicón y produce los primeros radios y grabadoras estereofónicas transistorizadas. En 1958, cambian el nombre de la compañía por el de Sony y diseñan la videograbadora transistorizada. Un año después crean un semiconductor, el diodo del túnel de Esaki, por el cual obtienen el Premio Nobel de Física. Entre los avances tecnológicos que logra esta empresa, se destacan el televisor transistorizado, la videograbadora portátil para uso industrial, el tubo de imagen para color Tryniton y la videograbadora doméstica Betamax. Aunque Morita e Ibuka, quienes comenzaron reparando radios y produciendo voltímetros de válvula al vacío, fracasaron en su primer proyecto comercial, una olla eléctrica para cocinar arroz, consiguieron con su trabajo el crecimiento de la empresa Sony, ejemplo del llamado milagro japonés de la postguerra.

En 1986 publica su autobiografía titulada Made in Japan.

Fue condecorado con la Medalla Albert, otorgada por la Sociedad Real de Artes del Reino Unido. Fue el primer japonés en recibir este honor. Dos años más tarde recibió la Orden Nacional de la Legión de Honor, y en 1991 fue nombrado miembro de la Orden del Tesoro Sagrado, por el Emperador de Japón.

Morita falleció a causa de neumonía a los 78 años.

Akiro Morita “El hombre que hizo andar la música” (publicado en www.elmundo.es)

Los obituarios de urgencia publicados por la prensa el 4 de octubre pasado hacían escasa justicia a Akio Morita cuando le definían como el padre del walkman y del fracasado sistema de vídeo Beta. El legado del fundador de Sony va más allá de la Trinitrón o el perro robótico Fido, aunque seguramente su fabricación fue otro de sus caprichos tecnológicos.

La vida de Morita no sólo va paralela a la construcción de Sony, uno de los mayores imperios económicos mundiales. También es la historia de la reedificación de un Japón devastado por una guerra y por el peso de sus propias tradiciones, y su integración dentro del club de las grandes potencias del planeta. Posiblemente, después del emperador, Morita era el mejor representante del renacimiento del Imperio del Sol Naciente.

Quizás el gran mérito de Morita fue saber romper el muro en el que tradicionalmente se encierran los magnates japoneses y convertirse en una estrella empresarial internacional. En los 80 no dudó en publicar su propia autobiografía -Made in Japan- , libro de cabecera en las oficinas mundiales de Sony. Era otro ejercicio publicitario para destacar el rostro humano del multimillonario.

Inmediatamente después de su fallecimiento, a los 78 años, Sony permitió la publicación de la última biografía oficial de Morita y de los principales líderes de la empresa, que acaba de salir a la venta en Estados Unidos. Sony: la vida privada, de John Nathan, puede ser la aproximación más cercana a Morita, pero no la más veraz. Hasta el último momento, el empresario midió su nivel de exposición al público. El propio Nathan duda del grado de aproximación al que ha llegado en su libro. Porque Morita nunca traicionó, en el fondo, las viejas normas de pudor y distancia que marcan la vida del pater familia de un clan japonés. Desde su nacimiento, en 1921, Akio estaba llamado a ser el heredero del legado de la familia, propietaria de fábricas de sake (vino de arroz japonés) en la provincia de Nagoya. Había nacido para ser el líder de la decimoquinta generación de Kyuzaemon, el apellido aristocrático de la familia.

Sin embargo, a los diez años, Morita se topó con el primer artilugio electrónico de su vida, cuando la familia remplazó la vieja Victrola por un fonógrafo eléctrico. La fascinación de Morita por los aparatos sería conocida desde entonces. La casa familiar del empresario ha sido siempre uno de los laboratorios y banco de pruebas de todos los productos de consumo de la multinacional.

La Segunda Guerra Mundial propició el encuentro de Morita con Masaru Ibuka, un ingeniero obsesionado con la aplicación práctica de las nuevas tecnologías. En sus memorias, Morita aseguraba que la derrota en la Guerra y las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki le convencieron de que Japón nunca podría ser una potencia frente al desarrollo tecnológico estadounidense.

En 1946, Ibuka y Morita fundaron la Corporación de Ingeniería y Telecomunicaciones de Tokio, gracias al capital que generaban las ventas del sake. Desde el principio, el tándem Ibuka-Morita se sostuvo gracias a la complementariedad. Ibuka, tímido y reservado, sería el investigador y generador de proyectos; Morita, el innovador y el vendedor. El primer objetivo de ambos era encontrar la tecnología adecuada para crear un sistema casero de grabación y reproducción de voz. Y la encontraron en Europa, otro continente que apenas se recuperaba de la misma Guerra.

La imagen de Philips. La compañía a imitar sería la holandesa Philips, una empresa moderna instalada en la vetusta área industrial de Eindhoven. Para Morita era una señal de que sobre los cimientos más viejos pueden levantarse industrias competitivas. “Si Philips puede hacerlo, nosotros también”.

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]