Antoni Gaudí

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

Antoni Gaudí fue un arquitecto con un sentido innato de la geometría y el volumen, así como una gran capacidad imaginativa que le permitía proyectar mentalmente la mayoría de sus obras antes de pasarlas a planos.

Gaudí fue el máximo exponente del modernismo y uno de los principales pioneros de las vanguardias artísticas del siglo XX. Su figura es una de las más reconocidas de la historia de la arquitectura, tanto por sus innovaciones, como por su práctica a menudo imbuida en el mero trabajo artesanal.

 

Gaudí

Biografía de Gaudí

  1. Nacimiento e infancia
  2. La saga de Gaudí
  3. Estudios y primeras actividades profesionales
  4. Finalización de los estudios de arquitectura
  5. Inicios profesionales
  6. La vida sentimental de Gaudí
  7. Últimos años de Gaudí
  8. Influencias
  9. Primeras vivencias de Gaudí
  10. La Escuela de Arquitectura de Barcelona
  11. John Ruskin, William Morris y Viollet-le-Duc
  12. Imagenes de Gaudí
  13. El pensamiento político y patriótico de Gaudí
  14. Los amigos de Gaudí
  15. Estilos característicos en la obra de Gaudí
  16. Período preliminar
  17. Mudejar-Morisco
  18. Gótico evolucionado
  19. Síntesis orgánica
  20. Aspectos Técnicos en la obra de Gaudí
  21. Geometría y mecánica
  22. Escuelas de la Sagrada Familia

Nacimiento e infancia de Gaudí

Antoni Gaudí nació el 25 de junio de 1852, hijo de Francesc Gaudí i Serra (1813-1906) de oficio calderero, nacido y establecido en Riudoms (Baix Camp) y Antonia Cornet i Bertran (1813-1876), hija también de caldereros -nacida en Reus – se casaron en Reus, en la iglesia prioral de Sant Pere Apòstol. La ceremonia la ofició el vicario Joan Ixart. La profesión de su padre, calderero, influirá en Gaudí, según el mismo reconoce, en su concepción espacial, en su interés por los elementos decorativos y su habilidad manual. El lugar del nacimiento de Antoni Gaudí es objeto de litigio entre las poblaciones de Reus y Riudoms. En Reus fue efectivamente bautizado el 26-06-1852 en la Iglesia parroquial de Sant Pere Apóstol de Reus (la misma iglesia en que se casaron sus padres), por el Vicario de la parroquia Joan Casas. En cuanto a Riudoms, algunos autores mencionan como lugar de su nacimiento el "Mas de la Calderera" de esta población vecina de Reus. La cuestión queda actualmente abierta a la espera de nuevas investigaciones. Ambas poblaciones defienden enconadamente su condición de cuna de Gaudí. Antoni fue el pequeño de 5 hermanos: Rosa (1844-1879), la única que se casó y que tuvo una hija Rosa Egea y Gaudí (única sobrina del arquitecto) por la cual Gaudí mostró una gran dedicación hasta su muerte, puesto que era disminuida psíquica; Maria (1845-1850), Francesc (1848-1850) y Francesc (1851-1876) que hizo la carrera de medicina sin que llegara a ejercerla al morir a temprana edad. Desde muy pequeño, Gaudí tuvo problemas de salud que frecuentemente no le permitían hacer una vida normal. Esto fue la causa de que debiera faltar reiteradamente a clase durante el periodo de sus estudios de primaria. En compensación podía dedicar largos ratos a la contemplación de la naturaleza, los animales y las plantas. De aquí que estos elementos fueran una base para el futuro desarrollo de sus conceptos arquitectónicos.

La saga de Gaudí

A pesar de las dificultades para determinar los orígenes del linaje de Gaudí, varios indicios apuntan que por parte paterna, las primeras referencias de alguien denominado Gaudí en Riudoms, las tenemos en un Joan Gaudí – hijo de Antoni y de Joana – que en los alrededores de 1630 ya vivía allí, al parecer procedente de alguna población de la Occitània y más concretamente la región de Alvèrnia donde el apellido Gaudí con diferentes grafías como Gaudy, Gaudin o Guaudin eran y todavía son relativamente frecuentes. Este primer Joan Gaudí que se estableció en Riudoms, se casó en el año 1634 con Maria Escura con quien tuvo tres hijos. Se casó nuevamente, en segundas nupcias con Caterina Esquer con la que tuvo cuatro hijos. Uno de los hijos del primer matrimonio llamado Joan fue el heredero. Se conserva el testamento del primer Joan Gaudí datado el 21 de abril de 1638 y que el historiador Joan Torres i Domènech ha publicado. Se trata de un interesante documento muy extenso escrito naturalmente en catalán donde se intercalan palabras occitanas que reflejan sus orígenes. Joan Gaudí i Escura de oficio tejedor, se casa en el año 1663 con Maria Oriol. Su hijo Joan Gaudí i Oriol de oficio labrador, se casó con Vicenta Coll y su hijo Josep Gaudí i Coll, se casó con Maria Figueras. El hijo de estos últimos, nacido en el año 1739, que también es labrador, se casó en el año 1767 con Francesca Salvany i Serra, hija de calderero. Su hijo Francesc Gaudí i Salvany, nacido en el año 1773 también calderero como su abuelo materno, se casó con Rosa Serra i Torroja de Reos a quien llamaban "La calderera". Este matrimonio son los abuelos de nuestro arquitecto Antoni Gaudí i Cornet, hijo de Francesc Gaudí i Serra y Antònia Cornet i Bertran, que se habían casado en la Iglesia Prioral de Sant Pere Apòstol de Reus, tal y como decíamos al principio del capítulo precedente. Por parte materna, la familia era procedente de Santa Coloma de Queralt, población situada en la comarca de la Conca de Barberà, donde tenían una masía llamada Mas Cornet situada en pleno campo cerca del casco urbano.

Estudios y primeras actividades profesionales

Gaudí tuvo su primer contacto con la escuela en 1860 – a la edad de siete años, en el parvulario de Francesc Berenguer – padre del arquitecto y futuro colaborador suyo Francesc Berenguer – 1866-1914 -, que estaba situado en la calle Monterols de Reus. Realizó sus estudios de bachillerato en las Escuelas Pías de Reus que estaban situadas en el antiguo convento de Sant Francesc de esta población, en donde se matriculó por primera vez para el curso 1863/64 a la edad de once años. Su expediente académico – que todavía se conserva – presenta unas calificaciones "normales" que fueron mejorando con el transcurso del tiempo. Su salud, por otro lado, iba mejorando, lo que le permitiría incorporarse a las excursiones que se organizaban en la escuela. También intervenía en actividades extraescolares como su colaboración como dibujante en el semanario escolar manuscrito "El Arlequin" i también alguna incursión como escenógrafo para el teatro de la escuela. Estas actividades las realizó junto con sus amigos Eduard Toda y Josep Ribera, con quienes posteriormente colaborará en la reconstrucción del Monasterio de Poblet. En 1868 se traslada a Barcelona, juntamente con su hermano Francesc para estudiar en el Instituto de Enseñanza Media y posteriormente, una vez superada esta fase y dentro del curso de acceso a la Escuela Provincial de Arquitectura debe superar tres exámenes de asignaturas libres en la propia escuela, más otras tres asignaturas en la Facultad de Ciencias. Superados estos exámenes, ya se pudo matricular en la citada Escuela Provincial de Arquitectura en el año 1873 para estudiar esta carrera que constaba de seis cursos: uno de ingreso, un segundo preparatorio cuatro cursos más. Mientras tanto toda su familia se había trasladado a Barcelona. Inicia con Eduard Toda y Josep Ribera el proyecto de restauración del Monasterio de Poblet, proyecto que culminará Toda unos años más tarde y en el que ya se muestran las tendencias arquitectónicas del joven Gaudí. Ya a partir del mismo año 1873 en que inicia sus estudios de arquitectura, empieza su colaboración con Francesc de Paula Villar y Lozano – el primer arquitecto de la Sagrada Familia – y Martorell i Sala que será determinante, más tarde, por su nombramiento como arquitecto director de la Sagrada Familia. Para pagarse los estudios, trabaja con Josep Fontseré en el proyecto del Parque de la Ciutadella, especialmente la fuente monumental, el Mercado del Born y en otros proyectos. También trabaja para Francesc de Paula Villar en el Camarín de la Virgen y el ábside de la Iglesia de Montserrat (1886-1887) y por Joan Martorell con quien trabaja como ayudante en la construcción del Convento de las Salesas y la Iglesia de los Jesuitas de la calle Casp de Barcelona (1882-1889). En los siguientes años, sigue simultaneando los estudios con otras actividades como el proyecto que presenta a un concurso convocado para la realización de un panteón para el músico Anselm Clavé – que Gaudí y otros concursantes se ven obligados a retirar en favor del proyecto de Lluís Domènech i Montaner y Josep Vilaseca -. En el año 1875 realiza la torre de aguas para el depósito del Parque de la Ciutadella. En el año 1874 empieza el servicio militar en el ejército español que durará hasta 1877. La fecha de incorporación es el 7 de Julio y el cuerpo a que se incorpora es el Arma de Infantería de Barcelona, siguiendo posteriormente – Diciembre de 1876 – en la Administración Militar. Al acabarse la guerra carlista, fue declarado Benemérito de la Patria, aunque él no intervino en las luchas. Los documentos de su paso por el ejército, nos permiten conocer algunos aspectos curiosos de este periodo, como por ejemplo que lo califican de delineante , que su ficha no aclara si era nacido en Reus o en Riudoms, que se tuvo que pagar su vestuario militar que le costó 37,25 pesetas de la época, etc. El año 1876, es un año trágico para Gaudí, porque mueren su madre y su hermano Francesc. Esto le origina una crisis que afecta fuertemente su orientación religiosa. Sigue sus trabajos, ahora como delineante de maquinaria en la empresa Padrós y Borràs. También realiza varios proyectos escolares. En 1877, presenta un proyecto orientado a la Industria para un concurso para la Escuela de Artes aplicadas del Ateneu Barcelonès, que no es premiado. Durante todo el periodo de estudios universitarios, Gaudí simultanea sus estudios de arquitectura con la asistencia a clases de Historia, Filosofía, Economía y Estética, puesto que está interesado en una visión global del mundo que naturalmente influirá poderosamente en su concepción arquitectónica a la que aplicará no sólo una visión estética, sino también conceptos políticos y sociales.

Finalización de los estudios de arquitectura

El año 1878 es crucial en la vida de Gaudí, puesto que: El 4 de Enero hace su examen final de la carrera de arquitectura. El 15 de Marzo obtiene oficialmente el título de arquitecto, ya que el Director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura había incluido su nombre entre los cuatro que figuraban en el expediente que, en fecha 11 de Febrero de 1878, había enviado al rector de la Universidad, para que se les otorgara el Título de Arquitecto. Conoce a Eusebi Güell y Bacigalupi – conde de Güell – para quien construirá una parte muy importante de su obra. (Ver Los amigos de Gaudí) Durante este periodo, Gaudí vivió en diferentes domicilios en Barcelona con su padre y su sobrina disminuida psíquica Rossita Egea Gaudí de quien se hace cargo al morir su hermana Rosa en 1879. Realiza una serie de trabajos que no tienen sólo que ver con la arquitectura, sino también con la decoración y el mobiliario, ámbitos estos a los que dedicará una gran atención durante toda su vida. Algunos de estos trabajos son: • El proyecto de su propia mesa de trabajo. • Diseña los muebles para la capilla del panteón del marqués de Comillas. • Por encargo del alcalde de Barcelona, realiza las farolas de la Plaza Real. • Por encargo del comerciante en guantes Esteve Comella, realiza una vitrina en hierro forjado, madera y vidrio para la presentación de sus productos a la Exposición Universal de París. • Construye un teatro en el barrio de Sant Gervasi en Barcelona. • Construye un edificio de viviendas para la Cooperativa Obrera de Mataró. • Construye un quiosco para la venta de flores. • Durante el verano de año empieza a escribir un diario sobre arquitectura que se conoce como "Los Manuscritos de Reus".

Inicios profesionales

Su vida profesional se desarrolló en Barcelona, donde se puede contemplar la parte mas fundamental de su obra. La situación social en que vivió, una época de fuerte desarrollo económico y urbanístico de la ciudad, el patronazgo de una poderosa clase mediana con deseo de acercarse a las tendencias imperantes en Europa, la coincidencia con el fenómeno de la "Renaixença", sirvieron de "caldo de cultivo" a la fantasía e imaginación desbordante de Gaudí. Como es natural, sus actividades profesionales se desarrollaron en talleres de arquitectos prestigiosos de la época. Entre estos podemos señalar a Francesc Villar i Lozano, arquitecto del obispado de Barcelona y primer arquitecto de la Sagrada Familia, con él colaboró en la realización del Camarín de la Virgen en el Monasterio de Montserrat. Ya hemos comentado también, su colaboración con otras prestigiosos profesionales de la época que le permitieron ir perfeccionando su conocimiento de las técnicas arquitectónicas. Recordamos aquí, su colaboración con Martorell i Sala y Josep Fontseré. La vida sentimental de Gaudí Poquísima información existe sobre la vida particular de Gaudí y en especial de su vida sentimental, sabemos, pero, algunos pequeños detalles como su platónica relación con una dama, Pepeta Moreu que conoció en Mataró mientras llevaba a cabo el proyecto de la Cooperativa obrera. Parece que esta relación fue muy poco intensa y la dama, finalmente lo rechazó para casarse con otro hombre. Uno de sus biógrafos, Joan Bergós, nos habla en su libro "Antoni Gaudí, arquitecto genial. Vida y obra" publicado el año 1972 de tres relaciones frustradas de Gaudí, pero la verdad es que no tenemos noticias, y excepto el caso de Pepeta Moreu, de las otras dos damas no sabemos ni siquiera el nombre. Con respecto a la mencionada Pepeta Moreu, parece ser que era una mujer de figura esbelta, de cabellos rojizos, a quien Gaudí conoció durante el período en que estuvo en Mataró en la Cooperativa obrera en la que parece también que la mujer trabajaba. Parece ser que finalmente Pepeta se casó con un rico industrial llamado Josep Caballol y que más tarde al morir este, se volvió a casar con Josep Vidal y Gomis empresario de cine bastante conocido en Barcelona. La gran mayoría de sus biógrafos, están de acuerdo al aceptar que la vida sentimental de Gaudí fue casi inexistente. No en vano su sobrina, Rossita Egea, nos dice que no tuvo relaciones amorosas, puesto que ni siquiera miraba a las mujeres. Esta casi inexistencia de relaciones femeninas conocidas de Gaudí, ha llevado a algunos autores a suponer una posible homosexualidad del arquitecto, pero esto no tiene ninguna base documental y debe considerarse como altamente improbable. En el aspecto sentimental pues, Gaudí parece haber sido siempre un personaje tímido y reservado con una casi totalmente inexistente experiencia en materia amorosa, tal y como nos dice su biógrafo J. J. Navarro Arisa. En realidad, el mundo profesional que rodeaba a Gaudí era un mundo totalmente masculino y sólo la presencia de su sobrina Rossita rompía esta situación. La plenitud Este periodo de la vida de Gaudí se desarrolla básicamente entre los años 1883 y 1917 y empieza con los proyectos de la Casa Vicens en Barcelona y El Capricho en Cantabria – España -. El conde Eusebi Güell le encarga la construcción de una entrada, una conserjería y unas caballerizas para su finca de Pedralbes. Esta obra todavía de pequeñas dimensiones, tiene una notable importancia por los criterios arquitectónicos muy renovadores que se irán desarrollando en la futura obra de Gaudí y los elementos de simbología catalanista que incluye – la mención al jardín de las Hespèrides -, procedente de la Atlàntida de Jacint Verdaguer. El dragón de hierro forjado de la entrada entre los dos cuerpos de edificios, se ha consolidado como uno de los símbolos de la ciudad de Barcelona. Además de su intensa actividad como arquitecto, Gaudí se muestra muy interesado por los aspectos históricos nacionales de Catalunya. Esto lo hace desarrollar una intensa actividad con los sectores culturales afines y es este un periodo en que realiza numerosos viajes y encuentros con otros artistas catalanes que sienten sus mismas inquietudes. Así, podemos mencionar su viaje al monasterio de Poblet o su participación en el encuentro de catalanistas de ambos lados del Pirineo en Elna (Rosselló) con Verdaguer, Marià Aguiló, Àngel Guimerà, Masriera, etc. La actividad en el despacho del arquitecto empieza a ser muy intensa, con un equipo de profesionales dirigidos por el incondicional Francesc Berenguer. El año 1885, Gaudí ya realiza el primer proyecto de planta de la Sagrada Familia. El periodo de extraordinaria expansión de la ciudad que se vive en estos últimos años del siglo XIX, es también muy intenso para Gaudí que en el año 1984 recibe el encargo del conde Güell para construir La que será su residencia, el Palacio Güell, en la calle Nou de la Rambla, entonces calle Conde del Asalto. Este Palacio que se acabó en 1889, nos muestra ya muy consolidadas las características básicas de las construcciones civiles Gaudinianas, con su coherencia interna, dentro de unos espacios lujosos y a la vez austeros y según el ya mencionado biógrafo de Gaudí Navarro Arisa, inquietantes. El Palacio fue muy importante por la celebración de la Exposición Universal de 1888, por las ceremonias que se realizaron y que nos pueden dar una idea del prestigio del conde Güell. Gaudí realizó esta proeza en un espacio relativamente pequeño, un solar de 22×18 metros. El interior es mucho más que el sobrio exterior, la muestra de la brillante capacidad de Gaudí para proyectar espacios de una originalidad y funcionalidad realmente excepcionales. El año 1887 Gaudí acepta el encargo del obispo Joan Baptista Grau y Villespinós por construir el Palacio episcopal de Astorga, en la que Gaudí encontrará grandes dificultades, especialmente desde la muerte del obispo y que finalmente abandonará sin acabar. Las obras no se acabaron hasta mucho más tarde y bajo la dirección de otros arquitectos. Dentro de esta actividad frenética, el año 1889 Gaudí se hace cargo de las obras, ya empezadas delColegio de Santa Teresa. Aquí, como en la Sagrada Familia, Gaudí tendrá que continuar una construcción ya bastante adelantada – los muros ya alcanzaban los dos metros de altura -. El edificio con planta rectangular de 58×18 metros sorprende por su sencillez en la que se adivina el misticismo de la fundadora de la orden Santa Teresa de Jesús. La aportación arquitectónica más singular de esta construcción es, quizás, el arco parabólico que se repite con unos efectos de una notable brillantez. El mes de diciembre del año 1891 Gaudí firma los planos de la Casa Botines de León. El año siguiente empieza la construcción de la fachada de la Natividad de la Sagrada Familia y sólo un año más tarde, realiza el proyecto para la iglesia de la Colonia Güell. En 1895, Gaudí inicia por encargo de Eusebi Güell las obras de la Bodega que se conoce por el nombre de su promotor en Garraf y que se acabarán el 1901. En este trabajo, la intervención de Francesc Berenguer es tan decisiva, que algunos autores lo consideran a él más que a Gaudí como su arquitecto. El año 1898 es decisivo, puesto que Gaudí empieza las obras de tres obras muy importantes: la Casa Calvet que se acabará el 1900, elPark Güell las obras del cual se prolongarán hasta el 1914, siendo abandonadas en este año por dificultades económicas y finalmente la Casa Figueras, también conocida como Bellesguard, que se acabará en el año 1909 . Entre 1901 y 1903 realiza algunas obras menores, como la valla de la Finca Miralles, probablemente el Chalet del Catllaràs y mantiene los primeros contactos para estudiar las obras de remodelación del interior de la Catedral de Palma de Mallorca, que le encarga el obispo Campins, obras que durarán 10 años y quedarán inacabadas. Los años siguientes serán cruciales, porque Gaudí proyecta algunas de sus obras esenciales, el proyecto de remodelación de la Casa Batlló, el proyecto de la Casa Milà – La Pedrera – e inicia la cripta de la Colonia Güell. El 1906, el 23 de octubre muere su padre Francesc Gaudí i Serra a los 93 años en la Casa Gaudí del Park Güell en que vivían juntos desde el año anterior. La Casa Batlló recibe el premio del Ayuntamiento de Barcelona a una de las mejores construcciones del año. En 1917, diseña la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia.

Últimos años

Los últimos años de su vida, Gaudí se concentra en la construcción de la Sagrada Familia. Como consecuencia de la progresiva evolución de su fe religiosa, entra en un profundo análisis de todos los aspectos de la religión católica, incluidos los litúrgicos, que le permitirán entrar en todos los detalles constructivos de su templo. El último año de su vida lo vivió en la Sagrada Familia. Tras su muerte Gaudí cayó en un injusto olvido, y su obra fue denostada por la crítica internacional por barroca y excesivamente fantasiosa. En su tierra natal fue igualmente menospreciado por la nueva corriente que sustituyó al modernismo, el novecentismo, estilo que retornaba a los cánones clásicos. En 1936, durante el transcurso de la Guerra Civil Española, fue asaltado el taller de Gaudí en la Sagrada Familia, destruyéndose gran cantidad de documentos, planos y maquetas del arquitecto modernista. Su figura comenzó a ser reivindicada en los años 1950, por Salvador Dalí en primer lugar, seguido del arquitecto Josep Lluís Sert. En 1956se organizó una retrospectiva sobre Gaudí en el Salón del Tinell de Barcelona, y en 1957 su primera gran exposición internacional, en el MOMA de Nueva York. Asimismo, entre los años 1950 y 1960, los estudios de críticos internacionales como George Collins, Nikolaus Pevsner y Roberto Pane dieron gran difusión a la obra de Gaudí, mientras que en su tierra natal era reivindicado por Alexandre Cirici, Juan Eduardo Cirlot y Oriol Bohigas. También es de remarcar el gran éxito obtenido por Gaudí en Japón, donde su obra es muy admirada, destacando los estudios realizados por Kenji Imai y Tokutoshi Torii. Desde entonces la valoración de Gaudí ha ido en aumento, culminando en 1984 con la proclamación de varias obras del arquitecto como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. En 1952, centenario del nacimiento del arquitecto, se fundó la Asociación de Amigos de Gaudí, para divulgar y conservar el legado dejado por el artífice catalán. En 1956 se creó la Cátedra Gaudí, perteneciente a la Universidad Politécnica de Cataluña, con el objeto igualmente de profundizar en el estudio de la obra gaudiniana y participar en su conservación; en 1987 el rey Juan Carlos I le concedió el título de Real Cátedra Gaudí. En 1976, con motivo del 50 aniversario de su muerte, el Ministerio de Asuntos Exteriores organizó una exposición sobre Gaudí que recorrió todo el mundo. Hombre de profunda religiosidad y de vida ascética, se ha propuesto la beatificación de Antoni Gaudí, proceso iniciado en 1998 por el arzobispo de Barcelona, Ricard Maria Carles. El año 2000 fue autorizado el inicio del proceso por parte del Vaticano. Con motivo del 150 aniversario del nacimiento de Gaudí se celebró el año 2002 el Año Internacional Gaudí, con multitud de actos oficiales, conciertos, espectáculos, conferencias, publicaciones, etc. Entre otros eventos, el 24 de septiembre de ese año se estrenó en el Palau d'Esports de Barcelona el musical Gaudí, sobre la vida y obra del arquitecto reusense, obra de Jordi Galceran, Esteve Miralles y Albert Guinovart. El año 2008 se instituyeron en su honor los Premios Gaudí, otorgados por la Academia del Cine Catalán, que reconocen las mejores producciones cinematográficas catalanas del año.

Influencias

Primeras vivencias de Gaudí

Las primeras vivencias de Gaudí cerca de su padre, de ofici calderero, debían prepararlo para la comprensión de los conceptos espaciales y la habilidad manual. La extracción social de sus padres de origen artesano y de oficio caldereros no facilitaba en absoluto la promoció social de los hijos. El hecho de que Gaudí pudiese cursar estudios universitarios, debió representar un importante sacrificio económico para su familia, però a cambio conseguirían un importante avance en la escala social. Cuando Gaudí vino a Barcelona para proseguir sus estudios, fue a vivir con su hermano al barrio del Born. Aquí ya pudo empezar a conocer algunos de los edificios más importantes de la ciudad, la iglesia de Santa Maria del Mar, una magnífica muestra de gótico catalán que representaba todo un ejemplo de lenguaje constructivo. Por otro lado, también se ha insistido y probablemente con razón que el monasterio de Poblet representó una de las bases en que el arquitecto comprendió la relación entre la arquitectura y los simbolismos religiosos y civiles en que se apoya la estructura social. Gaudí y sus compañeros Eduard Toda y Josep Ribera pudieron conocer a fondo las ruinas del monasterio entre los años 1865 y 1869, visión que les permitió poder desarrollar su idealismo juvenil primero y más tarde servirles de base para sus proyectos posteriores. De este periodo es el Manuscrit de Poblet que aunque escrito por tres adolescentes que se plantean la reconstrucción del cenobio, empezamos a adivinar la esencia de sus ideas no sólo arquitectónicas, sino también referentes a la estructura productiva y social necesaria para llevarlo a cabo. Algún autor ha llegado a decir que las ruinas del Monasterio de Poblet fueron el "laboratorio arquitectónico" de Gaudí. La Escuela de Arquitectura de Barcelona Su estancia como estudiante en la Escuela de Arquitectura le permitió conocer a prestigiosos profesores que no eran mucho mayores que él. Efectivamente, la Escuela era de fundación muy reciente y los profesores eran generalmente jóvenes. Entre ellos destacaba Lluís Domènech i Montaner que fue uno de los pilares de la eclosión del Modernismo.

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]