Casanova

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

“Como consideraba que había nacido para el bello sexo, lo he amado siempre y me he hecho amar por él cuanto he podido.”

Giacomo Girolamo Casanova (n. 2 de abril de 1725, en Venecia, República de Venecia – 4 de junio de 1798, en Dux, actual Duchcov, Bohemia (República Checa) fue un famoso aventurero, escritor, diplomático y agente secreto veneciano.

Cuando uno evoca el nombre de Casanova, le viene a la mente, inevitablemente asociada, la imagen del seductor por antonomasia; y es que la leyenda del personaje: conquistador lujurioso, de insaciable lubricidad, ha llegado a eclipsar al hombre.

Infancia y adolescencia

Hijo de comediantes: su madre llamada Zaretta Farussi, que viajaba por toda Europa con sus espectáculos, y su padre Gaetano Casanova, que murió cuando Giacomo tenía 8 años. Sus padres tuvieron 4 hijos más y no deseaban que ninguno de ellos se dedicara a ser actor. Su habilidad intelectual comenzó desde pequeño, gracias a la educación eclesiástica impartida por el abad Gozzi. Tradujo un pentámetro latino y cuatro años después realizó un par de tesis (una sobre Derecho Civil y otra sobre Derecho canónico). Aprendió filosofía y ciencia del senador veneciano Malipiero, pero poco tiempo después la relación entre ellos desapareció cuando Casanova tuvo un lío con la favorita del senador, una cantante llamada Teresa.

Las grandes aventuras

Con 21 años su madre entonces lo lleva a Roma para que entre al servicio del Cardenal Acquaviva y adopta la condición de fraile, que no le impide seguir con sus escarceos amorosos. Es a partir de este hecho cuando empiezan los grandes viajes y aventuras, nomadeando por toda Europa. En esta primera etapa pasa por Corfú y Constantinopla, para luego volver a Venecia y hacerse violinista, aunque se cansó pronto de este oficio. Sus affaires son continuos allá por donde va.

Se ofrece poco después gracias a su cultura para ser médico de un patricio veneciano (Matteo Bragadin). Casanova logra curar al patricio de un reciente infarto y consigue que le entregue una gran suma de dinero y lo introduzca en la magia y la cábala. Llega a los oídos de la inquisición la posesión de unos libros prohibidos que Casanova guardaba en su biblioteca. Por esto tiene que huir de Venecia. Entre 1749 y 1752, recorrerá Milán, Cremona, Cesena, Parma, de nuevo Milán, Génova, Lyon, París y Dresde. En estos años, entre otras mujeres, conoció a Henriette, con la que llegó a estar nueve meses relacionado pero que se separaron, aunque ella siempre tuvo presente a Casanova y en varias ocasiones mandó que lo cuidaran cuando estaba enfermo.

En 1753 vuelve a Venecia y en 1755 es arrestado y encarcelado en los Piombi, o prisión de los ‘Plomos’. Un año después escapa increíblemente acompañado de un monje que conoce en prisión y se exilia durante 18 años. Se marchó a París donde se codeó con Luis XV, Madame de Pompadour y su corte. Tuvo gran confianza por parte de los reyes, se le atribuye la lotería estatal francesa en 1757 participando en la creación con celebridades políticas y nobles, además de realizar diversas misiones secretas y visitar a Voltaire, con quien no llegó a tener una amistad por diferencias de pensamiento político. Sin embargo, no desaparecían sus ajetreos. Un fraude en un negocio textil, falsificación de letras de cambio. De nuevo huye y vagabundea por Europa.

En esta parte de su vida inventa un alter ego con título nobiliario, pasando a llamarse Chevalier de Seingalt. Poco después apareció por Zúrich donde se enclaustra en una abadía, en Roma recibe una condecoración del papa Clemente XIII, deja embelesado a Federico II el Grande de Prusia, ofreciéndole este el mando de los cadetes de su ejército, conoció a Catalina la Grande en San Petersburgo, cuando fue a Polonia elaboró una historia acerca de la violencia política en ese país, en Madrid concibe un plan para que suizos y alemanes allí residentes formen una colonia en Sierra Morena, y en Barcelona es arrestado en la cárcel durante 42 días por un affaire con la esposa del Capitán General del ejército (1768).

Deambula ahora por Italia, en donde tiene más escarceos amorosos y visita por segunda vez a su hija, Leonilda en Nápoles. Ella está casada con un noble, masón por el cual Casanova tiene gran simpatía, ya que él también era masón. Como el noble no puede darle un hijo a su esposa ya que está gravemente afectado por la gota, le pide a Casanova que se acueste con ella (sin saber que es el padre). Así pasan unas semanas en la casa de campo del noble en donde tiene affaires con una de las doncellas con el propósito de disimular sus movimientos en la casa, con Leonilda y con Lucrezia (la madre de su hija y suegra del noble).

En 1771 se decanta por escribir una obra llamada Lana caprina, que cuenta las divagaciones de dos profesores universitarios sobre si la capacidad de razonamiento de las mujeres está afectada por el útero, y además tradujo La Ilíada de Homero. De nuevo va a Venecia, no sin antes haber cumplido una misión a favor de la ciudad para poder entrar. Pero otra vez la perdición, esta vez por vengarse de la acusación de unas deudas por un noble llamado Carlo Grimani. La venganza consistió en publicar una novela en donde decía que Carlo era hijo ilegítimo. De nuevo el destino lo invita al exilio en 1783.

Últimos años

Otra vez comienza otro tour de viajes partiendo de Viena, para ir después a Bolzano, Augsburgo, Aquisgrán, Spa, París, de nuevo Viena, Dresde, Berlín, Praga, donde se encuentra con Wolfgang Amadeus Mozart, que casualmente estaba componiendo su ópera Don Giovanni. Se dice que esta ópera está inspirada un poco en los romances e historias que contó al compositor cuando se volvió a encontrar con él una vez más en Viena. En 1785 se hizo amigo del conde de Waldstein, que era un aficionado a la masonería, algo que comparte con Casanova, y este conde le ofrece a Casanova el hacerse cargo de la biblioteca de Dux en Bohemia. Aquí no llega a ser feliz y comienza a escribir sus memorias en una autobiografía como terapia a su tristeza. No llegó a terminar sus memorias, ya que murió en 1798 con 73 años y le quedaron 27 años por contar de sus aventuras amorosas y demás avatares. Dejó escrito en el prólogo de sus memorias: «Comienzo declarando al lector que, en todo cuanto he hecho en el curso de mi vida, bueno o malo, estoy seguro de haber merecido elogios y censuras, y que, por tanto, debo creerme libre.»

Valor literario y fortuna de la obra de Casanova

Se ha discutido en abundancia acerca del valor literario y de la validez histórica de la obra de Giacomo Casanova. Entretanto es necesario distinguir entre la obra autobiográfica y el resto de su producción. A pesar de sus esfuerzos personales por acreditarse como literato, historiador, filósofo e inclusive matemático, Casanova no obtuvo en vida, y tampoco en la muerte, ninguna gran notoriedad y ningún señalado éxito. Toda su obra fue con suma frecuencia, ocasional, lo que pretende decir que sus escritos fueron creados para obtener algún beneficio: pongamos como ejemplo la recusación de la obra de Amelot de la Houssaye —redactada en gran parte durante la detención en Barcelona en 1768— cuyo objetivo era el de congraciarse con el gobierno veneciano para obtener el tan esperado indulto.

Cosas parecidas pueden decirse para obras escritas con la esperanza de obtener prebendas de Catalina II de Rusia o de Federico II de Prusia. Otros trabajos, como el Icosameron, deberían haberle otorgado éxito literario, pero no fue así. El primer verdadero éxito editorial lo obtuvo con la Storia della mia fuga dai Piombi, que tuvo una difusión inmediata y varias ediciones, ya sea en italiano o en francés. Al parecer Casanova no adjudicaba valor a sus criaturas autobiográficas y a su éxito, y continuaba persiguiendo, de continuo, un clamor literario con obras que no poseyeran dicho carácter autobiográfico; pero tal éxito en el orden de esta categoría, no lo alcanzó jamás.

Estos aspectos que vamos señalando fueron agudamente observados por un autor contemporáneo, el príncipe Charles-Joseph de Ligne, quien escribió que la fascinación de Casanova estaba toda ella en sus relatos autobiográficos, fueran verbales o escritos. O sea, esas narraciones vivas de salón, de sus aventuras, que terminaban en la posterior estampa impresa. Era brillante y encantador cuando narraba aventuras de su vida, según De Ligne, pero terriblemente aburrido, negativamente prolijo y meticuloso cuando hablaba o escribía incursionando en otras materias.

La gran obra, la «verdadera» obra de Casanova, la Histoire…, en la que había trasegado o infundido todo de sí mismo, fue escrita en los últimos años de su vida, y quedó inconclusa, porque la vida no le dio tiempo para acabarla. Aparte está el tema de que la obra, en su plasmación original, era prácticamente impublicable. Era mucho lo dicho no conveniente para los modos y maneras de la época, con alusiones a personajes vivos muy conocidos. El manuscrito fue adquirido por Heinrich Brockhaus en 1821 y dada a la luz entre 1826 y 1838, en versión notablemente retocada. El autor de este manejo fue Jean Laforgue, que no se limitó meramente a purgar de inconveniencias los contenidos, suprimiendo todos los pasajes «audaces», sino a variar la ideología del autor.

En el plano político-ideológico, el contenido fue distorsionado. Jamás dejó Casanova de ser un conservador en todo de acuerdo con las clases dominantes. En estos interesados retoques poco faltó para hacer de él un jacobino adversario de las oligarquías históricamente poseedoras de todo el poder político y social. Porque bien puede decirse que Casanova fue un rebelde y un transgresor, pero nunca que no fue un sostenedor del Ancien régime, como lo demuestran con total claridad todo su epistolario, algunas obras específicas y la misma obra fundamental, la Histoire.

Para la edición definitiva de las memorias se debió aguardar hasta que la casa Brockhaus decidiera publicar, junto al editor Plon de París (desde 1960 a 1962), el texto original sin enmiendas, bajo el respetuoso cuidado de Angelika Hübscher.

Casanova debe ser considerado sin dudas como el primer escritor de costumbres moderno. No se encuentra en él ningún temor de revelar situaciones, inclinaciones, actividades, tramas y sobre todo, confesiones, que eran, para la época e incluso para siglos posteriores, absolutamente no referibles. Naturalmente, el primer problema fue el de haber citado personajes de primer plano en circunstancias muy cercanas a sus propias acciones. Las memorias están así abarrotadas hasta lo inverosímil de los actores principales de la historia europea del siglo XVIII. Sea en lo atinente al plano político o cultural. Todas estas circunstancias no dejan de estar vinculadas a lo que hoy no es tan importante: la «inmoralidad» de la obra casanoviana.

Esto último debe entenderse como controversia con las costumbres, los formalismos y la hipocresía de ese siglo y del siglo siguiente, todavía más fóbico que el precedente. Casanova ha sido en alguna manera un adelantado en los tiempos y de este modo era un hombre de avanzada para su época.

Es imposible enumerar en la literatura moderna todas las referencias de una figura que ha resultado arquetípica. A este respecto se debe citar a los «casanovistas», serie de investigadores que se han ocupado más o menos profesionalmente de la vida y la obra de Casanova. A esta gran legión de estudiosos se deben infinitas identificaciones de personajes, revisiones múltiples y encuentro de masa documental. Aunque parezca poco creíble, una gran parte de la obra casanoviana está todavía inédita. La grafomanía de Casanova fue proverbial. Su vida, a partir de cierta etapa, devino la de un hombre consagrado totalmente a la escritura.

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]