Cayo Julio Cesar

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2 3

Cayo Julio César  fue un líder militar y político de la era tardorrepublicana (Latín: Gaius Iulius Caesar Roma, Italia, 13 de julio de 100 a. C. – Ibídem, 15 de marzo de 44 a. C.)

Contenido:

  1. Julio Cesar
  2. Su vida temprana, juventud y primeros años en la política
  3. César aliado a Craso y Pompeyo forja su camino al poder
  4. Galería de fotos de Cayo Julio Cesar
  5. El Triunvirato
  6. La guerra de las Galias
  7. Antecedentes hacia La Guerra Civil
  8. Guerra Civil
  9. Poder absoluto
  10. El asesinato
  11. Problemas físicos
  12. Difamación por sus enemigos

Julio Cesar

Su nombre original Gaivs Ivlivs Caesar -Gayo Julio César-, pero ya con el culto al emperador bien sólido en Roma a partir del 42 DC pasó a ser conocido como “IMP C IVLIVS CÆSAR DIVVS” -Imperador Gayo Julio César el Divino-. Gayo Julio César es bajo el nombre que nosotros lo identificamos popularmente, donde Gayo es su praenomen, nombre de pila, Julio su nomen, el cual identifica su pertenencia a la tribu Julia y César, el cual se convertiría en sinónimo de emperador, era su cognomen, o sobrenombre.

Cuando nos referimos a uno de los mayores referentes de la historia humana es de gran dificultad separar al hombre de la leyenda. Más allá de cualquier relato digno de la mitología con el que nos podamos encontrar, de algo que si podemos estar absolutamente seguros es que Julio César fue en vida muchas cosas, y al contrario del que generalmente abarca mucho y hace poco, el fue eficiente en casi todos sus cometidos. Un general intrépido con un don para la estrategia, un político ambicioso, un estudioso de la literatura y las culturas foráneas, la ingeniería y las leyes, prosista y orador decorado. Sin embargo una de sus más importantes características, al menos para la historia, es que también fue cronista de sus propias campañas, lo que ha permitido que lleguen a nuestros días sus más profundos pensamientos en el arte de la guerra y la política.

Generalmente el gran denominador de las personas considera a César como un referente de Emperador, pero esto es errado. César no fue Emperador. Si bien César gozó de varios títulos siendo el más destacado el de Dictador -título que poseía al momento de su muerte- su nombramiento o título de Imperator comenzaría a utilizarse regularmente solo muchos años después de muerto -para la historia oficialmente el primer Emperador Romano ha sido Augusto-.

Dentro de las cualidades y características de esta inmensa persona hay algo de lo que podemos estar seguros, y es que César pasa a la historia como otros pocos hombres lo han hecho. Durante siglos fue modelo a seguir de aquellos que soñaron obtener el poder total y absoluto. Podemos decir que para la historia César fue un grande entre los grandes, proclamado y luego divinizado por Augusto, sería puesto al lado de Apolo introduciéndolo así como un dios en la mitología Romana, pero son sus acciones en la Tierra las que nos perplejan y asombran aún dos milenios después de ser cometidas.

Su vida temprana, juventud y primeros años en la política

César nació el 13, algunas fuentes citan el 12, de Julio -Quintilis, como se lo conocía a este mes en un principio que era el quinto mes del calendario Romano y que luego sería nombrado Julio en honor a César- del año 100 AC. En una familia patricia -gens Julia, la cual remontaba su ascendencia a Venus, hija de Júpiter el Atronador -Zeus para los Griegos- y también pretendían estar emparentados a Eneas -el héroe de la Eneida-. Aunque su familia era de la antigua aristocracia Romana esta era una familia pobre, en relación a los otros clanes, pero a pesar de esto era influyente tanto en prestigio como en categoría, habiendo dado cónsules a Roma en varias oportunidades. Hijo de Cayo Julio César -padre de nombre homónimo- y Aurelia, quienes vivían en una ínsula del modesto y humilde barrio de Subura. Pero la situación de la familia comenzó a mejorar cuando cuando su tía Julia se casa con Gaius Marius -anterior al nacimiento de César-, un reconocido militar, padre de la reforma y Cónsul de la República en 7 ocasiones que además de su influencia política era un hombre muy rico, la familia pasa a tener un mayor status económico y a incrementar cuantiosamente su cantidad de dinero y de bienes. César desde muy joven soñaba con convertirse en “padre de la patria” y ser un gran militar, reconocido y vitoreado por sus pares. De joven desarrolló una gran habilidad por la oratoria y la política -tal fue su nivel de oratoria que más adelante en el tiempo Cícero diría que nadie podría hablar mejor que César-.

 

César no accedió a un tutor Griego como el resto de los jóvenes patricios, en cambio su padre contrato a un tutor privado Galo, Marco Antonio Grifón. Con el aprendió letras, distintas artes y sobretodo aprendió la lengua Celta -seguramente sin saber lo útil que le sería en el futuro-.

Su primer matrimonio no fue por romance sino por complacer los deseos de su padre. La elegida fue Cossutia, pero el matrimonio duró poco ya que al morir su padre en el 85 AC César se divorcia para unirse con Cornelia. Su relación se vería en peligro cuando en el 82 AC Sula, o Sila depende la traducción que más les guste, toma el poder de Roma y obliga a César a divorciarse de Cornelia, la cual era hija de Cinna -personaje odiado por Sula, al ser uno de los mayores ayudantes de Marius, enemigo natural de Sula-. Este ordenamiento fue una estratagema política por parte de Sula, quien no apreciaba a César, y que bajo ningún motivo veía con buenos ojos la ambición de poder, deseo y sueños de conquista que el joven César llevaba constantemente consigo a cuestas; de hecho lo consideraba “Peor que muchos Marius”. No siendo poco lo anteriormente mencionado, César tenía otra característica que molestaba a Sula en demasía, y eran los lazos familiares de César con Gaius Marius -el mayor enemigo de Sula en la guerra civil, misma que lo vio triunfante y llevó al poder-. Pero César no acata a este ordenamiento y rehúsa a divorciarse de Cornelia, razón por la que instantáneamente Sula lo declara enemigo público. Una posición difícil ya que su cabeza pasa a tener un precio -de hecho es perseguido por los Esbirros pero César logra salvar su vida al pagarles 12.000 Denarios por dejarlo vivo-. Al poco tiempo, y producto de la constante persecución, huye de Roma. Esta proscripción no sería un problema relativamente grande en la vida de César, quien para su suerte contaba también con parientes en el bando de Sula y gracias a la mediación de un tío materno, Aurelio Cota, se le proporciona el indulto por parte del Dictador.

Buscando incrementar su Cursus Honorum y llevar sus ambiciones a un plano más alto César no vuelve inmediatamente a Roma, a pesar de haber sido perdonado, y se convierte en asistente militar de Marco Termo. Destacándose por su valor en combate es premiado con la Corona cívica al salvar una cantidad grande de legionarios tras una arriesgada maniobra. Luego de la muerte de Sula en el 78 AC César regresa a Roma para emprender su carrera política, acercándose mucho más a los Populares -los partidarios de Marius-.

Como si fuera un designio el que su vida sería movida y cargada de aventuras, en el 75 AC es capturado por piratas pero vuelve a huir, y una vez liberado organiza una flota donde atrapa a los piratas en su isla y los crucifica como les había prometido en cautiverio, pero ordena quebrarles las piernas así su muerte sería más rápida ya que consideraba que estos lo habían tratado correctamente. Nos cuenta Suetonio de este hecho

Reportaje a J Cortázar – Fernando Pessoa Vida y obra – ¿Qué es el Surrealismo? – Qué es la gramática española – Semiótica cultural de la sociedad de imágenes – La metáfora

Calmada la insurrección civil, acusó de concusión a Cornelio Dolabella, varón consular a quien se habían otorgado los honores del triunfo; absuelto el acusado, decidió César retirarse a Rodas, tanto para prevenirse de sus enemigos, como para descansar y oír al sabio maestro Apolonio Molón. Durante la travesía, que hizo en invierno, le hicieron prisionero unos piratas cerca de la isla Farmacusa. Permaneció en poder de ellos cerca de cuarenta días, conservando siempre su entereza, sin otra compañía que su médico y dos cubicularios; porque inmediatamente envió a todos sus compañeros y al resto de los esclavos a que le trajesen el dinero preciso para el rescate. Se concertó éste en ciento cincuenta talentos, y en cuanto le desembarcaron, persiguió a los piratas al frente de una flota, capturándolos en la retirada y sometiéndolos al suplicio con que muchas veces los había amenazado como en broma. Por aquel entonces Mitrídates devastaba las regiones vecinas, y no queriendo aparecer César como indiferente a las desgracias de los aliados de Rodas, adonde marchó, trasladase al Asia, halló auxilio en ella, arrojó de la provincia al prefecto del rey y robusteció la fidelidad de las ciudades vacilantes..

En búsqueda de incrementar sus conocimientos César llega a Rodas para estudiar retórica y filosofía bajo la tutela de Apollonius Molo. Luego de concluidos estos estudios César vuelve a Roma para así continuar con su carrera política. En el 73 AC es elegido pontífice máximo -Pontifex Maximus, máxima autoridad religiosa, demostrando de ésta manera que contaba con un gran apoyo popular ya que se impone contra otros postulantes de mayor rango social-. César ocupa este cargo luego de la muerte de su tío, Aurelio Cota el mismo que lo salvó de Sula. -Como veremos más adelante César le debe mucho este familiar, no solo salvo su vida al conseguirle el indulto. También le dejó un puesto de poder entre la nobleza romana, y fue el quien le abriera las puertas a Craso, ya que éste formaba parte de su círculo personal de confianza-. Durante los años siguientes César dividiría su tiempo entre la política y las mujeres generando una áspera relación con la aristocracia. Esto, y un ataque a sus intereses llevaron a un deterioro de las relaciones.

César aliado a Craso y Pompeyo forja su camino al poder

Una sucesión de eventos importantes que moldearán el futuro político de Roma ocurren en este período, la rebelión de los esclavos liderada por Espartaco -La cual fue impulsada por las duras condiciones que estos padecían combinada con un fuerte descontento de la clase plebeya-. La rebelión de los esclavos genera una crisis de significante alcance en el seno en el Senado ya que no podían contener política ni mucho menos militarmente a los rebeldes, quienes conseguían triunfo tras triunfo en el campo de batalla encargándose de eliminar una y otra vez las legiones que eran enviadas a reprimir el levantamiento. Con cada derrota la crisis en el Senado aumentaba al punto de poner en peligro las relaciones senatoriales mismas. Ante semejante problema un hombre en cuya vida hizo del oportunismo una de sus mayores herramientas de ascenso se ofrece a eliminar la Rebelión. Este hombre era ni más ni menos que Craso, el más poderoso de los ecuestres, quien se se encarga de lidiar con este asunto siendo César uno de los que lo apoyan. En retorno por su apoyo lo mantiene a su lado y le otorga una buena posición. Craso es exitoso en su empresa y Espartaco es derrotado en el 71 a.C -por motivos que no discutiremos aquí, pero esta derrota se debe más a un error de Espartaco que a la habilidad militar de Craso-.

César continúa fortaleciendo su carrera y engrosando su Cursus Honorum, en el 68 AC a los 32 años César es nombrado Cuestor de Hispania -recaudador de impuestos en España-. Además de esto emprende expediciones militares contra tribus rebeldes del área. Podemos marcar este punto en la historia como el lugar de despegue de César, un período el cual le resultó tan fructífero para concretar sus ambiciones que sin duda alguna es aquí cuando nace el César magnánimo. A pesar de haber fallecido hacia ya años la sombra e influencia póstuma de Sula se mantuvo con una fuerza candente, sus enemigos aún le temían estando muerto y era tal este temor que parecían creer que éste fuera a volver a castigarlos, algo que en mayor o menor medida lo afectaba a César quien había sido uno de sus proscriptos y enemigos. Esto, junto con sus ambiciones y maniobras, solía dar una mala impresión de César ante los senadores conservadores -los optimates- que lo asociaban con los movimientos revoltosos -y como veremos más adelante quizá eran sospechas no del todo infundadas-. Como habíamos dicho anteriormente este período fue fundamental para el ascenso al poder de César, con Sula muerto y en una muy buena amistad con Craso, para ese entonces el hombre más rico de Roma y cabeza indiscutida de los Ecuestres, sin dejar de mencionar el gran prestigio militar, político y social que significaba haber derrotado una amenaza tan grande como la presentada por Espartaco. César tenía el camino libre para subir al poder.

La apatía de los senadores no era infundada, cuando César tenía la edad de 23 años en el 77 AC Lépido le ofreció participar en una conspiración, aunque la propuesta no fue aceptada. Seguirían las conspiraciones ya que luego se vincularía a César con Catilina, o Cilina dependiendo de la traducción que más nos guste, -Enemigo de los optimates que planeaba llegar al poder por las armas siendo, en el 65 AC, el principal promotor del levantamiento de la plebe-. Varías fuentes mencionan que tanto César como Craso intrigaron en este período a favor de Catilina, pero luego se arrepintieron. Las consecuencias fueron ambiguas para César; por un lado Craso no se quería ver involucrado en la revuelta y dejó a César por su cuenta, César se refugió en su casa y fue la plebe la que yéndolo a buscar a esta misma lo rescató y obligó al Senado, a riesgo de una rebelión, a re-otorgarle sus privilegios. Es importante destacar que la relación de César y Craso empezó de forma ‘genérica’ y no como un voto de confianza especial hacia César, era normal en Craso otorgar generosos préstamos a jóvenes aspirantes al terreno político para así conseguir futuros clientes políticos.

Viudo de Cornelia, ésta muere mientras daba a luz (68 AC) por interés César se une en matrimonio a Pompeya, nada menos que la nieta de Sula. Matrimonio cuyo fin aparente era el tratar de amigarse, o acercarse, más a sus contrincantes en el Senado -pero más bien podemos considerarlo como un gesto de reconciliación entre los bandos de la guerra civil-. Ya en el 65 AC estando en el puesto de obras públicas -Edil curul-. vías. mercados y espectáculos, se dedica a invertir dinero para embellecer el Foro y otras obras públicas, así como darle juegos a la plebe -las diferentes crónicas hablan de los juegos de gladiadores más memorables que se puedan imaginar. De esta manera aumentó su apoyo popular-. También restauró los trofeos del popular Marius, que habían sido extraídos del Capitolino bajo las órdenes de Sila, afianzando y remarcando así su anexamiento a los populares. Plutarco describe estos eventos en la biografía de César:

[…] Como fuese pródigo en sus gastos, parecía que trataba de adquirir a grande costa una gloria efímera y de corta duración, cuando, en realidad, compraba mucho a costa de poco: así, se dice que antes de obtener magistratura ninguna se había adeudado en mil y trescientos talentos. Encargado, después, del cuidado de la Vía Apia, derrochó mucho de su caudal, y como, creado edil, presentase trescientas veinte parejas de gladiadores, y en todos lo demás festejos y obsequios de teatros, procesiones y banquetes hubiese oscurecido el esmero de los que le habían precedido, tuvo tan aficionado al pueblo, que cada uno excogitaba nuevos mandos y nuevos honores con que remunerarle.[…]

Esta etapa es también fundamental, muchos historiadores opinan que la más importante, refiriéndonos al poder que estaba gestando César. El Senado ve las actitudes pro-populares de César y empieza una campaña para limitar su poder y así derrocarlo, la mecha de esto fue la reinstauración de los trofeos de Marius en el 64 AC, además el negarse a la ejecución de partidarios de Catilina. Es por esta razón que cuando decidió apuntarse al puesto de Cónsul los senadores se opusieron fervientemente, pero César en una sagaz estrategia ganó el apoyo de Pompeyo, el cual era representado por la clase empresaria romana, quien aún mucho más importante que su fortuna era su gran apoyo y prestigio militar. En el 60 AC en una muestra de maestría política propone un pacto a Craso y Pompeyo subiendo éstos al poder. César queda con buen prestigio político luego de haber aliado a estos anteriormente enemigos. En el 59 a.C. es declarado Cónsul.

PAGINAS: 1 2 3

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]