Dizzy Gillespie

Biografia OpusVida por magui

El músico John Birks Gillespie nació el 21 de Octubre de 1917 en Cheraw, Carolina del Sur. Fue el menor de una familia de nueve hermanos. Se inició en la música como trompetista y ser el padre fundador del jazz moderno lo convirtió en la mayor figura musical americana del siglo XX.

Dizzy Gillespie fue uno de los favoritos en el Blue Note Jazz Club de Nueva York donde realizó uno de sus últimos conciertos. La ocasión fue su 75avo cumpleaños y, lamentablemente, no vivió para festejar otro. Dizzy fue amado y admirado por todo aquel que lo conocía y se le echa de menos en el club mencionado, donde su memoria y su música aún siguen vivas

Gillespie, con Charlie Parker, fue una de las figuras más relevantes en el desarrollo del bebop, jazz latino y del jazz moderno. Fue durante toda su vida un incansable experimentador de música afroamericana, lo que le llevó a experimentar con el jazz latino, colaborando con percusionista como Chano Pozo, el calipso, la bossa nova por lo que sobrepasó las fronteras estadounidenses y se internó en la música mundial rápidamente. También colaboró con músicos externos al mundo del jazz como Stevie Wonder.

A comienzos de 1940, junto al saxofonista Charlie Parker experimentó el estilo be-bop, el cual con el tiempo llegó a convertirse en el estilo más popular del jazz. En los años siguientes, incorporó al jazz la música Afro Cubana, creando así un nuevo género musical.

Las interpretaciones de Dizzy eran meteóricas, poseían una inventiva excepcional, y una inmensa seriedad. Pero con sus momentos infinitamente divertidos, su amplia variedad de expresiones faciales y su naturalidad cómica, era tanto un cómico puro como un artista habilidoso. De cierto modo, parecía poseer todas las posibilidades de un popular artista norteamericano.

En 1939, se unió a la banda de Cab Calloway y permaneció con ellos durante dos años, luego trabajó brevemente con grandes bandas lideradas por Ella Fitzgerald, Charlie Barnet, Fletcher Henderson y Benny Carter.

En junio de 1945 formó su propia banda, relativamente pequeña y que luego se convirtió en una banda más grande. Durante los siguientes treinta años, Gillespie alternó entre liderar grandes y pequeñas bandas. Además hizo una gira como solista con presentaciones del tipo “Jazz en la filarmónica”.

En 1947, la revista “Metronome” le nombró mejor trompetista del año, por delante de su ídolo, Eldridge y la RCA le ofreció un sustancioso contrato. Por aquélla época y dada la afición de Dizzy por los ritmos caribeños, llevó a su banda por aquellos derroteros grabando entre otros grandes éxitos, el celebérrimo “Manteca”.

Se va a Europa de gira en 1948 y a la vuelta es asesinado en Harlem su percusionista, Chano Pozo. Disolvió la banda en 1950 y sus pasos se dirigen hacía las grabaciones en estudio con Charlie Parker, Bud Powell, Monk y otros músicos afines grabando una serie de discos magníficos. En 1953 participa en Toronto en el conocido concierto del siglo en el Massey Hall junto a las grandes estrellas del bebop, Charlie Mingus incluido, que grabaría aquélla histórica sesión para su recién inaugurado sello “Debut”. Actúa en el primer festival de Newport, imparte enseñanzas en la “Lenox Shool of Music”.

Las giras con la JATP de Norman Granz, se suceden y en 1956, el Departamento de Estado, le confía la labor de actuar como embajador musical de los EE.UU. por Oriente Medio, Grecia, Yugoslavia y finalmente Sudamérica en una banda formada expresamente para la ocasión y en que Quincy Jones y Norman Granz, le ayudan a organizarla hasta el punto de que alguna vez declaró que aquélla banda fue la mejor que tuvo.

Luego, durante los 70s, continuó su viaje con un quinteto hacia África, Australia, Cuba, Europa, y otros lugares. Al poco tiempo fue convocado a la Fiesta de Jazz del presidente americano Jimmy Carter, en la Casa Blanca para brindar su voz a la canción “Salt Peanut”.

En los setenta también forma parte de los “Giants of Jazz” formación estelar reunida por el productor, George Wein, para una serie de giras. Su actividad fue decayendo con los años pero todavía tuvo tiempo de grabar en 1989 un interesante disco a dúo con el batería, Max Roach, en un concierto en Paris.

En la última década, se volvió asiduo concurrente en el circuito de conciertos como invitado especial. Dizzy Gillespie, murió de cáncer el 6 de enero en 1993 y con su muerte se perdió a un inigualable instrumentista que con una destreza superlativa, consiguió personalizar un fraseo cargado de arabescos y apoyado en la que fue una nueva forma de enfocar la armonía. De su pluma han salido temas tan famosos como “Salt Peanuts”; “Groovin’ High”; “Be-Bop”; “A Night in Tunisia” y muchísimas otras extraordinarias composiciones que han dado larga gloria al jazz. Dizzy Gillespie hizo y hace feliz a mucha gente con su música.
Un periodista del New York Times escribió: ”En honor a su 75 cumpleaños, el señor Gillespie tocó durante cuatro semanas en el Blue Note de Manhattan lo que fue la mejor selección de música jazz hecha alguna vez para un tributo”.

(Nota periodística publicada en www.elconfindecial.com el 14.01.10)

John Birks ´Dizzy´ Gillespie,  “consiguió muchas cosas a lo largo de su venturosa existencia, pero tres de ellas fueron espectaculares: como trompetista cambió para siempre el registro sonoro de su instrumento, como inventor sacudió los cimientos de la música contemporánea con el bebop”.

Su tercer logro fue saber “enmascarar la trascendencia de todo lo anterior bajo la muy saludable careta de la risa”.

En “To be or not to bop” una suerte de autobiografía del que fuera padre del bebop, se conjuga el relato del propio trompetista con los testimonios de quienes lo trataron a lo largo del tiempo desde su infancia en Carolina del Sur hasta sus años de venerable pontificado, pasando, naturalmente, por el estruendo del bebop, el jolgorio de las big band y las infusiones con ritmos afrocubanos.

Al Fraser, que aparece como coautor del libro, entrevista a muchos colegas de Gillespie, entre ellos Miles Davis, Billy Eckstine, Cab Calloway, Mary Lou Williams o Kenny Clarke.

Dizzy examina, por su parte, su relación con algunas eminencias del jazz: Louis Armstrong, Duke Ellington, Stan Kenton o el legendario Charlie Parker.

“Si hay hombres que han muerto por esta música, el asunto debe de ser muy serio. Ha llegado, pues, la hora de que los negros escriban esa historia, porque los blancos no han parado de hacerlo y ahora nos toca a nosotros contar lo ocurrido”, una cita de Gillespie recogida en el libro que ilustra sobremanera la revolución que el trompetista estaba preparando en la historia de la música.

Discografía Básica

Afro-Cuban Jazz Moods: Junto a Machito y su orquesta y composiciones de Chico O’Farrill, Gillespie rememoró en esta obra los mejroes momentos del Jazz Latino.

Dizzy Gillespie and the United Nation Orchestra (Live at The Royal Festival Hall): La última gran orquesta de Gillespie, con músicos como Paquito D’Rivera, Slide Hampton, James Moody, Arturo Sandoval o Steve Turre.

At Newport: Con músicos como Lee Morgan, Melba Liston, Benny Golson, Wynton Kelly y Charlie Persip. Uno de las más recordadas grabaciones en directo de la orquesta de Dizzy Gillespie.

For Musicians Only: Grabaciones de 1956 junto a Stan Getz y Sonny Stitt.

Sonny Side Up: Junto a Sonny Stitt y Sonny Rollins

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]