Gastón Gori

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

Gastón Gori, fue un escritor, historiador y cuentista santafecino. Nació bajo el nombre de Pedro Marangoni en la ciudad de Esperanza, provincia de Santa Fe, el 17 de noviembre de 1915.

Estudió derecho y comenzó a ejercer como abogado, pero luego se dedicó activamente a la literatura. En sus ensayos estudió en detalle la problemática de la inmigración, y especialmente en La Forestal sobre la explotación maderera en los obrajes.

El prestigioso escritor falleció el mismo día de su cumpleaños número 89, el 17 de noviembre de 2004.

Comprometido con el estudio y la difusión de la historia reciente de nuestro país y de nuestra región, Gori había publicado más de 40 libros de un contenido tan vasto como variado, entre los que se destacan poesías, novelas y ensayos reconocidos en todo el mundo. Pero sin dudas, “La Forestal” es una de sus obras más conocidas, en la que defendió las injusticias a las que sometían las empresas extranjeras a los trabajadores de las explotaciones forestales del norte santafesino, y abordó la problemática de la inmigración, el régimen de propiedad de la tierra y sus consecuencias políticas y sociales en nuestro país.

Mientras cursaba el Magisterio en la Escuela Normal -luego también terminó sus estudios de Abogacía-, Gori tuvo la que se podría considerar su experiencia intelectual más significativa: la aproximación a la obra del francés Anatole France, que marcaría su vida y su pluma.

“Gori es un intelectual del pueblo y humilde con un pensamiento muy profundo y muy amigo de la justicia. Tal vez no intervino mucho en política, pero en su pensamiento siempre estuvo presente la idea de que la gente tendría que tener una vida en la que, por lo menos, se asome un poquito de alegría”, no dudó en afirmar Osvaldo Bayer en su visita a Santa Fe durante este año al ser consultado sobre el escritor esperancino. En esa oportunidad, Bayer agregó que “siempre fue uno de mis mejores amigos. Tengo el gran honor de haberle hecho el prólogo a la última edición corregida de ‘La Forestal’, un libro muy valiente que lo sacó en un tiempo muy difícil”.

Contenido:

  1. Gori  y la literatura
  2. En la UNL
  3. Su trayectoria
  4. Fallecimiento
  5. Video: Poema de Gastón Gori
  6. ‘Tenemos que ser menos ignorantes’ (Por Carlos Del Frade)
  7. Galería de fotos de Gastón Gori
  8. Entrevista a Gastón Gori
  9. Obras
  10. Cuentos
  11. Ensayos, investigaciones y prosa
  12. Novelas
  13. Poemas

Gori  y la literatura

Aunque se recibió de abogado, Gastón Gori ejerció algunos años esa profesión y luego la abandonó para dedicarse de lleno a la literatura.

Junto a José Pedroni es uno de los escritores más representativos de la pampa gringa. Los personajes de sus obras son frecuentemente inmigrantes (suizos, franceses, alemanes e italianos) que vinieron a poblar la provincia de Santa Fe. A estos hombres les costó mucho insertarse en la nueva tierra. El criollo nunca terminó de aceptarlos, por considerarlos como a extraños que venían a sacarle lo que les pertenecía por derecho natural. Esta problemática de la inmigración, el régimen de propiedad de la tierra y sus consecuencias políticas y sociales en la Argentina, están presentes en casi toda la obra de Gastón Gori. En este aspecto, los trabajos del escritor adquieren no sólo un valor literario, sino también histórico y educativo. En obras como “El camino de las nutrias” o “La tierra tiene dueño”, Gastón Gori ofrece una visión cruda, realista y amarga de la colonización de la pampa gringa, desmitificando la versión idealizada del proceso inmigratorio en la provincia de Santa Fe.

En 1945, Gastón Gori publicó uno de sus libros más conocidos: “Y además era pecoso”. La obra muestra los descubrimientos que un niño va haciendo de la existencia, con todas las aventuras, picardías y riesgos propios de la infancia. En 1956 publica “La muerte de Antonini”, una novela centrada en los recuerdos de un narrador – personaje que en pleno velatorio le reprocha al difunto las avaricias, mezquindades y dobleces que marcaron su personalidad. Con implacable mirada, el escritor va repasando la vida de este hombre: sus negocios turbios, su espíritu calculador y sobre todo su llamativa incapacidad de amar. Para los críticos literarios, se trata de una de las mejores obras de Gastón Gori. El escritor también ubica a esta novela entre sus preferidas.

La literatura de Gastón Gori se ha caracterizado siempre por un sentido altamente humanista. La coherencia entre su vida y su obra y la búsqueda constante de justicia, ubican al autor en un lugar de privilegio entre los escritores santafesinos más comprometidos. En esta línea, “La Forestal”, considerada la obra cumbre de Gastón Gori, relata la tragedia del quebracho colorado en el norte de la provincia de Santa Fe y denuncia la explotación que grandes compañías extranjeras ejercieron históricamente sobre los trabajadores rurales.

En 1998 Gastón Gori retomó el tema de las explotaciones forestales en su libro “La agonía del quebracho”, donde cuenta que la provincia de Santa Fe llegó a tener dos millones quinientas mil hectáreas de bosques en una traza de 100 kilómetros. En la citada obra el autor describe el proceso de destrucción de esas magníficas reservas naturales en pos de una necesidad industrial y de un supuesto progreso.

Otras obras fundamentales de Gastón Gori son “El pan nuestro”, “Nicanor y las aguas furiosas”, “Vagos y malentretenidos”, entre otras. En 1990, Gastón Gori recibió el Gran Premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores, premio que también distinguiera en alguna oportunidad a Jorge Luis Borges. Además, fue distinguido como Profesor Honorario de la Universidad Nacional del Litoral y ciudadano ilustre de Esperanza y Santa Fe.

En la UNL

La Universidad Nacional del Litoral tenía en Gastón Gori a uno de sus referentes indiscutibles. Era Profesor Honorario de la casa de altos estudios e integraba el Consejo Social, órgano consultivo del Consejo Superior y del Rector que tiene por objetivo central recomendar a las autoridades universitarias la formulación o modificación de programas institucionales para la adecuada atención de las necesidades y aspiraciones sociales en materia educativa, científica, tecnológica y cultural.

Las obras que publicó la UNL de Gori son el ensayo “Vagos y malentretenidos” -cuya primera publicación data de 1951-, las novelas “El señor de los picaflores” y “El desierto tiene dueño”, y “Una vez la poesía” -editada en 2000- en colaboración con Fernando Birri.

Pero además, Gori tiene más de 40 libros publicados. Entre sus ensayos más importantes se destacan “La Forestal” (1965), “La agonía del quebracho” (1999), “Inmigración y colonización en la Argentina” (1964), “Anatole France” (1940) y “El indio, el criollo y el gringo” (1947). Las poesías más destacas de Gori son, entre otras, “Bajo el naranjo” (1940), “Mientras llega la aurora” (1942), “Se rinden los nardos” (1946). Pero también Gori fue un excelente escritor de narrativa, género en el cual produjo los cuentos “Vidas sin rumbo”(1943), “Y además era pecoso” (1945) y “Pase señor fantasma” (1976), y las novelas “La muerte de Antonini” (1956) y “El moro Aracaíquín” (1977).

Su trayectoria

A lo largo de sus 89 años, Gori recibió innumerable cantidad de distinciones y premios por sus cualidades como escritor, pero también por su compromiso con la comunidad. El Primer Premio de Historia y Arqueología (1947) y el Primer Premio Concurso Sociedad Italiana (1955). En 1968, Gori, presidió la delegación argentina en la Conferencia Hemisférica por la Paz en Vietnam realizada en Montreal (Canadá), y en 1999 fue nominado a los premios “José Hernández” y “Príncipe de Asturias”, respectivamente. También recibió la Faja de Honor en Poesía (1981); el Gran Premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores (1990) y el Primer Premio Regional de Literatura (1993) -ambos de la secretaría de Cultura de la Nación.

 

El 18 de agosto de 2000 fue declarado “Hombre Ilustre de la República Argentina” -mismo título que le habían otorgado los municipios de Esperanza, Reconquista y Santa Fe-, y entre sus antecedentes se destacan la presidencia de la Asociación Santafesina de Escritores, la fundación y presidencia de la Sociedad Argentina de Escritores (Filial Santa Fe). Gori también era miembro de la Academia Argentina de Letras.

Fallecimiento

El prestigioso escritor e intelectual santafesino Gastón Gori falleció en el día de su cumpleaños número 89., el 17 de noviembre de 2004.

El cortejo que traslada los restos del destacado escritor se detuvo frente al edificio municipal donde recibió el reconocimiento de la comunidad. Sus familiares participaron emocionados de la ceremonia que finalizó en el cementerio local. En cada lugar representantes del Movimiento por las Letras, el Centro de Estudios Históricos y el Intendente Municipal destacaron en sus mensajes su aporte y su generosa personalidad.

Una vez ingresado a la ciudad de Esperanza, el cortejo fúnebre se dirigió a la Escuela Normal, institución donde Gastón Gori se recibiera de maestro, para luego detenerse frente al edificio municipal.

Allí se escucharon reconocimientos de Ruben Leonardi por el Movimiento Esperancino por las Letras, un funcionario de la Secretaria de Cultura de la Provincia y del Intendente Municipal Rafael De Pace que entregó el último adiós en nombre de su ciudad natal.

Posteriormente todos los asistentes se dirigieron a la necrópolis local previo paso por la Escuela 315 Aaron Castellanos, lugar donde Gastón Gori cursara sus estudios primarios.

Finalmente en el Cementerio Municipal las palabras de despedida estuvieron a cargo de José Luis Iñiguez por el Centro de Estudios Históricos.

Por Normando Gil y Nicolás Loyarte | nloyarte@cableydiario.com

Video: Poema de Gastón Gori


 

‘Tenemos que ser menos ignorantes’ (Por Carlos del Frade)

Gastón Gori escribió y publicó y le reeditaron un total de 87 libros, uno por cada año que vivió. Con intensidad, pasión, amor y rigurosidad. Un cuarto de siglo le llevó su investigación en torno a La Forestal y murió con una jubilación que apenas superaba los 600 pesos. El escritor y periodista que nació en Esperanza murió el 17 de noviembre de 2004, el mismo día que se inauguraba el Tercer Congreso Internacional de la Lengua que, seguramente, hubiera ninguneado su compromiso y fulgurante existencia subordinada a la palabra como herramienta de transformación social y denuncia permanente. Quienes lo conocimos sabemos de su humildad, su sentido del humor y su renovada rebeldía cada vez que se enteraba de una nueva etapa del saqueo. Dos años atrás lo vimos bajar de una combi con un gran costo físico para sumarse a la creación de una biblioteca popular surgida de una asamblea barrial que apostó al futuro y que bautizó al lugar con su nombre. Hoy Gastón ya no está. Pero es una definición absurda. Por eso elegimos volver a contar aquella postal de alegría, militancia, honestidad y extraordinaria capacidad que nos regaló cuando se inauguró la biblioteca en la zona oeste rosarina. Gastón es un imprescindible. Lo queremos mucho. Lo seguimos necesitando.

El lugar más luminoso del mundo

En la lluviosa mañana del sábado 30 de noviembre de 2002, las asambleas barriales de Fisherton hicieron salir el sol.

Medio millar de pibes, que concurren a cinco escuelas del lugar, participaron del concurso de dibujos que sumaría el isotipo de la biblioteca popular inventada por los protagonistas de las asambleas.

Fisherton tiene 130 años y nunca antes, ningún funcionario, nacional, provincial o municipal, tuvo la idea se fundar una biblioteca.

Lo hizo la gente del pueblo.

Esa mañana de nubes, pintada de gris, los chicos que fueron con sus padres, hermanos y abuelos, supieron el significado de la palabra futuro.

Conocieron las cortinas hechas a mano por las vecinas, los estantes robados a la mugre de galpones abandonados, encontraron los marcos de las puertas pintados a nuevo, y comieron un bizcochuelo gigante cocinado en una panadería del barrio.

Vieron emocionarse a sus maestras, disfrutaron de títeres y bailes y descubrieron otra palabra nueva: dignidad.

La reconocieron en un viejito que para caminar se apoyaba en un bastón marrón, que vestía de traje y cuyos lentes hacía imaginar que no miraba lejos.

Era el hombre que llevaba el nombre de la biblioteca.

Gastón Gori, tejedor de la dignidad santafesina.

-Tengo ochenta y siete años y ochenta y siete libros publicados. Y como tengo pensado llegar a los noventa, necesito publicar tres libros más. Porque forzando las estadísticas quiere decir que tengo un libro por cada año de vida -dijo Gastón.

El hombre que durante un cuarto de siglo investigó La Forestal y descubrió las palabras como vínculos de historias individuales y colectivas, es apenas tenido en cuenta por los grandes medios de comunicación de la provincia.

Y hoy, cuando tanto se habla de los productos comerciales que semanalmente emite Telenoche Investiga, viene bien hacer un pequeño ejercicio intelectual.

¿De cuántas investigaciones que realizó Canal 13 usted se acuerda?. Difícilmente pueda decir con exactitud el contenido de más de tres trabajos a pesar de la enorme difusión que le dio el multimedios Clarín.

Sin embargo, cuando hoy los pibes de diecisiete años son explotados en los grandes supermercados de la ciudad, ellos, los mismos adolescentes, dicen que los tratan como en La Forestal.

Y ese concepto se hizo carne en la memoria del pueblo gracias al trabajo de Gastón Gori. Casi con seguridad ninguno de los chicos leyó el trabajo del esperancino, pero su obra se ha metido en la conciencia colectiva y ese es el mejor premio que puede tener un periodista de investigación. Que su obra lo trascienda y forme parte de los que son más.

-Yo repetí segundo grado porque no me daba la cabeza…Quería ser carpintero y todavía tengo el alma del carpintero…Si queremos ser una gran nación tenemos que leer más, tenemos que ser menos ignorante. Por eso es hermoso inaugurar esta biblioteca, porque es como un lazo que ahorca la ignorancia – sostuvo Gastón con su implacable lucidez de ochenta y siete años atravesados de coherencia, ética y búsqueda de la belleza y la verdad.

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]