Gore Vidal

Biografia OpusVida por dina

PAGINAS: 1 2

Eugene Luther Gore Vidal  mejor conocido como Gore Vidal fue un escritor, ensayista y guionista estadounidense. Nació un 3 de octubre de 1925, West Point, Nueva York, Estados Unidos y falleció el  31 de julio de 2012 en Los Ángeles)

Biografía de Gore Vidal

Contenido:

  1. Inicios
  2. Actividad política de Gore Vidal
  3. Puntos de vista sobre el 11-S
  4. Gore Vidal, un hombre interesante – Vicky Pelaez
  5. Galería de fotos de Gore Vidal
  6. Contra el Imperio
  7. Fallecimiento

Inicios

Eugene nació en West Point, Nueva York, el 23 de Septiembre de 1925. Hijo de Eugene Vidal y Nina Gore. Nació en la famosa academia militar de los Estados Unidos donde su padre era instructor aeronáutico. Posteriormente, Vidal adoptaría como nombre propio el apellido de su abuelo materno, Thomas P. Gore, quien fuera senador demócrata por Oklahoma.

De niño le llevaron a Washington D.C., donde estudió en el colegio St. Albans. Su abuelo Gore estaba por entonces ciego, y el joven Vidal le leía en voz alta, además de ejercer frecuentemente como su guía, lo que le dio acceso a los corredores del poder (algo poco usual para un muchacho). El aislacionismo del senador Gore ha sido desde entonces una de las bases fundamentales de la filosofía política de Vidal, quien siempre ha sido crítico con lo que él percibe como «imperialismo americano».

Tras su graduación en la Phillips Exeter Academy, Gore se alistó en la reserva del ejército norteamericano en 1943.

Durante gran parte de los últimos años del siglo XX, Vidal ha dividido su tiempo entre Ravello, Italia, en la Costa Amnalfi, y Los Ángeles, California. En 2003 vendió su casa de Ravello, y ahora pasa la mayor parte de su tiempo en Los Ángeles. En noviembre de 2003 murió su pareja de toda la vida, Howard Austen.

Gore Vidal es socio honorario de la National Secular Society.

A los 21 años publicó su primera novela, Williwaw, basada en sus experiencias como militar en el destacamento de la bahía de Alaska. Fue un libro bien recibido por la crítica. Unos años más tarde, su novela La ciudad y el pilar de sal (The city and the pillar), en la que hace una cándida aproximación a la temática gay, causó tal controversia que el diario New York Times se negó a publicar revisiones de sus siguientes libros. El libro estaba dedidado a J.T., quien, según algunos rumores publicados en una revista, Vidal se vio forzado a admitir que se trataba de su amante en St. albans Jimmie Trimble, a quien se refiere claramente en el libro. Trimble había muerto en la batalla de Iwo Jima el 1 de junio de 1945, y Vidal aseguraría que fue la única persona a la que había amado. Al mismo tiempo que aumentaban las ventas por sus novelas, Vidal trabajaba en obras de teatro, películas y series de televisión como guionista. Dos de estas obras, The Best Man y Visit to a Small Planet fueron grandes éxitos en Broadway y fueron luego adaptadas en películas que también tuvieron mucho éxito.

A principios de la década de 1950, y usando el pseudónimo de «Edgar Box», escribió tres novelas de misterio cuyo protagonista era el detective ficticio Peter Sergeant.

La productora MGM contrató a Vidal como escritor en 1956. En 1959, el director de cine William Wyler le requirió para trabajar sobre le guión de la película Ben-Hur, escrito por Karl Tunberg. Vidal aceptó trabajar con Christopher Fry para adaptar el guión a condición de que la MGM le liberara de sus dos últimos años de contrato. A pesar de ello, la muerte del productor Sam Zimbalist provocó complicaciones a la hora de establecer los títulos de crédito. El gremio de guionistas resolvió el problema con el nombramiento de Tunberg como único guionista de la película, negando el mérito tanto a Vidal como a Fry. Charlton Heston se mostró muy descontento con la presunta homosexualidad de una escena (homosexualidad cuidadosa y deliberadamente velada) que Vidal reclamaba haber escrito, y negó que éste tuviera un papel significativo en la creación del guión.

En la década de 1960, Vidal escribió tres novelas de mucho éxito. En 1964 publicó la meticulosamente documentada novela Juliano, que trataba sobre el emperador romano apodado «el Apóstata»; en 1967 escribe Washington D.C., centrada en la política durante la era de Franklin Delano Roosevelt; por último, publica en 1968 una inesperada comedia satírica sobre la transexualidad llamada Myra Breckinridge.

Tras dos obras de poco éxito: Weekend (1968) y An Evening with Richard Nixon (1972), y la extraña novela semi-autobiográfica Dos Hermanas, Vidal se centraría principalmente en sus obras de ensayo y en dos tendencias diferentes en sus novelas: la novela histórica relativa a la historia americana como Blurr (1973), 1876 (1976), Lincoln (1984), Imperio (1987), Holliwood (1989), La edad de oro (2000), y una nueva incursión en el mundo antiguo: Creación (escrita en 1981 y publicada en versión extendida en 2002). También creó algunas divertidas y con frecuencia despiadadas invenciones satíricas como Myron (1975, una secuela de Myra Breckinridge), Kalki (1978), Duluth (1983), En directo del Gólgota (1992) y La institución smithsoniana (1998).

Vidal volvió a escribir de forma ocasional para el cine y la televisión, incluyendo un telefilm sobre Billy el Niño con Val Kilmer, y una mini-serie sobre Lincoln. También escribió el guión original para la controvertida película Calígula, pero posteriormente su nombre fue suprimido por el director, y el actor principal reescribió el guión cambiando el tono y la temática del mismo. Irónicamente, en un intento fallido por restaurar la visión original de Vidal durante la postproducción, la película terminó convirtiéndose en algo que ni Vidal ni Brass o McDowell habían imaginado.

Es posible que, contrariamente a sus propios deseos, Vidal sea más respetado como ensayista que como novelista. Sus escritos versan principalmente sobre política, historia y temas literarios. Ganó el «National Book Award» en 1993 por Estados Unidos (1952-1992), de la cual se publicó luego una secuela extendiendo la historia hasta 2000 llamada El último imperio. Desde entonces, Vidal ha publicado varios panfletos altamente críticos con la administración Bush-Cheney, así como el texto sobre los «padres fundadores» de América Inventando una nación. Ha publicado también unas memorias con buena acogida por el público: Memoria (Palimpset) (1995), y según algunas informaciones trabaja en una continuación de las mismas.

En los años 1960, Vidal se trasladó a Italia, actuando en un cameo en la película de Federico Fellini Roma. Sus posturas políticas liberales están bien documentadas, y en 1987 escribió una serie de ensayos titulados Armageddon, donde exploraba los vericuetos del poder en la América contemporánea, y donde critica de forma despiadada al ex-presidente Ronald Reagan, al cual describe como «El triunfo del arte de embalsamar».

En agosto de 2004, el diario The New York Times informaba que Vidal, de 79 años, vendía la villa italiana que había sido su residencia durante 30 años por motivos de salud, y que se mudaba de forma permanente a su casa de Los Ángeles

Actividad política de Gore Vidal

Además de su abuelo, Vidal tiene otras conexiones con el Partido Demócrata; su madre, Nina, se casó con Hugh D. Auchincloss Jr., quien luego se convertiría en padrastro de Jacqueline Bouvier Kennedy. Vidal es también primo de Jimmy Carter. Vidal asegura que él y Al Gore (antiguo vicepresidente de los Estados Unidos) son primos lejanos, aunque las investigaciones genealógicas no han podido determinar ningún lazo de parentesco entre ellos.

Vidal se considera a sí mismo como un reformista radical cuya intención es la vuelta al republicanismo puro de inicios de los Estados Unidos. Como estudiante apoyó al movimiento America First (que se oponía a la entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial), aunque al contrario que otros seguidores de este movimiento, Vidal continuó afirmando tras la guerra que los Estados Unidos no deberían haberse involucrado en este conflicto (actualmente opina, sin embargo, que la ayuda material a los aliados fue una buena idea). También ha sugerido que el presidente Roosevelt incitó a los japoneses a atacar a los Estados Unidos para tener un «casus beli» que le permitiera entrar en la guerra. Así mismo cree que este presidente disponía de información previa sobre este ataque.

En su actividad política, Fue candidato demócrata al Congreso de los Estados Unidos en 1960 por Nueva York (presentándose en aquella ocasión bajo el slogan «You'll get more with Gore», «Conseguirás más con Gore»). En estas elecciones perdió el escaño por escaso margen en el distrito de Hudson River, tradicionalmente republicano. A pesar de no resultar elegido, alcanzó en su distrito el mayor porcentaje de voto para el partido demócrata en 50 años. De 1970 a 1972 fue uno de los presidentes del Partido Popular de los Estados unidos, y participó en 1982 en las elecciones primarias para el senado del Partido Demócrata por California, consiguiendo el segundo puesto de una lista de nueve y obteniendo medio millón de votos. En aquella ocasión se presentaba respaldado por celebridades como Paul Newman y Joanne Woodward.

Vidal se vio envuelto en la controversia por su relación con Timothy McVeigh. Ambos se intercambiaron correspondencia mientras McVeigh estaba en prisión, y Vidal creía que McVeigh había tenido complices que le habrían involucrado en el atentado terrorista de Oklahoma. También sugirió que el ataque podría haber sido llevado a cabo por el mismo FBI para conseguir leyes antiterroristas más duras. En otra entrevista, Vidal dijo que Timothy McVeigh provocó este atentado como respuesta contra los Estados Unidos, alegando que el FBI espiaba y asesinaba a norteamericanos.

Puntos de vista sobre el 11-S

Vidal es tremendamente crítico con la administración Bush, del mismo modo que antes lo fuera con anteriores gobiernos cuya política exterior fuera considerada por él como expansionista. Frecuentemente ha expresado un punto de vista en diferentes entrevistas, ensayos y libros según el cual los americanos «estamos ahora gobernados por una junta de hombres del Pentágono y petroleros como ambos presidentes Bush, Cheney, Rumsfeld, etc». Asegura que durante muchos años, este grupo y sus asociados han tratado de hacerse con el control del petróleo en Asia central (tras, siempre según su punto de vista, haber conseguido tomar el control efectivo del petróleo del Golfo Pérsico en 1991). En concreto, y acerca de los atentados terroristas del 11-S, Vidal escribe que estos ataques (de los cuales asegura que las autoridades norteamericanas tenían noticias previas de su inminencia), justifican políticamente los planes que ya tenía el gobierno estadounidense en agosto de 2001 para invadir Afganistán en octubre de aquel mismo año.

Vidal discute sobre la falta de defensas, incluyendo el retraso por parte de la fuerza aérea en enviar los cazas para interceptar a los aviones secuestrados, comparando este retraso con el tiempo que cabría esperar tras haberse informado de un secuestro. «Si estos fallos se hubieran debido a la incompetencia», dice, «se deberían haber juzgado en los tribunales militares para destituir a los responsables máximos». En lugar de esto, sólo se efectuaron un número limitado de investigaciones sobre cómo los fallos potenciales de las agencias federales podrían haber permitido que estos ataques sucediesen. Esto, concluye Vidal, abre la posibilidad de que, de hecho, el gobierno hubiese permitido que ocurrieran los ataques, con el fin de capitalizar o catalizar los acontecimientos y encubrir lo que hubieran sido unos muy discutibles fines políticos y agruparlos bajo el nombre de Guerra contra el Terror.

Gore Vidal, un hombre interesante – Vicky Pelaez

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son muy buenos. Hay quienes luchan años y son aún mejores. Pero hay los que luchan toda la vida. Esos son imprescindibles” – Bertold Brecht

En la sociedad contemporánea donde la mentira y los mitos reemplazan a la verdad, y los filósofos ya no tratan de transformar la sociedad sino acomodarse a los requisitos del mercado libre, los hombres como el escritor norteamericano Gore Vidal se convierten en detonadores de las consciencias adormecidas. El vive en el medio ambiente norteamericano – el alma mater de la ilusión- donde asumir el camino de la verdad requiere mucho conocimiento y coraje para desafiar al sistema que destruye todo y a todos los que se atreven a desafiar el orden establecido.

Gore Vidal, quien el pasado 23 de Septiembre cumplió ochenta años en medio del silencio de los medios, es uno de los raros intelectuales norteamericanos de mente y espíritu abiertos, que aman la verdad más que todo lo que les rodea. Pertenece a la misma generación de autores como Norman Mailer, Truman Capote y Jerome Salinger. En sus 22 novelas, cinco obras de teatro, decenas de guiones de televisión, en más de 200 ensayos y su libro de memorias, jamás traicionó su consigna de objetividad, ni su verdad histórica.

Algunos lo llaman la conciencia de Estados Unidos, otros lo consideran educador e informador imparcial de la sociedad, los terceros lo estiman como un implacable destructor de las mentiras y mitos, pero la mayoría de sus admiradores e inclusive sus críticos lo presentan como un hombre de letras que escribe desde las entrañas de Norteamérica, las que conoce como la palma de su mano.

Jamás se corrompió a pesar de estar rodeado desde su infancia por ricos, poderosos y famosos de su país. Era amigo de John F. Kennedy, se codeó con Tennessee Williams, Clan Auchincloss, Jackeline Bouvier Kennedy y con muchos otros que estaban detrás del poder. Su padre, Eugene Vidal fue un famoso deportista norteamericano, graduado en West Point quien en los Juegos Olímpicos de Antwerp (1920) ganó el séptimo lugar en decatlón. En la época del presidente Franklin Roosevelt, papá Eugene Vidal llegó a ser Secretario de Aviación. Su madre, Nina Gore pertenecía a la “crema y nata” de la sociedad norteamericana.

Eugene Luther Gore Vidal nació un 23 de Setiembre de 1925 en West Point. Debido a las relaciones tumultuosas entre sus padres y su posterior divorcio, Gore Vidal pasó su infancia y adolescencia con su abuelo paterno, Thomas P. Gore, un senador populista demócrata de Oklahoma ciego. Debido a la ceguera de éste, Gore se convirtió en sus ojos y oídos ayudándole en su despacho del Congreso. Así se convirtió en un acusioso observador de la dinámica política estadounidense, y descubrió desde muy temprana edad los secretos del poder o como él dice “la telaraña” del poder real que siempre le causó repulsión. En su adolescencia cambió su nombre por Gore Vidal con el cual llegó a ser reconocido.

Gore Vidal inicialmente creyó en la posibilidad de un poder alternativo y entonces fue elegido como co- presidente del Partido del Pueblo (People’s Party) de tendencia progresista en los años 1968 – 1972 Posteriormente, entendió que el sistema norteamericano jamás aceptaría un tercer partido. También fracasó en su intento en 1982 de ser elegido senador por California con el propósito de reformar su país desde arriba.

Su camino al poder fue cerrado pero su sendero literario fue despejado para su talento. Escribió su primera novela Remolino” a la edad de 21 años que tuvo cierto éxito. Con su segunda obra, la novela de ficción, La Ciudad y el Pilar de la Sal (1948) estremeció a la opinión pública porque estaba dedicada al tema tabú de aquella época: el homosexualismo. Gore Vidal nunca ha escondido su preferencia sexual y declara que todos los seres humanos, igual como sus aficiones, nunca son idénticas. Dice que lo que vale no son las preferencias de cada individuo sino lo que aporta a su sociedad en su capacidad creativa.

Gore Vidal luchó y lucha por los postulados de la República tratando de despertar a los norteamericanos frente al “proceso de destrucción de la democracia en América” que en su opinión comenzó desde los primeros años de la promulgación de la constitución. Fue implacable durante su entrevista con Jerry Brown, transmitida por People Radio el 8 de Julio de 1996, donde hizo un análisis del poder en los Estados Unidos. Dijo que el poder realmente no está en las manos del gobierno sino pertenece al uno por ciento de la población que posee un 70 por ciento de toda la riqueza del país: “Los clanes de Rockefeller, de Mellons, McHughs, DuPoint no necesitan ser gobernantes elegidos, simplemente ellos contratan gente para administrar este país, sus corporaciones, como también contratan el Congreso y finalmente compran al presidente”.

En la opinión de Gore Vidal, los mismos poderosos cambian presidentes en otros países cuando ven sus intereses económicos en peligro. Mientras vivía en Guatemala fue testigo del golpe de estado al presidente Jacobo Arbentz en 1954, auspiciado y dirigido por el secretario de estado John Foster Dalles y su hermano, jefe de la CIA, Allen Dulles quienes tildaron a Arbentz de comunista por atreverse a que Guatemala compre la tierra que la United Fruit Company ocupaba, y para el cual trabajaron los hermanos. Los que escuchan o leen a Gore Vidal quedan perplejos por su memoria, su conocimiento de detalles históricos y su envidiable capacidad analítica. Para él la ideología del anticomunismo norteamericano y ahora del anterrorismo ha sido siempre una cobertura para los intereses económicos de los poderosos. Según explica, los intentos de asesinar a Fidel Castro fueron motivados por la pérdida de casinos en la isla, las que aportaban millones de dólares de ganancia a la mafia de New Orleans y Chicago. Dice que de allí provenía el dinero para las elecciones presidenciales. Relata que con la ayuda de este dinero fue elegido John F. Kennedy y llegó al poder su hermano Robert, y que su trágico final comenzó cuando trataron de controlar la mafia con fines personales.

Gore Vidal se opuso a la guerra en Vietnam y la denunció como una obra imperialista. En sus obras nunca ha dejado de fustigar el sistema carcelario de EE.UU donde la justicia, se pierde tras barrotes. Se pronuncia contra el dogmatismo religioso que constituye, dice, un paso hacia la dictadura y el retorno a la Edad de Piedra. Calificaba el ascenso al poder de Ronald Reagan como “el triunfo del embalsamador”.

Es un crítico implacable del gobierno de George W. Bush, de quien manifiesta: “no hay ni mínimo de verdad en lo que él dice. En su obra, “Dreaming War, Blood for Oil” hace preguntas lógicas sobre los acontecimientos del 9-11 nunca respondidas por el gobierno. Entre ellas, por qué la Fuerza Aérea norteamericana no cumplió con la ley que su padre Eugene Vidal hizo aprobar según el cual los aviones de guerra deben intervenir entre cuatro a cinco minutos siguientes al descubrimiento de un secuestro aéreo. En su opinión, “la guerra injusta contra Irak por el oro negro hará perder a los norteamericanos su espíritu y acelerará el colapso económico. Quizás este colapso económico finalmente salvará a Norteamérica de sus líderes dando paso a una reforma radical y liberando el mundo de la guerra”.

Por esto y mucho más es urgente conocer a fondo la obra y el pensamiento de Gore Vidal. Se llevarán una sorpresa.

Biógrafo oficioso de los Estados Unidos – Susana Yappert – syappert@ciudad.com.ar

Eugene Luther Vidal (su nombre verdadero) nació en 1927 en la Academia Militar de West Point y pasó su infancia en Washington DC. Su apellido es un apellido de poder. Primo del ex candidato presidencial Al Gore, nieto del famoso senador Thomas Gore y él mismo candidato dos veces a ese cargo por el Partido Demócrata, sacando en 1960, 70.000 votos más que el futuro presidente Kennedy, de quien fue asesor, amigo y cuñado puesto que era hermanastro de Jackie Bouvier.

Cuando tenía 10 años, sus padres se divorciaron, se fue a vivir con su abuelo y cultivó una pésima relación con su madre. Desde muy pequeño encontró motivos para la trasgresión, quemaba objetos, robaba relojes y se negó a ser educado en Harvard como su familia se lo había impuesto. De hecho es un autodidacta que no asistió ni a ésa ni a ninguna universidad, aunque fuera conferencista en varias.

Admite que su "debut sexual fue a los 11 años". Su primer amor fue Jimmy Trimble, se conocieron en el internado de Saint Albans en Washington cuando tenían 12 años. Jimmy murió en 1945, combatiendo contra los japoneses. En su libro autobiográfico, Palimpsest, confesó que después de esta tragedia sólo se dedicó a cultivar "un millar de breves y anónimas relaciones" hasta 1950, año en que conoció a su actual pareja, Howard Austen. Y aunque Gore confiesa que "el sexo no ha jugado ningún papel en esta relación", puesto que hay que separar el afecto del placer sexual, ambos reservaron una fosa juntos en un cementerio de la capital estadounidense, lindante a la tumba del antiguo amor de Vidal.

Aun así, hace décadas que vive con Howard, a quien dejará todo su dinero. Una relación soldada con una fórmula extraña si atendemos a los comentarios del Vidal público: "Uno no se casa con quien ama", "todos somos bisexuales" o "siempre estuve "más interesado en lo que pasa en el Congreso de mi país que en el sexo".

Arrogante, vanidoso y asiduo invitado en los media de EE. UU., no deja de ser un americano. En realidad jamás reniega de ello, aunque sí se ocupa de decir que él es un norteamericano diferente, de alta sociedad. Siente su orgullo de clase, y se le nota.

De un modo u otro, Gore Vidal estuvo muy cerca de las figuras que han definido los EE. UU. del siglo XX. Y se siente el hombre autorizado para hablar de su clase dirigente.

Vidal, un apellido de poder

"El sexo es política"

El habló abiertamente de su homosexualidad cuando pocos se atrevían a hacerlo, y apuntó a la excesiva e hipócrita moralina norteamericana. Pero su gusto por los hombres no fue revelado nada más que para desafiar a su aristocrático entorno.

Instaló el debate de la sexualidad de un modo muy peculiar. "El sexo es política" -avanzó- y con esta frase construyó uno de los ejes vertebrantes que le servirían para contar la historia de su país. Su Contrahistoria.

Así fue que se ocupó de la homosexualidad de George Washington, o de la de Abraham Lincoln, al tiempo que metió la sospecha sobre las preferencias sexuales de Richard Nixon o del senador McCarthy, entre otros. Convengamos que haber sostenido que los padres de la patria fueron gays no fue poca cosa. Las enemistades llegaron como abejas al polen y en términos prácticos comenzó a tener dificultades para publicar en su país. Pero no apagó su ponzoñosa pluma. Siguió y se ocupó uno por uno de los miembros del panteón patrio hasta llegar al calenturiento Bill Clinton, quien -en una actuación patética ante su familia y ante el pueblo norteamericano- tuvo que pedir disculpas públicamente por haber tenido "relaciones impropias" con una pasante de la Casa Blanca.

"El sexo es política", repitió entonces.

Sus detractores intentaron banalizar sus comentarios, acusándolo de estar "obsesionado por el sexo como todo gay", tal como acusó una revista norteamericana alguna vez. Pero sus revelaciones no fueron triviales y mucho menos comentarios maliciosos de marica. El sexo le sirve a Vidal para hacer centro en uno de sus núcleos temáticos, donde abrevan dos cuestiones centrales de su derrotero intelectual: la moral norteamericana y la sexualidad.

La sexualidad como problema y como camino que conduce al conocimiento del americano medio. Esa misma estrecha moral que -en parte- lo forzó a una suerte de exilio en Italia, donde vive desde hace más de 30 años.

Gore Vidal es un escritor prolífico y multifacético. Ensayista, teatrólogo, guionista de célebres filmes de Hollywood (como Ben Hur), novelista e historiador. Cuando tenía 21 años se editó su primer libro, "Williwaw", y cuando cumplió 23 publicó la que se considera la primera novela gay norteamericana: "La ciudad y el pilar de sal" (1948).

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]