Guillermo de Baskerville

Biografia OpusVida por magui

Guillermo de Baskerville (William of Baskerville) es un monje franciscano del siglo XIV, personaje principal de la novela “El nombre de la rosa” del escritor italiano Umberto Eco. Junto con su joven discípulo Adso de Melk, recorrerán una abadía benedictina y tratarán de resolver una serie de misteriosos crímenes que se produjeron desde su llegada. 

Su historia se desarrolla en la edad media, una época oscurantista, donde la Iglesia tiene el poder sobre el conocimiento y saber. Guillermo, siendo un hombre de criterio, paciente, astuto y perspicaz buscará desentrañar los oscuros acontecimientos y revelar a toda la abadía la verdadera razón de los crímenes.

Contenido:

  1. Contexto de la época
  2. Su historia
  3. Galería de fotos de Guillermo de Baskerville
  4. Características
  5. Video: fragmento de la película el nombre de la rosa
  6. Influencias

Contexto de la época

La novela se sitúa en la época en que el papado se establece en Aviñón, lo que aprovecha el emperador Ludovico el Bávaro para extender su poder a una fragmentada Italia.
La orden franciscana que se encontraba en conflicto con Juan XXII. A causa de su voto de pobreza, buscaban asociarse con el emperador para contrarrestar el poder papal.
La cabeza visible de los franciscanos, Michele de Cesena, comisiona a Guillermo de Baskerville a recorrer diferentes abadías para sondear la opinión de los clérigos y, finalmente, en una abadía situada en el norte de la península itálica custodiada por los benedictinos, convocar una reunión entre los franciscanos y enviados del papa con el fin de que ambas partes debatan sus diferencias y discutan sobre la supuesta herejía de la doctrina de la pobreza apostólica, promovida por una rama de la orden franciscana: los espirituales.
En el fondo, lo que le preocupa a la alta curia no es que se sepa si Jesús fue pobre o no: en todo caso, la angustia nace de la idea que pueda gestarse entre los fieles sobre si debe ser pobre o no la Iglesia Católica. En caso afirmativo, la influencia y poder que ha ostentado peligrarían. El emperador Ludovico es quien antagoniza pues con el sucesor de Pedro. Algunos de quienes forman el grupo de los “espirituales” franciscanos integraron el Capítulo de Perusa y cuentan con el respaldo del emperador, a quien conviene que se pregone la pobreza como forma de vida y la “regla” franciscana. La reunión de ambas legaciones es pues de suma importancia.

Su historia

Con un pasado como inquisidor, en el invierno de 1327, Guillermo de Baskerville y su discípulo el novicio benedictino Adso de Melk, hijo del barón de Melk, llegan a una abadía benedictina ubicada en los Apeninos septentrionales italianos y famosa por su impresionante biblioteca con estrictas normas de acceso.
En la abadía, viven monjes que vienen de lugares remotos y acuden al santo lugar para poder acceder a libros que solo se encuentran en esa biblioteca; al mismo tiempo, llegan con algún rollo o alguna edición “rara” que contribuir al acervo de la Abadía. Los monjes extranjeros copian a mano los textos que solicitan y elaboran cuidadosamente una nueva “edición” para poder regresar a su monasterio con el texto requerido.
Desde que ambos llegan a la abadía se encuentran con una muerte sospechosa a la que le seguirán otras, con el paso de los días. Esto, unido a la sagacidad demostrada por Fray Guillermo, empuja al Abad Abbone a confiarle la resolución de los crímenes, concediéndole libertades extraordinarias en la abadía, con el fin de dilucidar cuanto antes el misterio.
Siendo pues Guillermo de Baskerville un hombre agudo, descubre que todos en la abadía tienen algo que ocultar: algunos, vicios de la carne; y otros, vicios del espíritu. Es precisamente la sed de conocimiento (que en el libro de Umberto Eco denomina como “lujuria del intelecto”) la que origina los más trágicos acontecimientos vistos en tan tranquilo y santo lugar, dedicado a la oración.
Es por ello que se guardaban con tanto celo algunos libros considerados como “prohibidos”: tal es el caso de “Poética”, escrito por Aristóteles, cuya única copia se encontraba resguardada de ojos curiosos en el Edificio (la Biblioteca) ya que el filósofo sostiene a través de sus ejemplos – todos cómicos – que es a través de la risa que se puede dar gloria a Dios. Esto iba en contra de lo que pensaba Jorge de Burgos – uno de los monjes benedictinos más viejos, ciego, encorvado y «blanco como la nieve»; antiguo bibliotecario de la abadía, que empeña su vida en ocultar un libro, – que sostenía que la risa no es buena para el hombre: afirmaba que el libro podría incitar a los hombres a perder el miedo al infierno y no necesitar a Dios.
El método científico de Guillermo se ve enfrentado al fanatismo religioso representado por Jorge de Burgos, quien tras la discusión con Guillermo comienza a devorar las páginas envenenadas del libro para evitar que se difunda su conocimiento.

 

En el forcejeo para recuperar el libro de manos del bibliotecario una lámpara cae accidentalmente, iniciando un incendio que arrasa con la biblioteca y la abadía entera.
En la cinta, magistralmente dirigida por Jean-Jacques Annaud, se observa un ríspido diálogo protagonizado por Jorge de Burgos, interpretado por Feodor Chaliapin Jr. y Guillermo de Baskerville, por Sean Connery, donde precisamente éste último ejemplifica cómo algunos santos apelaban a la risa para burlarse de los infieles mientras que el anciano y ya ciego monje de Burgos sostiene que ello no es sino la puerta abierta para el pecado.
Este tipo de conocimiento aparece como un delito para la Iglesia Católica, en este caso representada por el “Venerable Jorge”. Fuera de la religión, no se permitía la libertad de pensamiento. Sólo la compostura y el más estricto cumplimiento de “La Regla” eran permitidos. Como claro ejemplo, está este libro misterioso: quien leía su contenido moría.

Galería de fotos de Guillermo de Baskerville

Características

Representa el espíritu científico, humanista y tolerante. En el pasado fue Inquisidor, pero chocó con Bernardo Gui en un proceso por defender la no culpabilidad de un acusado. Es franciscano, por tanto defiende la pobreza, sus hábitos de vida a si lo ponen en evidencia. Es un hombre muy culto, de mente racional y que apoya el avance científico, lo dará a entender a la hora de poner en práctica sus métodos deductivos y haciendo uso de los nuevos inventos científicos de la época, como las lentes, etc. Moralmente, es comprensivo y tolerante. Todas estas características de su personalidad se ponen en evidencia en su modo de enfrentar los conflictos más con la razón que con la superstición, se vale de métodos deductivos que se apoyan en la experiencia y no sólo en las creencias de los filósofos griegos.
El diálogo que mantiene sobre la Poética de Aristóteles con Jorge de Burgos es fundamental para ilustrar este punto. Es un filósofo ockhamista, es decir, nominalista, metido a detective, que teoriza constantemente en sus diálogos con Adso. Toda su labor policíaca, todas sus investigaciones y deducciones están orientadas a exponer el pensamiento que sintetizan Bacon y Ockham, los dos también franciscanos ingleses y continuadores del espíritu de la Universidad de Oxford, que acaba dando al traste con la filosofía escolástica tradicional. El desprecio de la escolástica, representado por la Universidad de París y los dominicos, reaparece constantemente en boca de Guillermo de Baskerville. Su manera de investigar es el ejemplo práctico de la teoría del conocimiento que representa. Es una persona de gran inteligencia y muy observadora, esto le ayuda a descubrir las causas de los asesinatos y suicidios que se estaban cometiendo en la abadía. Se basaba en las leyes lógicas, se fijaba mucho en la naturaleza a la hora de investigar, decía que en la naturaleza se quedaban grabadas todas las pistas, un ejemplo es cuando quieren averiguar la muerte de Venancio y mira en la nieve y descubre que alguien lo arrastro hasta la tinaja. Guillermo de Baskerville, alude por su nombre y su actuación a Guillermo de Ockham y a Sherlock Holmes (Querido Adso, es elemental).

Video: fragmento de la película el nombre de la rosa

Influencias

Se ha dicho que el personaje de Guillermo de Baskerville tiene al menos dos inspiraciones. En primer lugar, estaría basado en Sherlock Holmes. De hecho, su descripción física, su método de investigación, su capacidad inductiva y su altivez nos recuerdan al famoso personaje de la serie de novelas policiales de Sir Arthur Conan Doyle. Es más, uno de los mejores libros de la serie se llama “El sabueso de los Baskerville”, evidente inspiración para que Umberto Eco le pusiera este nombre al personaje. La segunda influencia usualmente citada es Guillermo de Ockham, un fraile franciscano y filósofo inglés, considerado junto a Tomás de Aquino como uno de los mayores exponentes del pensamiento escolástico medieval. El propio Eco reconoció en su libro Apostillas a El Nombre de la Rosa que su idea original era que este personaje histórico protagonizara la novela, pero que la descartó al ser incapaz de superar la antipatía que le suscitaba el venerabilis inceptor.

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_de_Baskerville

http://es.wikipedia.org/wiki/El_nombre_de_la_rosa

http://www.hislibris.com/el-nombre-de-la-rosa-umberto-eco/

http://antero.atspace.com/rosa.htm


  • Silvia Cicarelli

    Siiiiiii, también es una de mis preferidas. Qué grande Umberto Eco!!!

  • Jesus Galland

    EL DEBATE ENTRE EL VENERABLE JORDY Y WILLIAM DE BASKERVILLE, ES SEGUIDO POR LOS DEMÁS MONJES CON LA ATENCIÓN Y RITMO DE UN PARTIDO DE TENIS…

  • Magui Beldo

    Excelente personaje! me encanto el nombre de la rosa! una de mis novelas preferidas…

  • María Victoria Yépez Lasso

    “El nombre de la rosa”… Me la leí sin parar.

  • OpusVida – Biografías Críticas

    Jorge de Burgos: La risa es un invento diábolico, que deforma las facciones y hace que los hombres parezcan monos.

    William de Baskerville: Los monos no ríen. La risa es un atributo humano.

    Jorge de Burgos: Como el pecado. Cristo nunca rió.

    William de Baskerville: ¿Podemos asegurarlo?

    Jorge de Burgos: En un ningún momento de las escrituras se dice que riera

    William de Baskerville: Tampoco en ningún momento se dice que no lo hizo. Si hasta se sabe que los santos se servían del humor para ridiculizar a los enemigos de la fe. Por ejemplo, cuando los paganos sumergieron a San Mauricio en agua hirviendo él se quejó que el agua estaba fría, el sultán metió la mano y se escaldó.

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]