Howard Hughes

Biografia OpusVida por dina

PAGINAS: 1 2 3

Howard Hughes fue un magnate excéntrico, un gran aviador y un ingeniero autodidacta de gran inteligencia. (24 de diciembre de 1905 – 5 de abril de 1976)

Desde su niñez soñaba con ser piloto, productor de cine y golfista. Excepto en esto último, tuvo éxito en todo lo demás, destacando sobremanera como aviador, ingeniero aeronáutico, productor de cine y empresario. Fue famoso por sus hazañas en el aire, y por haber construido aviones como el Hughes H-1 y el hidroavión Hércules. Sus logros como industrial, y como productor en Hollywood, fueron muy importantes. Por otro lado, sus excentricidades, manías, y su comportamiento lunático en general estuvieron motivados en gran medida por padecer un T.O.C. (trastorno obsesivo-compulsivo).

Contenido:

  1. Infancia
  2. Juventud
  3. Personalidad
  4. Aviación
  5. Hughes Aircraft
  6. El terrible accidente del XF-11
  7. Hughes y su H-4 Hércules
  8. La aventura de las aerolíneas TWA
  9. De la reclusión a la muerte
  10. En el área cinematográfica.
  11. Representaciones fílmicas.
  12. Películas
  13. Reconocimientos como aviador
  14. Curiosidades

Infancia

Howard nació en Humble, Texas, el 24 de diciembre de 1905, aunque esa fecha es controvertida para algunos biógrafos. Aunque Hughes afirmaba que nació en Nochebuena, según sus expedientes bautismales nació realmente el 24 de septiembre. Sus padres fueron Howard Robard Hughes y Alene Hughes. Su padre fue un industrial que patentó la broca tricono, que permitía excavar pozos de petróleo antes inaccesibles. En 1909 fundó la Hughes Tool Company para comercializar esta invención. Al heredar este negocio, el adolescente Howard se alió con la firma Baker, formando una de las compañías líderes en aquella materia.

El joven Howard creció fuertemente influenciado y sobreprotegido por su madre, que padecía microfobia, por lo que trataba de aislar a su hijo de todos los gérmenes ambientales. Alene sufría un miedo terrible a los contagios de enfermedades, y así, el niño creció con una percepción hostil del mundo exterior. Su madre Alene le llamaba cariñosamente Soony.

La obsesiva madre mantenía los clásicos rituales victorianos en cuanto al cuidado de la salud de los hijos. Repasaba exhaustivamente el cuerpo desnudo del niño, deteniéndose en los dientes, las orejas, los genitales, los codos y las rodillas. Comprobaba igualmente sus deposiciones. Y a diario se ocupaba también del baño de su hijo, al que frotaba todo el cuerpo con un potente jabón de lejía. Ante cualquier síntoma de fiebre o malestar, acudían varios médicos a la casa familiar para atender al niño, sin importar la hora que fuese.

Que Howard era un niño talentoso y dotado de una notable inteligencia estaba fuera de toda duda; su dolencia TOC iba a ser su peor via crucis. A los 11 años construyó la primera emisora de radio que hubo en Houston. Con ella logró comunicarse con los barcos que surcaban las aguas del Golfo de México. Recogía y grababa los mensajes, e incluso acertó a interpretar que los sonidos obedecían al código Morse, que aprendió en una sola noche. Al día siguiente ya contactaba con los oficiales de los buques.

De su padre, heredó el interés y la inteligencia hacia todas las cosas mecánicas. A los 12 años de edad, fotografiaron a Hughes en el periódico local siendo el primer muchacho de Houston en tener una bicicleta motorizada, que había construido él mismo.

Juventud

Allene Hughes murió a la edad de 39 años, en marzo de 1922, debido a las complicaciones de un embarazo ectópico. Este hecho marcó profundamente a Howard. Nunca conseguiría deshacerse de la melancolía causada por la pérdida de su sobreprotectora madre.

Menos de dos años más tarde, en enero de 1924, su padre falleció de un ataque al corazón. Howard quedó muy afectado al perder a sus padres siendo él tan joven. Sus muertes, y sus propias fobias, impulsaron a Hughes a crear en los años 50 un laboratorio de investigación médica, sin ánimo de lucro.

Por voluntad de su padre, Howard heredó el 75% de su multimillonaria fortuna, que además incluía las cantidades generadas por la perforación de yacimientos de petróleo. Poco después de la muerte de su padre, ingresó en el Rice Institute of Technology de Houston. Antes había estado en el California Institute of Technology, en Pasadena, donde no obtuvo ningún diploma.

En junio de 1925, dejó la Universidad de Rice y se casó con Ella Rice. Juntos abandonaron Houston y se trasladaron a Hollywood donde Howard esperaba producir películas. Muy pronto, el matrimonio entró en crisis, por las duras condiciones de vida doméstica que Howard imponía a su esposa, entre otros motivos. Tras diversos incidentes, Hughes mantuvo a su esposa Rice aislada en su casa por algunas semanas durante 1929, tras lo cual ella volvió a Houston, y solicitó irrenunciablemente el divorcio. Fue amigo del Gangster Frank Lucas.

Personalidad

Howard poseía, aparte de una muy buena presencia e inteligencia, una personalidad atrayente. Aunque desde siempre mostró actitudes extrañas, como su marcada tendencia a autorrecluirse. Era un individuo bastante impredecible, solía entusiasmarse rápidamente por un proyecto y abordarlo con una intensidad pasmosa y después olvidarlo todo. Hughes padecía un trastorno obsesivo compulsivo (T.O.C.), el cual nunca se trató adecuadamente.

En su vida privada, muchas mujeres fueron atraídas por su fortuna y su personalidad. Estuvo relacionado con numerosas damas de Hollywood de los años 30 y 40. Pero al cabo de un tiempo, Hughes se aburría de ellas, y a su vez más a menudo, ellas se aburrían de sus manías obsesivas. Mantuvo recluida en su hogar a su primera esposa, Ella Rice hasta provocarle ataques de pánico y claustrofobia.

Después de su primer divorcio, Hughes pasó mucho tiempo con grandes estrellas de cine, ofreciéndoles matrimonio a muchas de ellas, incluyendo a Katharine Hepburn, quien además de amante fue su mejor amiga. Entre sus romances puede nombrarse a Bette Davis, Rita Hayworth, Gene Tierney, Ava Gardner, Olivia de Havilland, Yvonne DeCarlo, Jane Greer, Ginger Rogers, Billie Dove, (una mujer exótica a quien Hughes pagó a su marido por su divorcio), entre otras.

Joan Fontaine admitió en su autobiografía (“No Bed of Roses”) haber estado varias veces con Hughes. Y Bessie Love fue una de sus amantes durante su primer matrimonio.

Jean Harlow lo acompañó en el estreno de Hell’s Angels. Pero su mano derecha, Noah Dietrich, escribió años más tarde “Howard: The Amazing Mr. Hughes”, donde revelaba que Hughes sólo mantuvo una relación estrictamente profesional con Harlow. También hablaba de Jane Russell, a la que Howard intentó meter en su cama (según ella misma reconoció en su autobiografía) estando casada. Le rechazó, pero fueron amigos durante años.

Además, hay constancia de que Howard contrataba jovencísimas starlets (aspirantes a actriz), a las que formaba y casi recluía para poder tenerlas bajo su estricto dominio. Se ha llegado a insinuar que tenía muchachas metidas en apartamentos por todo el país.

Para el millonario Hughes, el dinero era un medio para comprar lo que no podía obtener por sus propios méritos personales. Suyas son las famosas frases que lo retratan en este aspecto:

-” Puedo comprar a todos los hombres del mundo”-

-.Todo el mundo tiene su precio.-

Cantidades fabulosas se extraían de la caja empresarial Bakery ante el desconsuelo de sus contables, que nada podían hacer para evitarlo.

Hughes gastaba enormes cifras en regalos deslumbrantes para sus amantes, en lujosas fiestas, y en sobornos varios. Así lograba comprar voluntades y cuerpos. También derrochaba grandes sumas en proyectos y empresas de dudosa rentabilidad. No había ninguna persona en su ámbito que fuera capaz de hacer frente a su dominante personalidad, excepto tal vez Noah Dietrich.

El 11 de julio de 1936, Hughes atropelló con su coche a un peatón llamado Gabriel Meyer, en Los Angeles, matándolo. En el hospital donde le atendieron, un médico tomó nota de que parecía haber bebido alcohol. Fue detenido y acusado de “sospecha de homicidio negligente”.

Un testigo declaró a la policía haber visto circular el automóvil de Hughes de forma errática y a gran velocidad. Declaró que, antes del accidente, el peatón se encontraba quieto en la zona segura de una parada de tranvía. Pero más tarde, durante la investigación, el testigo se retractó de todo lo dicho y apoyó la versión de Howard, según la cual conducía despacio cuando un peatón se abalanzó frente a su vehículo sin que pudiera esquivarlo. El Fiscal de Distrito recomendó que Hughes fuera eximido de cualquier responsabilidad en el caso.

Por otro lado, su astucia y su falta de escrúpulos como hombre de negocios quedan claras al ver cómo conseguía evitar los impuestos. En los primeros años de su compañía aeronáutica Hughes Aircraft (fundada en 1932), intentó sin éxito trasladar la empresa de California a Nevada, donde los impuestos eran más bajos. Al final, en 1953, donó todos sus activos a su propio instituto de investigación médica (el Instituto Médico Howard Hughes), entidad exenta del pago de impuestos.

Aunque vivió en su propio hogar en California durante muchos años, en un momento dado se dio cuenta de que podía vivir en hoteles, para no tener que declarar al fisco por su residencia. Poco después, la ley cambió, por lo que cualquier persona que estuviera al menos 180 días residiendo en un estado cualquiera, debía pagar impuestos por ello. Entonces, Hughes decidió ir cambiando de hotel y de estado. Cuando tras su muerte, los estados de California y Texas trataron de cobrar los impuestos relativos a su herencia, no pudieron probar que hubiera sido residente legal en ninguno de los dos territorios.

Además, los directivos de sus empresas no percibían grandes sueldos mientras estuvieran en el cargo. Demasiados impuestos. Su plan consistía en que una vez dejaran la compañía, Hughes hacía declaraciones públicas críticas y ofensivas hacia ellos. Y entonces debían demandarle judicialmente por difamación. Por supuesto, el magnate perdía los juicios y les pagaba de ese modo los millones que les debía, ahorrándose otros tantos. Así pasó con Noah Dietrich y Robert Maheu (cuya indemnización fue de $2.2), entre otros.

PAGINAS: 1 2 3

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]