Jacqueline Kennedy

Biografia OpusVida por dina

Jacqueline Lee Bouvier Kennedy Onassis (Southampton, Nueva York, 28 de julio de 1929 — Nueva York, 19 de mayo de 1994) fue la esposa del presidente John F. Kennedy de 1953 a 1963 y era conocida como Jacqueline Kennedy o Jackie Kennedy. Fue la Primera Dama de los Estados Unidos de 1961 y hasta el asesinato de su esposo en 1963. A partir de 1968 y hasta la muerte de él, en 1975, estuvo casada con Aristóteles Onassis y fue conocida como Jacqueline Onassis, Jackie Onassis o más informal como Jackie O.

Infancia, familia y educación

Jacqueline Lee Bouvier, llamada “Jackie”, nació en una familia de la alta sociedad neoyorquina. Era la hija mayor de John Vernou Bouvier III (1891-1957), un seductor corredor de bolsa de ascendencia francesa y de su esposa, Janet Norton Lee (1907-1989), hija de un presidente de banco. Por la línea paterna, las hermanas Bouvier era descendientes de los Van Saless, una familia de ascendencia holandesa-africana que se estableció en Nueva Ámsterdam en el siglo XVII. La hermana pequeña de Jacqueline, Caroline Lee Bouvier, nació el 3 de marzo de 1933, cuyo nombre actual es Lee Radziwill. Los padres de Jacqueline se divorciaron en 1940. Su madre volvió a casarse con Hugh D. Auchincloss, que había estado casado con anterioridad con la madre del novelista Gore Vidal.

Desde niña, Jackie Bouvier fue una buena amazona y amante de los caballos. Ganó diversos trofeos y medallas en competiciones ecuestres. Le gustaba leer y escribir poesías y, aparentemente, adoraba a su padre. De su madre se decía que era muy estricta y que inculcó a sus hijas la etiqueta, maneras, vestimenta y costumbres de la clase alta.

Tras ser nombrada “Debutante del Año”, asistió a la escuela de “Miss Porter”” (1944-1947), el Instituto Vassar (1947-1948) y la Universidad George Washington, en la que se graduó en arte en 1951. En 1949, pasó algún tiempo estudiando en la Sorbona de París. Jacqueline hablaba francés y español con fluidez. Tras graduarse, empezó a trabajar como fotógrafo para el “Washington Times Herald”. Gracias a este empleo conoció a numerosos políticos, entre ellos al que sería su primer esposo.

Su matrimonio con Kennedy

Si bien estaba prometida con el corredor de bolsa John Husted Jr. (se tendrían que haber casado en junio de 1952), terminó esa relación por la presión de su madre, quien era partidaria de que se casase con el político de futuro muy prometedor, el senador John F. Kennedy, una de las estrellas del Partido Demócrata, con quien se casó el 12 de septiembre de 1953 en Newport, Rhode Island. Jackie (como se le llamaba) conoció a John cuando trabajaba como reportera en un prestigioso semanario en New York. La atracción fue mutua y pronto establecieron un romance. El matrimonio fue un acontecimiento muy glamoroso de la alta sociedad norteamericana.

El matrimonio tuvo cuatro hijos: Arabella (falleció antes de nacer, 1956), Caroline Bouvier Kennedy (1957), John Fitzgerald Kennedy Jr. (1960-1999), y Patrick Bouvier Kennedy (nació y murió en agosto de 1963). Su matrimonió pasó por dificultades ya que se acusaba a su esposo de ser un mujeriego y de tener una mala salud.

Mantuvo una estrecha relación con su suegro, que vio en ella a la perfecta Primera Dama. Jacqueline mantuvo también buenas relaciones con su cuñado Robert. Sin embargo, no tenía el carácter competitivo, deportivo y, a veces, abrasivo del clan Kennedy. Era mucho más tranquila y reservada. Una vez fallecido su esposo, Jacquie se desvinculó rápidamente del clan.

Su casamiento con onassis

La vida bastante disipada de Aristóteles Onassis hasta antes de la llegada de Jackeline, transcurría entre cruceros con invitados del mundo del espectáculo y la nobleza europea, en su yate de lujo, “Christina” por el Mediterráneo, el mar Egeo y la Costa Azul, la isla privada de Skorpios y sus negocios que dirigía a distancia.

La relación terminó abruptamente cuando un Onassis deslumbrado dejó sin mayores miramientos a María Callas para casarse con Jackie Kennedy, viuda de John F. Kennedy, el 20 de octubre de 1968. Jacquie Kennedy insistió en casarse para no escandalizar a sus hijos de corta edad. A lo que el magnate accedió encantado, dejando de paso a Callas devastada sentimentalmente.

Se estableció un acta matrimonial secreta que declaraba que en caso de muerte del marido o divorcio, Jacquie recibiría la tercera parte de su fortuna y bienes, Onassis la firmó sin regaños.

Pasado un tiempo, Jacquie evidenció tener gustos extravagantes y costosos que un afligido Onassis debía satisfacer a costa de elevadas sumas de dinero, recursos y personal a su servicio; pronto se hastió de ella. Por ejemplo, para el desayuno matinal, el avión personal de Onassis debía volar más de 300 km en la mañana, a una isla cercana a la isla de Skorpios para traer un tipo de pan que a Jacquie le encantaba para su desayuno. Además siguiendo el estilo que tuvo en la Casablanca cuando era Primera Dama, cambió suntuosos y elaborados decorados por arreglos aún más costosos y a gusto de ella, haciendo desaparecer cualquier huella de María Callas en su residencia. Jacquie pasaba la mayor parte del tiempo de compras y la vida marital se volvió vacía para Onassis.

Pronto Onassis se sintió defraudado con su cada vez más esquiva y costosa esposa y volvió sus ojos a María Callas. Callas fue el amor más grande de su vida, hecho evidenciado por lo poco que duró la felicidad en su matrimonio con Jacqueline, unión que intentó disolver de manera temprana. Jacquie le era esquiva maritalmente y además detestaba el hedor a tabaco que envolvía a Onassis. El 23 de enero de 1973, su hijo Alexander fallecía en un accidente de aviación y eso lo sumió en una profunda depresión de la que nunca se sobrepuso.

La Callas nunca le perdonó a Onassis el desaire. Mientras estuvo casado con Kennedy fueron muchas las veces que trató de encontrarse con Callas; de hecho, voló a París para verla después de la muerte de su hijo Alexander, en un accidente de avión.

Durante este encuentro, Callas le dijo “Ojalá nuestro hijo hubiera vivido”. Callas lo rechazó dignamente y nunca más se volvieron a encontrar físicamente. Onassis se sumió en la soledad y la depresión.

Al igual que María Callas que no pudo superar el abandono del magnate y nunca se lo perdonó, Onassis nunca se recuperó de la muerte de su hijo.

Onassis sumido en una depresión y además de ser excesivo fumador de puros, murió en Neuilly-sur-Seine, Francia, a causa de una neumonía bronquial a la edad de 69 años. Jacquie guardó un luto aparente por la muerte de su marido, mientras sus abogados corrían a validar el acta de matrimonio.

Su hija Christina fue designada heredera universal, pero Jackie Kennedy reclamó la tercera parte de las posesiones del magnate, como estaba estipulado en el acta de matrimonio. Se entabló una disputa legal entre Christina y Jacquie.

Su muerte

Pasó los últimos años de su vida junto a Maurice Tempelsman, un industrial belga, comerciante en diamantes. En 1994 se le diagnosticó un linfoma, un tipo de cáncer que estaba en avanzado estado de desarrollo. Murió en su apartamento de la Quinta Avenida de Nueva York, el 19 de mayo de ese mismo año. En su memoria, la gran reserva de agua del Central Park fue nombrada “Jacqueline Kennedy Reservoir”

Su funeral fue televisado en todos los Estados Unidos. Está enterrada junto a su primer esposo, el presidente Kennedy. La ceremonia, aunque tenía carácter privado, contó con intervenciones de personajes como el presidente Bill Clinton.

Fuente: Wikipedia

Comentar

Debes iniciar Sesión para publicar un comentario.

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]