Johan Galtung

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

Johan Vincent Galtung es sociólogo y matemático, de formación; científico social, de ejercicio intelectual; y  ciudadano del mundo, de vocación y compromiso político. Es una de las personalidades  más ubérrimas y creativas de las ciencias sociales actuales como puede apreciarse en el tamaño, perspectiva y estilo de su obra. Es uno de los fundadores de la investigación sobre la paz y los conflictos.

En 1959 fundó en Oslo el primer instituto de investigación sobre la paz, el International Peace Research Institute, y fue su director durante diez años. En 1964 fundó la Revista de Investigación sobre la Paz (Journal of Peace Research). Fue profesor de Investigación sobre Conflicto y Paz en la Universidad de Oslo entre 1969 y 1977. Ha colaborado extensamente con diversas instituciones de las Naciones Unidas, y se ha desempeñado como profesor visitante en los cinco continentes, incluyendo trabajos en Chile, en la Universidad de la ONU en Ginebra, en los Estados Unidos, Japón, China, India y Malasia.

En la actualidad es Profesor de Estudios sobre la Paz en la Universidad de Hawai y director de Transcend: A Peace and Development Network y rector de la Transcend Peace University. En 1987 recibió el premio Nobel de la Paz alternativo. Su prodigiosa producción incluye 50 libros y más de 1000 artículos publicados. Su trabajo, como pensador, escritor, conferencista, asesor y activista, tiene un inmenso impacto en la disciplina de Estudios para la Paz.

Contenidos:

  1. Comienzos
  2. Su formación
  3. Pensamiento
  4. La resolución de conflictos exige creatividad
  5. Galería de fotos de Johan Galtung
  6. Algunas de sus obras
  7. Reconocimientos y distinciones

Comienzos

Johan Vincent Galtung  nació en Oslo, la capital de  Noruega, en 1930. Descendiente una familia de ascendencia vikinga, su padre, doctor en medicina, fue una de las personas más relevantes de la élite profesional y política noruega, como médico avocado a la política de salud pública y  concejal del Ayuntamiento de Oslo. Galtung evoca la personalidad de su padre con gran cariño y respeto intelectual y cuenta, en su breve “Autobiografía”, que le compensó del disgusto que le dio al cuestionar el cristianismo luterano de la familia con el examen dilatado y afectivo del budismo y la praxis ético- religiosa del bueno de Mahatma Gadhi.

Su formación

Cuenta Johan Galtung que no se sintió muy cómodo con los profesores y los contenidos de la educación básica de su época, con los que adoptó una actitud de crítica constante, a  excepción de las lenguas. En la Universidad de Oslo estudió filosofía, matemáticas y sociología. Recuerda con afecto intelectual y amistad el magisterio del gran pensador Arne Naes quien le mostró algunas de las líneas maestras del pensamiento(cultura e ideología, paz, India y Gandhi) que, más tarde, él constituiría en su propio programa científico. A principios de los años cincuenta se negó a hacer el servicio militar. Propuso a las autoridades sustituirlo por un servicio civil a la nación, algo no previsto todavía en las leyes. Le aceptaron la propuesta, con lo que pasó unos meses trabajando para un departamento del gobierno. Una disconformidad con el tiempo que le habían ordenado da con su persona en la cárcel.

En ese ambiente revive de nuevo la experiencia del contacto descarnado con otras clases sociales, con el mundo de los marginados y la delincuencia. Su primera experiencia de la sociedad fue de joven al alejarse en bicicleta de su centro ciudadano y sociocultural donde estaba su hogar, en Oslo. Galtung cultiva y labora su sociología de la paz, el desarrollo, la política y la cultura, su epistemología taoísta, y su ética gandhiana y budista, a partir de estas experiencias y se proyecta al mundo entero. Es el creador de la perspectiva y la metodología de la “Investigación sobre la Paz”(Peace Research).

En la Universidad de Columbia, en los Estados Unidos,  estudió sociología con maestros como Lazarsfeld, de quien aprendió el virtuosismo metodológico, y Merton, de quien recibió una sólida e integradora formación teórica. En Columbia conoció también a Charles Writh Mills. Con ellos compartió lo positivo y lo negativo de la sociedad y de la época. Entre las cosas buenas está su inmersión en la sociología y en las ciencias sociales desde uno de los círculos científicos, de las bibliotecas y de los laboratorios y observatorios más creativos del mundo cual es la Columbia University, así como su proyección sudamericana y cultural a otras civilizaciones, como la India, China y el Japón.

Entre los problemas está su participación muy activa y crítica contra el programa del gobierno norteamericano de uso de los científicos sociales para extraer información de carácter político en sudamérica, conocido como “Camelot”. Le costó algunos disgustos políticos con el gobierno norteamericano de Johnson y con diversos colegas , al ser tildado de “activista antinorteamericano”. Ha profesado en universidades., institutos y círculos profesionales de Europa, América y  Oriente, particularmente en Japón, con sus temas fundamentales: Peace Research, cultura profunda, civilizaciones, economía y política claves sociológicas y holísticas, los verdaderos mundos, epistemología y metodología.

Es presidente de “Transcend”, organización para la información y acción cívica en los ámbitos de la paz, el desarrollo y la cultura que opera en Internet, y presidente de honor de la Fundación de Ciencias Sociales y Mundo Mediterráneo, con sede en Altea (Alicante, España), dedicada a la investigación, documentación y seminarios sobre las culturas, civilizaciones y sociedades mediterráneas en una línea temporal de los últimos once mil años.

Pensamiento

Galtung introdujo varios conceptos nuevos, entre ellos son los más conocidos aquellos acerca de la violencia y la paz: – El triángulo de la violencia: Aparte de la violencia directa, física o verbal y visible para todos, existen también la violencia estructural y la violencia cultural, fuerzas y estructuras invisibles, pero no menos violentas.

Ellas son las raíces de la violencia directa y comprenden ciertas formas sociopolíticas y culturales de una sociedad: las estructuras violentas como represión, explotación, marginación o también la distancia no adecuada; y la cultura de la violencia como la legitimación de la violencia en el patriarquismo, racismo o sexismo. – Paz negativa versus paz positiva: La paz debe ser más que la mera ausencia de un conflicto violento (ésta es designada como paz negativa); los Estados (o cualquier grupo dentro de un conflicto) deben buscar relaciones de colaboración y apoyo mutuo para lograr una paz positiva. En el momento del cese al fuego el trabajo para construir la paz no está sino a punto de comenzar, para lograr así una paz que dure más allá del alto al fuego.

Galtung se compromete también en una democratización de las Naciones Unidas. Se ha pronunciado reiteradamente en favor del establecimiento de un parlamento mundial y es miembro del comité para una ONU democrática que se fundó en 2004. Como fundador de Transcend, al metodología para la transformación pacífica de los conflictos se basa en el diálogo por separado con todas las partes implicadas para entender los objetivos, temores y preocupaciones de cada una de ellas. Luego se identifican los objetivos legítimos, para lo que se debe tener en cuenta que lo que queremos para nosotros mismos debemos estar dispuestos a concedérselo a los demás.

Y, por último, se buscan soluciones creativas para superar los objetivos aparentemente incompatibles. Un ejemplo: Galtung propuso convertir un territorio fronterizo en disputa entre Ecuador y Perú que estaba a punto de provocar una cuarta guerra entre ambos países en un parque natural para atraer turistas que administrarían ambos Gobiernos como “zona binacional”. Sobre esta propuesta se firmó un acuerdo de paz en 1998 que estableció zonas libres de impuestos que ahora ayudan a promover el comercio mutuo. Otro. Fue Galtung quien resolvió el conflicto creado entre Dinamarca y el mundo musulmán por la publicación en una revista danesa de caricaturas sobre Mahoma. Y más. Sus documentos de trabajo sobre la seguridad mediante la cooperación también fueron fundamentales para la reforma de la extinta Unión Soviética y el final de la Guerra Fría. Y así hasta un centenar de casos que también le han llevado a ser consultor de Naciones Unidas.

La resolución de conflictos exige creatividad (Ezequiel Moltó 28/01/2001, el país)

Johan Galtung se considera ante todo una persona ‘cosmopolita’. Ha publicado 105 libros de pensamiento y sociología, ha sido investido doctor honoris causa por seis universidades de todo el mundo y pronto será distinguido también por la de Alicante, donde el viernes ofreció una conferencia. Johan Galtung (Oslo 1930), que combina sus residencias entre Versonnex (Francia), Manassas (EEUU), Kyoto (Japón) y L’Alfàs del Pi (España), considera que ante el fenómeno de la inmigración la mejor solución es conocer al otro y viajar mucho. El profesor noruego apela al diálogo como única vía para la resolución de los conflictos, critica el fenómeno de la globalización y augura un fin de la hegemonía de Estados Unidos en la esfera mundial, porque son ‘demasiado impacientes y no saben afrontar los problemas’.

Pregunta. ¿Qué sentido tiene educar para la paz en el siglo XXI?

Respuesta. Manejar conflictos sin violencia es el principio básico, hay que entender muy bien las metas de cada uno, los choques y cómo se puede encontrar una solución para que todos se sientan bien.

P. Es necesario actuar en este sentido…

R. Por supuesto, yo sugerí en el conflicto de Ecuador y Perú que, después de cuatro guerras consecutivas, se planteara una frontera con un parque natural, y ésa fue la solución. P. Y en el conflicto del País Vasco, ¿cómo actuaría?

R. Hay que establecer un diálogo con París. La meta vasca clásica es una entidad propia y autónoma, podría ser como Andorra antes de la independencia. Para ayudar a un desarrollo autónomo de esta entidad deben ceder ambas partes, con una representación en la Unión Europea y representantes en la Organización de Naciones Unidas pero sin cambiar la Carta de Francia y la Constitución de España. Pero, eso sí, con una protección clara de las minorías.

P. Y la postura del ‘no diálogo’, ¿ es beneficiosa?

R. Yo creo que esto desemboca en más violencia, además considera que la Unión Europea es un paraguas bajo el que se pueden hacer muchas cosas.

P. ¿Debería interferir en el conflicto vasco la Unión Europea?

R. Sí, por supuesto, y como ejemplo debería convocar a Madrid, a París y a los vascos de ambos lados a una mesa redonda para hablar. Yo ya he conversado con todas las partes implicadas. Hablar del nacionalismo vasco, sin hablar que hay un nacionalismo francés y uno español, no tiene ningún sentido. Tenemos tres nacionalismos, y hay que construir un tipo de hogar donde los tres se sientan cómodos.

P. ¿ La violencia cultural legitima la violencia directa y estructural?

R. El típico ejemplo es el de la cultura profunda. Hay gente que cree que el único modo de resolver un conflicto es con violencia, y esa postura no conduce a ningún sitio, la mejor fórmula es la del diálogo.

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]