Julia de Burgos

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

Julia  de Burgos fue una poetisa, dramaturga y educadora puertorriqueña. Nació en el Barrio Santa Cruz, en Carolina, Puerto Rico. Falleció en Nueva York, Estados Unidos. Su obra puede ser caracterizada por una capacidad enorme de proyectar la feminidad de su tiempo. Pero también por la problemática personal, tanto de su vida ajetreada y, a veces, hasta turbulenta, como de la intuición de su inminente su muerte.

Su nombre completo era Julia Constancia Burgos García. Nació en Carolina, Puerto Rico. Fue maestra de escuela, poeta y periodista. De vida azarosa, autodesterrada en Cuba y Estados Unidos, murió en un hospital de Harlem y fue enterrada anónimamente en una fosa común.

Se graduó de maestra normalista en la Universidad de Puerto Rico en 1933.

En 1934 trabajó en la PRERA (Agencia para la Rehabilitación Económica de Puerto Rico, por sus siglas en inglés) en Comercío, como empleada de una estación de leche, lugar en que los niños de familias pobres recibían desayuno gratuito. Contrajo nupcias con Rubén Rodríguez Beauchamp en ese mismo año.

Al cierre de la PRERA, durante corto tiempo ejerció como maestra en un barrio de Naranjito en 1935. En esa época escribió su famoso poema Río Grande de Loíza. Durante ese año Julia de Burgos también conoció e hizo amistad con Luis Lloréns Torres, Luis Palés Matos, Evaristo Ribera Chevremont, entre otros poetas boricuas.

Durante 1936 publicó su poema Es nuestra la hora en una hoja suelta. Estaba comenzando a darse a conocer en el ambiente literario. En octubre de ese año pronunció el discurso La mujer ante el dolor de la Patria, en la primera asamblea general del Frente Unido Pro Convención Constituyente, en el Ateneo Puertorriqueño. Escribe los dramas breves Llamita quiere ser mariposa, Paisaje marino, La parranda del sábado y Coplas jíbaras para ser cantadas.

En 1937 coinciden dos hechos significativos en la vida de Julia de Burgos: la ruptura de su matrimonio con Rubén Rodríguez Beauchamp y la edición privada de Poemas exactos a mí misma, que representa una de sus primeras manifestaciones líricas, cuyo paradero actualmente se desconoce. Al año siguiente conoció al médico y sociólogo Juan Isidro Jimenes Grullón, quien habría de convertirse en su más acrisolado amor.

Publicó además, en 1938, su obra Poema en veinte surcos. En 1939 publicó su Canción de la verdad sencilla, obra premiada por el Instituto de Literatura Puertorriqueña. Un año después viajó a Cuba, en donde conoció a múltiples intelectuales, entre éstos Juan Marinello, Juan Bosch, Raúl Roa y Manuel Luna. Desde ese momento en adelante residió alternativamente en La Habana y Nueva York, dedicándose al periodismo y a la creación literaria.

El 18 de enero de 1940 llegó a la ciudad de Nueva York. A los quince días de su llegada concedió una entrevista al periódico La Prensa, que se publicó bajo el título “Julia de Burgos, poetisa puertorriqueña, en misión cultural en Estados Unidos”. El viernes 5 de abril de 1940 la Asociación de Periodistas y escritores Puertorriqueños rindió un homenaje público a Julia y a Antonio Coll y Vidal, en el Wadleigh High School Auditorium, en Nueva York. En 1941 se fue a vivir a La Habana. En la Universidad de esa metrópoli se matriculó en cursos de griego, latín, francés, biología, antropología, sociología, psicología, higiene mental, didáctica…

La relación con Juan Isidro llegó a su final en 1942. Tras esa decepción amorosa decidió partir hacia la ciudad de los rascacielos, en donde deambuló en busca de empleo. Durante algún tiempo trabajó como inspectora de óptica, empleada de un laboratorio químico, vendedora de lámparas, oficinista y costurera.

Póstumamente se publicaron El mar y tú y otros poemas (1954) y Yo misma fui mi ruta (1986). Bajo el título de Obra poética el Instituto de Cultura Puertorriqueña recogió su lírica en 1961. Una muestra de sus versos figura en la Antología de la poesía cósmica puertorriqueña, publicada por Manuel de la Puebla en 2002 y en las grandes colecciones de poesía hispanoamericana.

Su muerte estuvo rodeada de misterio.  Julia de Burgos sumida en su alcoholismo falleció en la ciudad de Nueva York, el 6 de julio de 1953, fue encontrada inconsciente y sin identificación alguna entre la Calle 106 y la Quinta Avenida y  murió de pulmonía en un hospital ubicado en Harlem, a la edad de 39 años. Debido a que nadie reclamó su cuerpo y a que no llevaba ninguna identificación, la ciudad la enterró bajo el nombre de “Jane Doe”.

Algunos de sus amigos fueron capaces de rastrearla y encontrar su tumba. Reclamaron su cuerpo y sus restos fueron enviados a Puerto Rico. Le dieron un entierro de héroe y se construyó un monumento en el lugar de su entierro, en la ciudad de Carolina, el lugar más cercano posible al Río Grande de Loíza que tanto la apasionó.

Su relación con Juan Isidro Jiménez Grullón

Aunque existieron muchos hombres en la vida de Julia de Burgos, la figura que inspiró sus mejores poemas (incluyendo los de su mejor libro, Canción de la verdad sencilla, 1939) fue el exiliado dominicano Juan Isidro Jimenes Grullón:

Nadie entendió tanto la terrible soledad, el desgarramiento profundo de la sensibilidad absoluta, la muerte lenta de Nueva York, como Julia de Burgos…

De Julia se han dicho muchas cosas, se le ha resaltado como mujer romántica (Alfonsina de Puerto Rico), se le ha minimizado como militante política (ferviente nacionalista de su país y de América), y poco se sabe de la etapa que con más fuerza hizo de su vida una “canción a la verdad sencilla”: Su romance con el Dr. Juan Isidro Jimenes Grullón…

El romance empieza a mediados del 38. Yo doy en San Juan tres conferencias, Julia asiste…, y me dijo que tenía interés en enseñarme su obra poética. Nos dimos una cita en el Hotel donde me hospedaba, Hotel Roma, y en efecto a los dos días siguientes ella acudió a la cita, me leyó los poemas, me entregó el primer libro, lo leímos y me dí cuenta de que realmente estaba frente a una figura poética de…. gran calidad…

Entonces Julia me leyó el libro, estuvimos discutiéndolo, nos volvimos a dar una cita, otra cita (porque hubo una atracción, vamos a decir, una atracción mutua), me enteré que estaba separada de su marido y después de unos tres o cuatro contactos surgió el romance entre nosotros. Y este romance va a durar durante toda mi estancia en Puerto Rico que comienza, como te dije, a mediados del 38 y termina a fines del 39.

Para esa época estaban allí mis padres, se enteraron del romance (creo que yo mismo se lo dije), procuraron información sobre Julia y les informaron que sí que Julia era una gran poetisa pero que no era mujer apegada a los valores tradicionales del hogar y, la familia, tenía tendencia ala dipsomanía y como era lógico (mis padres eran dos buenos burgueses) se opusieron a nuestra relación.

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]