Lech Kaczynski

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2 3

Lech Kaczyński nació el 18 de junio de 1949 en Varsovia (Polonia). Fue presidente de Polonia desde 2005 hasta su fallecimiento el 10 del abril de 2010. Lideraba, junto a su hermano gemelo Jarosław, el partido político Ley y Justicia (en polaco Prawo i Sprawiedliwośćo PiS), el partido político de centro-derecha.

Lech y su hermano gemelo Jarosław eran hijos de Rajmund Kaczyński, ingeniero que combatió en la Segunda Guerra Mundial, tomando parte en el levantamiento de Varsovia contra la ocupación alemana en 1944. En 1962, ambos hermanos protagonizaron la película de aventuras “O dwóch takich, co ukradli księżyc” que traducido al español significa “Sobre dos, que robaron la luna”.

Dos hermanos gemelos militantes de Solidaridad

Son tales el paralelismo vital y el grado de compenetración de los hermanos Jaroslaw y Lech Kaczynski desde sus días de infancia hasta el momento, a caballo entre 2005 y 2006, del asalto al poder de las instituciones del Estado polaco que acometer la biografía de uno de ellos, en este caso Jaroslaw, supone plagiar parcialmente la del otro. Jaroslaw, que sólo puede distinguirse de su hermano por los detalles del par de lunares que aquel luce en nariz y mejilla y que él no tiene, y por no llevar el anillo de casado dada su condición de soltero, es el mayor de estos gemelos virtualmente idénticos: su madre, filóloga de profesión, le alumbró 45 minutos antes que a Lech. El padre, Rajmund Kaczynski, un veterano de la lucha contra el ocupante alemán durante la Segunda Guerra Mundial en las filas del Armia Krajowa, el ejército clandestino de la resistencia, se ganaba la vida como ingeniero. Los Kaczynski constituían un ejemplo de la clásica familia polaca, apegada a las tradiciones, el patriotismo y la fe católica, que soportaba el régimen político comunista impuesto por los soviéticos con absoluta resignación.

Los gemelos compartieron aula escolar en su Varsovia natal y en 1962, cuando tenían 13 años, tuvieron una experiencia realmente peculiar: actuaron de protagonistas en una película de aventuras realizada por el Estado y destinada al público infantil que era la adaptación a la gran pantalla del relato O dwóch takich, co ukradli ksiezyc (Dos que robaron la Luna), una de las obras más populares del autor de cuentos Kornel Makuszynski. El aspecto rubicundo y angelical de los niños debió de decidir su selección por los productores de una película que tuvo mucho éxito y que convirtió a los gemelos en celebridades, dejando una impronta en la memoria colectiva de aquellos años grises que cuatro décadas más tarde iba a resultarles muy útil para sus ambiciones políticas. En el filme, Jaroslaw y Lech interpretaban a Placek y Jacek, dos gemelos revoltosos y avariciosos que conciben el plan de capturar a la Luna para venderla a buen precio y convertirse en millonarios.

Tras completar el bachillerato, los Kaczynski se matricularon en la Universidad de Varsovia para estudiar Derecho y Administración Pública. Una vez obtenida la licenciatura emprendieron estudios de doctorado que culminaron también el mismo año, en 1976, sólo que Jaroslaw se doctoró por la Academia Polaca de Ciencias, centro donde había trabajado su madre, y en la especialidad de Derecho Administrativo, mientras que Lech lo hizo por la Universidad de Gdansk y en Derecho Laboral. Aunque Jaroslaw se colocó de investigador en un instituto politológico de la Academia de Ciencias y luego en el campus de la Universidad de Varsovia en Bialystok, y Lech se puso a dar clases en la Facultad de Derecho de Gdansk, los hermanos no solían pasar mucho tiempo separados.

Juntos se involucraron en el activismo político y sindical de signo anticomunista que fue ganando ímpetu en el país tras los graves disturbios antigubernamentales de 1970, los cuales obligaron al Partido Obrero Unificado Polaco (PZPR), la formación marxista que detentaba el monopolio del poder desde 1947, y a la potencia tutelar, la URSS, a reemplazar en la Primera Secretaría a Wladyslaw Gomulka por Edward Gierek.

En la segunda mitad de la década de los setenta los hermanos cooperaron con dos organizaciones disidentes que jugaron al gato y el ratón con un régimen que no las toleraba: el Comité de Autodefensa de los Trabajadores (KOR), puesto en marcha en 1976 por un grupo de intelectuales independientes; y los Sindicatos Libres, que en 1980 lanzaron una vasta campaña de huelgas y movilizaciones en protesta por el deterioro de las condiciones de vida, la mezquindad de los salarios y las serias restricciones impuestas a los derechos de los trabajadores. Uno de ellos, el electricista industrial Lech Walesa, se reveló como un dirigente nato que arrastró al Gobierno a la mesa de negociaciones y que simbolizó en todo el mundo la lucha emprendida por los obreros polacos contra un régimen político que se llamaba a sí mismo obrerista.

Los hermanos se unieron al Sindicato Autogestionado Independiente Solidaridad (Niezalezny Samorzadny Zwiazek Zawodowy Solidarnosc), activado por Walesa, sus compañeros de Gdansk y otros 29 comités regionales el 17 de septiembre de 1980. Fue inmediatamente después de prestar ambos asesoría jurídica al Comité Interempresarial de Huelga, que en agosto, con cuartel general en los astilleros de la urbe portuaria y bajo el liderazgo carismático de Walesa, había entablado un pulso muy duro con el Gobierno, el cual se vio obligado a firmar el célebre Protocolo de 21 puntos, un paquete de garantías de derechos y libertades de ámbito laboral que no tardó en ser sobrepasado por las reivindicaciones de calado más político.

Jaroslaw y Lech se identificaron con el ala maximalista de Solidaridad, que en el I Congreso Nacional del sindicato, transcurrido en Gdansk en septiembre y octubre de 1981, sostuvo un fuerte enfrentamiento con los sectores moderados y gradualistas, modulados con la estrategia de Walesa, por sus llamamientos a negociar duro con el Gobierno comunista y a avanzar hacia la ruptura del sistema político. Los riesgos de una confrontación crítica que habría podido provocar la intervención del Ejército soviético fueron atajados el 13 de diciembre de 1981 por el general Wojciech Jaruzelski, que ostentaba los cargos de primer ministro y primer secretario del PZPR, dando un golpe de Estado, formando un Consejo Militar de Salvación Nacional, declarando la ley marcial y proscribiendo a Solidaridad.

Apenas se han divulgado informaciones sobre las actividades de Jaroslaw Kaczynski en los años de vigencia de la ley marcial y de la normalización emprendida por Jaruzelski en julio 1983 con el levantamiento de aquella. Se sabe que, a diferencia de Lech, que sufrió la privación de libertades hasta la suspensión del estado de guerra en diciembre de 1982, él no fue arrestado. Como miembro de un sindicato ilegal, su estatus era el de un activista que se desenvolvía a caballo entre la clandestinidad y la tolerancia parcial del régimen, que sin duda le tenía bajo estrecha vigilancia. A propósito de estos años su biografía oficial dice únicamente que fue uno de los animadores de la ONG Comité de Helsinki por los Derechos Humanos en Polonia.

Entre tanto, su hermano desarrollaba una labor bastante más conspicua como asesor legal de Walesa, miembro de los órganos montados por Solidaridad para sobrevivir en el período de clandestinidad y, finalmente, a comienzos de 1989, miembro de la delegación del sindicato que sostuvo con el Gobierno comunista las negociaciones llamadas de Mesa Redonda, las cuales produjeron un histórico acuerdo para la legalización de Solidaridad (17 de abril) y la apertura de un proceso de transición política desde la dictadura del partido único hasta un sistema pluralista y, por el momento, semicompetitivo.

Una década en el segundo plano de la política polaca

Tras el retorno de Solidaridad a la legalidad, Jaroslaw empezó a trabajar como editor del semanario del sindicato, Tygodnik Solidarnosc, pero no desperdició la ocasión de iniciar la carrera de político profesional de la mano de su hermano. En las elecciones directas pero parcialmente democráticas del 4 y el 18 de junio de 1989 al nuevo Parlamento bicameral, los Kaczynski figuraron entre los 99 candidatos de la lista Comité de Ciudadanos de Solidaridad (KOS) que ganaron el escaño en el Senado de 100 miembros (el escaño restante fue para un independiente).

Tan apabullante triunfo de Solidaridad, que humilló a los comunistas y que preocupó al propio Walesa porque podría poner en peligro el consenso nacional, tan laboriosamente forjado, en pro de las reformas democráticas, tuvo su reflejo también en la elección para la Cámara baja, el Sejm, de 460 miembros, sólo que allí las reglas del juego pactadas en abril estipulaban que el 35% de los escaños, es decir, 161, quedaba abierto a la libre competencia en las urnas y que el otro 65% era de designación no electoral por el PZPR y sus organizaciones satélites. El resultado fue que el KOS se adjudicó la totalidad de esos 161 escaños.

Jaroslaw y Lech ocuparon su escaño en el grupo legislativo registrado por el KOS, el Partido Parlamentario de los Ciudadanos (OKP), y el primero además representó a Solidaridad en las negociaciones que condujeron a la formación en agosto del nuevo Gobierno de unión nacional participado por el PZPR (el cual se transformó en enero de 1990 en la Socialdemocracia de la República de Polonia, SdRP) y presidido por el destacado intelectual católico y ex consejero del sindicato Tadeusz Mazowiecki.

El OKP fue muy pronto pasto de las fricciones internas y en cuestión de meses quedaron perfilados en su seno dos campos rivales. Los Kaczynski ganaron relieve como exponentes del ala más conservadora, tradicionalista y hostil a los comunistas, que jaleaba los ataques dirigidos por Walesa contra Mazowiecki por mantener en el Gobierno a los representantes del antiguo partido único (los ministros de la SdRP terminaron siendo despedidos en julio de 1990) y que apoyaba las ambiciones presidenciales del Nobel de la Paz y presidente del sindicato. En frente tenían a los partidarios de Mazowiecki, que hacían gala de unos planteamientos más centristas y liberales. El cisma entre “populares” e “intelectuales” esta servido y el movimiento político-sindical Solidaridad, en realidad una constelación de grupos y personas con ideas que iban desde la extrema derecha hasta la socialdemocracia, comenzó un imparable proceso de disgregación.

Los Kaczynski tiraron la primera piedra el 12 de mayo de 1990 con la creación del Acuerdo de Centro (Porozumienie Centrum, PC), un partido que a pesar de su nombre tenía una orientación claramente conservadora, de derecha con algunos rasgos socialcristianos. El PC empezó siendo presidido por Jaroslaw, que adoptó así un perfil exclusivamente político en tanto que Lech –aunque por poco tiempo- siguió teniendo un pie en el campo sindical como vicepresidente primero de Solidaridad, y desde el primer momento fue visto como una plataforma al servicio de la aspiración de Walesa de sustituir a Jaruzelski en la Presidencia de la República en las elecciones de diciembre, la cual materializó a costa de la postulación de Mazowiecki. La respuesta de los aliados del primer ministro, encabezados por personalidades prestigiosas como Bronislaw Geremek, Leszek Balcerowicz, Zbigniew Bujak, Jacek Kuron y Adam Michnik, fue poner en marcha el Movimiento Cívico Acción Democrática (ROAD), que luego daría lugar al partido Unión Democrática (UD).

Tras tomar posesión de la jefatura del Estado, el 22 de diciembre de 1990, Walesa reclutó a Jaroslaw para dirigir la Cancillería de la Presidencia de la República, oficina que confería a su titular el rango de ministro de Estado. Los gemelos venían de compartir bancada en el Senado y en marzo de 1991 reanudaron su labor bajo un mismo techo institucional, y más estrechamente aún, porque Walesa puso también a su servicio a Lech, quien entró a su vez en la Cancillería presidencial como ministro de Estado para Asuntos de Seguridad. Además, el PC participó como socio en el Gobierno de coalición formado por el liberal Jan Krzysztof Bielecki a principios de enero a raíz de la dimisión de Mazowiecki.

El siguiente movimiento político de los hermanos fue candidatear en las elecciones al Sejm del 27 de octubre de 1991, que a diferencia de los comicios de 1989 fueron enteramente democráticas. El sistema electoral proporcional benefició al PC, que con sólo el 8,7% de los sufragios –el atomizado sistema de partidos polaco produjo un Parlamento también atomizado- recibió 44 escaños, siendo la cuarta fuerza más votada. Su particular pugna con la UD fue ganada por el partido de Mazowiecki por un pequeño margen de votos y escaños. En los cabildeos partidistas que siguieron, los Kaczynski se las arreglaron para que uno de los suyos, el abogado Jan Olszewski, fuera designado en diciembre primer ministro de un gobierno de coalición minoritario que incluyó a la Alianza Campesina (PL) y a la Unión Nacional Cristiana (ZChN), otra formación de derechas nacida del semillero de Solidaridad, aunque más próxima a la Iglesia Católica.

Las relaciones de los Kaczynski con Walesa empezaron a resentirse nada más comenzar la legislatura porque el presidente se dirigió primero a la UD, en la persona de Geremek, para el encargo de formar el nuevo gobierno, lo cual fue recibido por aquellos como una afrenta. La negativa del PC a negociar con la UD frustró la primera elección de Walesa, quien se vio obligado a nombrar a Olszewski para desbloquear la situación. Pero el rencor ya estaba sembrado: Jaroslaw se despidió de la Cancillería y Walesa empezó a dedicarse a interferir con tics autoritarios en el trabajo de un Gobierno cuya política era en parte dictada por los hermanos. En el cruce de recriminaciones, Walesa acusó a su ex colaborador de haber malversado los caudales de la oficina presidencial.

La ruptura culminó con gran estrépito en junio de 1992, cuando Walesa azuzó una moción de censura parlamentaria y obtuvo la dimisión de Olszewski porque el ministro del interior, Antoni Macierewicz, de la ZChN, amagaba con incluirle, nada menos que a él, en una lista negra de antiguos colaboradores del régimen comunista susceptible de ser judicializada por el Ministerio Público. El caso era que Olszewski estaba generando mucha crispación en el Parlamento con su campaña demagógica de desenmascaramiento de supuestos confidentes y chivatos de la policía política de la dictadura, una iniciativa que contaba con la plena aquiescencia, sino con la instigación, de los Kaczynski.

La irritación de los hermanos por la caída del Gobierno de Olszewski, a quien recriminaron su incapacidad para ganar el apoyo de la UD al plan presupuestario y con el que terminaron rompiendo, se manifestó a las claras en la negativa a participar en el nuevo Gobierno de coalición presidido por Hanna Suchocka, una miembro de la UD. El PC fue el único partido parlamentario relevante salido de Solidaridad que se mantuvo fuera de este ejecutivo, el cual resultó ser tanto o más conflictivo que el precedente. En el Sejm, el Centrum polaco pasó a ejercer una oposición calificada de “suave”, a pesar de las denuncias tremendistas por Jaroslaw de una “contraofensiva comunista” en el país y de una supuesta alianza tácita entre la “nomenklatura” y el campo de Walesa para satisfacer sus respectivos intereses.

PAGINAS: 1 2 3

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]