Louise Bourgeois

Biografia OpusVida por dina

PAGINAS: 1 2

Louise Caroline Bourgeois fue una reconocida escultora y artista francesa naturalizada estadounidense en 1955. (París, Francia, 25 de diciembre de 1911- Nueva York, Estados Unidos, 31 de mayo de 2010). Trabajó con Fernand Léger antes de instalarse en Nueva York. Allí se casó con el historiador de arte estadounidense Robert Goldwater en 1938.

Su trabajo más famoso es la escultura de la araña, llamada “Maman” (1999).

Contenido:

  1. Biografía
  2. Entrevista: Louise Bourgeois. “Soy una fondista solitaria”
  3. Galería de fotos de Louise Bourgeois
  4. Obras destacadas
  5. Muerte
  6. Frases de Louise Bourgeois

Biografía

Nacida en pleno apogeo del cubismo, los padres de Louise Bourgeois eran restauradores de tapices, lo que, según ella, no fue determinante en su carrera artística. Sin embargo, desde los diez años empezó a ayudar a sus padres con los dibujos de los tapices y a completarlos.

Tuvo una infancia traumática, con un padre que esperaba un hijo y que fue alistado durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), por lo que ella sintió la ausencia del padre. Terminada la guerra, con su padre de nuevo en casa, Louise Bourgeois estudió en La Sorbona (1926), donde se destacó en matemáticas y sus estudios de geometría contribuyeron a perfeccionar el estilo cubista que mostró en sus primeros años. Tiempo después la madre enfermó y la artista la cuidó hasta su muerte, en 1932. El padre contrató a una institutriz para que cuidara y educara a sus hijos y en poco tiempo se transformó en su amante, hecho que marco la vida de la artista y su obra, dándole un concepto y una forma de expresión novedosa y muy personal.En 1935 se graduó en geometría y matemáticas, en la Sorbona.

Bourgeois se apartó de las matemáticas, en su opinión demasiado teóricas. Empezó estudios de arte en París, primero en la escuela de Bellas Artes y luego en muchas academias así como en la Escuela del Louvre. Tuvo por esa razón de profesores a artistas como Paul Colin, Cassandre o el mismo Fernand Léger.

En 1937 conoció a Robert Goldwater, que se casará con ella y con quien se trasladará a Nueva York al año siguiente. Allí prosiguió el camino que había iniciado en París y llevó a cabo sus primeras exposiciones, impregnando sus obras, en especial esculturas, de esa vena psíquica, procedente de sus traumas personales.

Sus primeras obras acusan la influencia del surrealismo, pero ya desde los años sesenta su trabajo se hace esencialmente autobiografico y se construye con las obsesiones y los recuerdos de su infancia, de heridas que nunca terminan por cerrarse insistiendo una y otra vez sobre el caracter irreductible de la existencia humana. Continúa estudiando en la escuela de arte de Nueva York (Art Students League of New York) y paulatinamente, desde finales de los años cuarenta, Louise Bourgeois abandonó la pintura y comenzó a realizar una serie de piezas totémicas en madera.

Plenamente consciente de esta dimensión de su obra, está sin embargo muy alejada de las representaciones literales que caracterizaban en especial al surrealismo en su relación con el inconsciente, y en ese sentido abrió una vía muy vanguardista del arte contemporáneo. Sus esculturas monumentales de arañas, construcciones oníricas, son uno de los ejemplos más conocidos.

El trabajo inteligente, solitario y callado de la escultora Louise Bourgeois ha tenido que esperar hasta bien entrados los años ochenta para ser reconocido como uno de los mejores y mas reveladores del siglo XX. En 1982 el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) le dedicaba una retrospectiva, siendo la primera mujer en tener ese reconocimiento. La obra de Louise Bourgeois muestra una inmensa originalidad y una notable habilidad para trabajar con distintos materiales (madera, mármol, bronce, tejido).

En el 2003 le fue concedido el Premio de la Fundación Wolf de las Artes de Jerusalén.(1991) en 1997 el “Lifetime Achievement in Contemporary Sculpture Award, International Sculpture Center, Hamilton, NJ, USA. y la Medalla Nacional de las Artes.

En 2008 le fue entregada la condecoración de la Legión de Honor del gobierno francés.

Tuvo tres hijos: Alain, Jean Louis y Michel, fallecido en 1990.

Louise Bourgeois. “Soy una fondista solitaria” (Javier HONTORIA | Publicado el 29/07/2004)

Incansable, a sus 93 años, Louise Bourgeois vuelve a España con un conjunto de obras, casi todas recientes, que presenta el viernes 6 de agosto en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. En la muestra, que lleva por título Stitches in Time (puntadas en el tiempo), propone, entre otras cosas, un recorrido por sus características celdas y por algunas de sus obras gráficas más relevantes, realizadas algunas de ellas hace casi sesenta años. El Cultural ha hablado con ella (“la mayor de todos los artistas jóvenes” en palabras de la comisaria) sobre este proyecto, sobre los avatares de la creación actual y su relación, siempre intensa, con el arte más joven.

La obra de Louise Bourgeois se ha visto en España de muy diversas formas. Ha tenido una retrospectiva en el MNCARS y ha realizado varias exposiciones en galerías comerciales. Esta exposición del CAC de Málaga, compuesta por su obra más reciente, coincide en el tiempo con una muestra en Valladolid centrada en sus dibujos. Louise Bourgeois no obtuvo reconocimiento hasta principios de los setenta, cuando ya llevaba 40 años en el mundo del arte. Sabe, pues, muy bien lo que se cuece.

-El título de esta exposición es Stitches in time., algo así como “puntadas en el tiempo”. ¿Cómo describiría el tono de esta muestra?

– El título Stitches in time pertenece a Frances Morris, comisaria de la exposición, y realmente es de gran belleza. Otorgarle un aspecto físico, una materialidad al tiempo es esencialmente lo que vengo realizando desde hace muchos años. Me interesa el pasado y la comprensión del mismo, tratar todas las cosas que no me fueron del todo bien en el pasado que de algún modo siguen vigentes y que me siguen afectando en mi manera de pensar y de sentir con respecto al “otro”. La intensidad de estas inquietudes, de estos problemas y la imposibilidad de resolverlos me hace vivir sumida en una especie de caos. Tengo siempre la intención de construir un “todo”, algo como mi mundo, homogéneo, sin fisuras, que no se diluya y que no me abandone. Esta muestra está compuesta, en parte, por mis trabajos más recientes. Todas las esculturas están realizadas con tejidos propios, ropa, sábanas, mantas… Son materiales que me han pertenecido siempre. Aunque ya no tengan ningún uso, tienen aún una gran carga de significados. Son como páginas arrancadas de un diario. El uso de los tejidos es de vital importancia para mí porque me ayuda a reconstruir mi mundo. Este ejercicio de reparación es también un ejercicio de reconciliación.

-Su trabajo ha rebasado todo tipo de clasificación de lenguajes y géneros. Podríamos decir que su material favorito es la biografía.

-Las dos dimensiones no me satisfacen del todo. Me gusta la fisicidad, la posibilidad de trazar una línea sobre una plancha de cobre para hacer un grabado. Cuando dibujo, me gusta hacerlo en ambos lados del papel o incluso hacer un agujero en él. Trabajar con tres dimensiones es algo muy enriquecedor y hacerlo en cuatro, con la inclusión del factor tiempo es ya algo realmente maravilloso.

-Hablando de tres dimensiones, en esta exposición tendremos la oportunidad de ver algunas de sus “celdas”. No hay duda de que hay un componente escenográfico muy importante en su trabajo. ¿Hasta qué punto le es útil para representar cuestiones biográficas de corte metafórico?

-Las celdas son de gran utilidad pues me permiten aislarme y poder así explorar mis sentimientos. Representan un mundo cerrado que soy capaz de controlar pues los límites están impuestos y en el que todo queda a mi alcance. Esa es una de las claves de este tipo de piezas. Estas celdas tienen un fortísimo carácter autobiográfico. En ellas incorporo cosas que siempre me han acompañado junto con otras formas que he ido creando. Todo el contenido de la celda tiene carácter simbólico.

-La comisaria de la exposición, Frances Morris, se ha referido a usted como “la mayor de los artistas jóvenes”. Usted tiene un contacto muy frecuente con jóvenes artistas. Qué le ofrece el arte más joven? ¿Cómo afecta a su trabajo el seguimiento a los jóvenes?

-Todos los domingos reúno a un grupo de jóvenes artistas en mi casa. Vienen y me enseñan sus trabajos. No sólo son artistas visuales sino también poetas, músicos, actores… Es cierto, siempre he sentido fascinación por la gente joven. Es altamente enriquecedor. A veces te encuentras gente muy curiosa… y muy loca.

-¿Se siente atraida por los lenguajes que utilizan los artistas jóvenes?

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]