Mirtha Legrand

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2 3

Mirtha Legrand es el seudónimo de Rosa María Juana Martínez Suárez, actriz y conductora de televisión argentina que ha trabajado en Argentina y España. Filmó 36 películas, actuó en once obras teatrales y condujo dos ciclos radiales. Desde los años 1960 se destacó en el medio televisivo, conduciendo Almorzando con Mirtha Legrand; su tradicional programa diario que se emitió durante 42 años.

Nació en Villa Cañás, Santa Fe, Argentina, 23 de febrero de 1927.

Junto a Libertad Lamarque, Tita Merello y Niní Marshall integró la Época de Oro del cine argentino. En sus filmes, dirigidos por cineastas como Manuel Romero, Francisco Mugica y Luis Saslavsky, actuó junto a actores como Juan Carlos Thorry u Osvaldo Miranda y tras contraer matrimonio con el director Daniel Tinayre en 1945 incursionó en el género dramático.

Considerada un ícono de la comedia en la cinematografía argentina, es admirada no sólo por su larga trayectoria y vitalidad, sino también por su predilección por las joyas y la alta costura.

Obtuvo múltiples premios y fue elegida ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires,  siendo una de las figuras del espectáculo más apreciadas de su país.  Recibió el Martín Fierro de Oro en 1993, y en 2009 se convirtió en la primera en obtener el de Platino.

Contenido:

  1. Infancia
  2. Comienzos profesionales
  3. Escucha “Señora Mirtha Legrand” de Luis Aguilé
  4. Consagración artística
  5. Video: Homenaje a Mirtha Legrand en el Festival de Cine de Mar del Plata
  6. Los almuerzos
  7. Galería de fotos de Mirtha Legrand
  8. Su relación con la dictadura militar y sus sobrinos secuestrados
  9. Video: Almuerzo del 21.09.78 con Claudio de Bruno, Susana Jimenez, Ginette Reynald y Laureano Brizuela
  10. Actualidad
  11. Las críticas de la farándula
  12. Escucha “Mediodías con amor” de Alejandro Lerner
  13. Vida privada
  14. Casamiento y familia
  15. Valoración e influencia
  16. Filmografía
  17. Filmografía en Argentina
  18. Video: Ultima entrevista a Mirtha Legrand
  19. Filmografía en España
  20. Radio
  21. Televisión
  22. Premios recibidos

Infancia

Rosa María Juana Martínez Suárez nació el 23 de febrero de 1927 en Villa Cañás (localidad de la provincia de Santa Fe, ubicada a unos 200 kilómetros de Rosario). Es hermana del director cinematográfico José Martínez Suárez,  nacido en 1925; y hermana gemela de la retirada actriz Silvia Legrand, seudónimo de María Aurelia Martínez Suárez.

Su padre, José Martínez (1899-1936), era oriundo de Almería (Andalucía) y propietario de un negocio de ramos generales y consolidó su matrimonio en los años veinte con la española Rosa Suárez, maestra en una escuela de la localidad en donde una sala lleva su nombre actualmente. Su vivienda se situaba en la calle General López 576,  y la familia le atribuyó el apelativo de Chiquita a Rosa María Juana; y de Gordi a María Aurelia, que luego sería modificado por Goldi.

Los hermanos realizaron sus estudios en la Escuela Fiscal n.º 178, de Santa Fe, y durante su niñez estuvieron acompañadas por sus niñeras Elena y Bruna Ambrossi. En 1934, sus padres se separaron y su madre se trasladó con sus hijos a Rosario para acceder a una mejor educación para ellos.

Allí las hermanas tomaron cursos infantiles en el Teatro Municipal y estudiaron canto, recitado, danzas clásicas y españolas, piano y zapateo americano, disciplinas muy practicadas en aquella época.

Al morir su padre en 1936 víctima de una mala praxis durante una operación de úlcera estomacal,7 la familia decidió radicarse de forma definitiva en el barrio de La Paternal, en la ciudad de Buenos Aires, donde las gemelas continuaron en diversas entidades de enseñanza actoral como el Instituto PAADI y en el Conservatorio Nacional de Arte Escénico.

Comienzos profesionales

Al poco tiempo, la Chiqui fue condecorada por el entonces presidente Roberto Ortiz en la Avenida de Mayo como «La Reina del Corso».  Por aquellas épocas, atravesaron algunos problemas económicos hasta que en 1939 el director Luis César Amadori les ofreció el papel de extras a las hermanas y juntas debutaron en Hay que educar a Niní, con la protagonización estelar de Niní Marshall.

Durante sus primeras labores, utilizó el seudónimo de Rosita Luque. En 1941, contratada por Antonio Momplet, cumplió otro pequeño rol en Novios para las muchachas. Sin embargo, su consagración se produciría en el mismo año, cuando se estrenó en el cine Broadway, la película Los martes, orquídeas que intercalaban géneros como la comedia y el romance. Apenas tenía catorce años, y la trama indicaba que debía besar a Juan Carlos Thorry, de 33 años.

Al obtener mayor popularidad, su madre contrató al representante Ricardo Cerebello, a quien había acudido para que guiara la carrera artística de las gemelas. Él definió el nombre de ambas: para María Rosa eligió Mirtha Legrand; y para su hermana, Silvia Legrand.

El éxito de su primer protagónico llevó a que los estudios Lumiton, unos de los más importantes de la época, contrataran a Legrand por cinco años; en los que se filmaron una serie de películas que terminaron por consagrarla como El viaje (1942), donde su nombre procede debajo del título.1 Esta película trataba sobre una joven tímida llamada Elena, que para intentar cambiar su carácter y crearle una ilusión su padre le envía semanalmente un ramo de orquídeas haciéndole creer que son de un oculto admirador. Con esta producción, se inauguró en el cine argentino el período de las llamadas «comedias blancas», en las que intervino también María Duval.

Escucha “Señora Mirtha Legrand” de Luis Aguilé utilizando el siguiente reproductor

Consagración artística

Tras filmar Adolescencia en 1942 junto a Ángel Magaña, las hermanas condujeron por Radio Splendid (una de las emisoras más relevantes) El club de la amistad, donde comenzaron a adquirir mayor popularidad entre los jóvenes.

En 1943 fue convocada para componer el personaje secundario de Irene Benavídez en Safo, historia de una pasión, la primera película argentina prohibida para menores.11 Dirigida por Carlos Hugo Christensen, también incursionaron en el filme Mecha Ortiz, Roberto Escalada, Olga Zubarry, Guillermo Battaglia y Eduardo Cuitiño. El argumento, diseñado por Julio Porter, estaba basado en la relación que mantenían una mujer y un joven.

Continuamente, acompañó a Elina Colomer en Claro de luna (1942), de Luis César Amadori; y secundó a Roberto Airaldi en la popular película El espejo (1943), con guiones de Sixto Pondal Ríos. En 1944 un terremoto produjo serios daños en la provincia de San Juan, y hubo 10.000 víctimas aproximadamente. Como otros militares nacionalistas del Grupo de Oficiales Unidos (GOU), Juan Domingo Perón pertenecía al gabinete del presidente de facto Pedro Pablo Ramírez ejerciendo como secretario de Trabajo y Previsión y secretario de Guerra. Ante la tragedia, Perón encabezó una convocatoria dirigida a figuras notorias como Libertad Lamarque, Mecha Ortiz, Silvana Roth, Niní Marshall, y a la propia Legrand, quienes colaboraron aportando dinero.

Yo, a esta altura de mi vida, no trabajo por el dinero ni por el rating. Trabajo para estar en comunicación con la gente, para que me vean, para gustar, para atraer. Sé que fui perdiendo audiencia… pero tengo mi público. Mirtha Legrand

Aquel año y encarnando a Julieta Ayala, protagonizó La pequeña señora de Pérez; considerada junto con La casta Susana, «dos intrascendencias destinadas a recaudar dinero y aumentar la fama en la década de 1940».1 La trama, basada en una obra de Stephan Bekeffi, expresaba la historia de una chica que se casa con su profesor de la escuela, y disimuladamente, retorna al colegio.

Para la compañía Argentina Sono Film (SACI), rodó en 1945 Cinco besos, donde conoció a Daniel Tinayre;  con quien estuvo casada casi cincuenta años. Posteriormente, se estrenó la comedia La señora de Pérez se divorcia, aludiendo al anterior filme con similar nombre. Formando un exitoso dúo con Juan Carlos Thorry, también actuaron Tito Gómez, Tilda Thamar y Aurelia Ferrer.

En 1946 rechazó la propuesta de Carlos Hugo Christensen de filmar El ángel desnudo, por lo que el papel fue encarado por Olga Zubarry. En 1947, bajo las órdenes de Carlos Schlieper, protagonizó El retrato, uno de sus trabajos más recordados. Por su parte, también son destacables sus participaciones en Un beso en la nuca (1946), de Luis Mottura; 30 segundos de amor (1947), con María Esther Podestá; y Como tú lo soñaste (1947), que es considerado uno de sus mejores trabajos dramáticos. Allí actuó con Francisco Petrone y los libretos estuvieron a cargo del compositor Homero Manzi.

En 1948, se destacó en Pasaporte a Río, con Arturo de Cordova y Nathán Pinzón. En el filme, dirigido por su marido, se relata la historia de un ladrón que comete un robo y una corista se convierte en testigo del crimen. Sin embargo, el delincuente la obliga a viajar con él y trasladar lo que robó a Brasil.  Allí, la mujer se enamora de un médico. La película fue presentada en Suecia dos años después, y por su papel fue relacionada artísticamente con la francesa Michèle Morgan.

Después de dos trabajos poco recordados en Vidalita (1949), con Narciso Ibáñez Menta; y en La doctora quiere tangos (1949), de Alberto de Zavalía; fue la protagonista femenina de Esposa último modelo (1950) encarnando a María Fernanda Alcántara.

Obtuvo éxito con La vendedora de fantasías, que trata sobre una empleada de tienda y su novio detective que se ven implicados en el robo de un collar y un asesinato.  Acompañó a Pedro Aleandroen La de los ojos color del tiempo (1952), película por la cual recibió el premio a la Mejor Actriz por parte de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina. Posteriormente, durante una estadía en España, protagonizó una versión a color de Doña Francisquita, su única película en ese país. En 1954 se estrenó Tren internacional, comedia con Gloria Guzmán la cual fue considerada como su labor con menos éxito.

En 1955 encabezó con Tita Merello y Zully Moreno El amor nunca muere. Auspiciada por Artistas Argentinos Asociados (AAA), relató tres historias románticas sobre tres mujeres que se encuentran al final del filme. Sin embargo, mucha gente prefiere La pícara soñadora, al lado de Alfredo Alcón y con guiones de Abel Santa Cruz; donde interpretó a una mujer que habita en una sección de una mueblería sin que nadie lo sepa.

…por mi afán de perfeccionista fui dejando un poco de lado a mi familia y mis afectos. Siempre quise leer, estar informada, actualizada… Me siento un poco culpable porque, para poder hacer eso, les robé horas de atención a mis seres queridos. Mirtha Legrand

Con noventa minutos de duración, en 1958 fue apoyada por la crítica y el público tras la presentación de En la ardiente oscuridad, por la cual fue premiada como Mejor Actriz en 1959. Desde los años sesenta, sus roles en cine fueron absolutamente dramáticos, y solo registró cinco filmes: en 1960 protagonizó La patota, título que fue considerado de avanzada por su realismo llegando a incluir en el elenco a figuras como Milagros de la Vega, José Cibrián, Alberto Argibay y Florén Delbene.

Junto a Amelia Bence, interpretó a una secretaria en La cigarra no es un bicho (1963), que fue llevada a países como Alemania, en 1964. El filme tuvo mucho éxito y se convirtió en su última labor importante en cine hasta la fecha. Con autoría de Silvina Bullrich, en 1962 se había estrenado Bajo un mismo rostro,  donde las gemelas volvieron a actuar juntas convocadas por Daniel Tinayre.

En esta superproducción de género policial, Legrand encaró el personaje de una prostituta, y su hermana el de una monja. Según varios sociólogos, la actriz tiene «dotes innatos similares a los de un político».

Hasta la actualidad, su última película ha sido Con gusto a rabia (1965) de Fernando Ayala, que no tuvo demasiada repercusión.  Sin embargo, en 2010 se utilizaron fragmentos de su programa televisivo para varias escenas del filme Dos hermanos, protagonizado por Graciela Borges y Antonio Gasalla. Actuó en televisión casi desde sus comienzos, en M ama a M, con Mariano Mores; y Carola y Carolina, con su hermana Silvia. Además incursionó en teatro en obras como La luna es azul, Divorciémonos, El proceso de Mary Duggan y 40 kilates, su mayor éxito.  En 1962 fue una de las protagonistas femeninas de la pieza teatral Buenos Aires de seda y percal, con Niní Marshall. Tiempo después, en 1978, se destacó junto a Paulina Singerman, Irma Córdoba y Carlos Estrada en Rosas rojas, rosas amarillas.  Se retiró del teatro con Potiche, dirigida por su esposo.

Video: Homenaje a Mirtha Legrand en el Festival de Cine de Mar del Plata

Los almuerzos

Tras un pequeño período de inactividad, en 1968 Alejandro Romay, director del entonces Canal 9, le ofreció a Legrand conducir un ciclo titulado Almorzando con las estrellas.  Su primera emisión, el 3 de junio de 1968, alcanzó 18 puntos de rating teniendo de invitados a Alberto Migré, Daniel Tinayre, Leopoldo Torre Nilsson, la escritora Beatriz Guido y Duilio Marzio. Tiempo después, el programa fue renombrado y se lo denominó Almorzando con Mirtha Legrand.

Para los años setenta, Legrand encabezaba las más importantes revistas de interés general, y años después fue llamada «La reina de la televisión» o «La diva de los almuerzos». El 6 de noviembre de 1972 el cirujano Miguel Bellizi mencionó durante la emisión del ciclo al Partido Peronista, al que la propia Mirtha corrigió como Partido Justicialista.   Poco después, Alejandro Romay ingresó al estudio de grabación, y se dirigió a la presentadora diciendo: «Señora, aquí no se habla de política. Este es un programa cultural en el que los temas tienen que relacionarse con la ciencia, el arte, la literatura o la economía». Antes de finalizar la emisión, ella expresó: «¡Qué lindo debe ser trabajar en un canal donde uno tenga libertad!». Al día siguiente, fue reemplazada por el locutor Orlando Marconi y semanas después, lo continuó la vedette Nélida Lobato. También la han reemplazado Eduardo Bergara Leumann, Juan Carlos Pérez Loizeau y Ramón Andino.

Mis almuerzos eran más lights. Yo me comprometía menos. Los diez años que me dejaron fuera de la televisión me ayudaron a madurar. Mi lema siempre ha sido «lo lindo vende; lo feo, no», pero ahora trato de dar contenido social a lo que hago. Mirtha Legrand

En 1973 se trasladó a Canal 13,  y el 12 de septiembre de 1974 padeció una censura durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, según una de las versiones, debido a la temática de su conversación con Soledad Silveyra, en la que admitió su temor de que solo los actores peronistas pudieran trabajar en el medio.  Un día después, su almuerzo a solas con José Antonio Allende se canceló, ya que José María Pesquini Durán, miembro de la intervención en el canal, le informó que estaba despedida a pesar de no haber terminado su contrato. El 2 de octubre de 1974 se reunió para mantener una audiencia con la entonces presidenta y el ministro de Bienestar Social José López Rega, y al finalizar dio una conferencia de prensa. Pero la actriz retornaría a su trabajo recién en junio de 1976, cuando comenzó a grabar las emisiones del programa para que sean transmitidas al día siguiente.

En 1980, tras la inauguración de ATC (Argentina Televisora Color), la conductora finalizó el contrato que mantenía con Canal 13, y en la emisión de despedida aseguró no regresar a la televisión, aunque no lo concretó. Desde aquel entonces, su frase «Quizás sea mi último año» se ha vuelto muy popular.

Nunca me sentí acomplejada por cumplir años. Soy una mujer demasiado especial. Tengo pudor de mis sentimientos, y no me gusta mostrar ciertas cosas. Cuando me miro en el espejo lo que siento es, posiblemente, admiración. Todo lo que hice fue porque soy una gran luchadora. No me arrepiento de nada. Yo diría que soy una elegida por Dios, que me convirtió en Mirtha Legrand. Más que una actriz soy toda una personalidad. Mirtha Legrand

A mediados de 1986 la Corte Suprema de Justicia hizo lugar a una demanda de ella contra ATC, aunque estableció que solo cobraría 25.000 dólares de los 500.000 reclamados. El tribunal confesó en su fallo que no era aconsejable que Legrand tuviese un salario mensual de 40.000 dólares ante la situación económica que atravesaba Argentina.

Durante el mandato presidencial de Raúl Alfonsín, permaneció diez años sin actividad debido a las restricciones que se le habían impuesto.  En 1987comenzó de nuevo sus grabaciones, solo que en el Hotel Palace Alvear y para canales del interior del país.

En 1988 Canal 2 de La Plata transmitió Conversando con Mirtha Legrand, que realizó una señal de cable de VCC. En 1989 y en ATC, se transmitió todos los jueves a la noche, Conversando con Mirtha. En 1990 retornó con sus almuerzos a ATC con varios invitados como Libertad Lamarque, Bruno Gelber,Nati Mistral, Enrique Pinti y Andrea del Boca.  Ese mismo año se generó un escándalo cuando Legrand decidió dedicar un programa a la homosexualidad, invitando travestis, transexuales, psicólogos y homosexuales con el fin de debatir el tema.

PAGINAS: 1 2 3

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]