Niccolo Paganini

Biografia OpusVida por dina

PAGINAS: 1 2 3

Niccolò Paganini, (Génova, 27 de octubre de 1782 – Niza, 27 de mayo de 1840) fue un violinista, violista, guitarrista y compositor italiano, considerado entre los más famosos virtuosos de su tiempo, reconocido como uno de los mejores violinistas que hayan existido, con oído absoluto y entonación perfecta, técnicas de arco expresivas y nuevos usos de técnicas de staccato y pizzicato.[cita requerida] Nació en Génova, donde estudió con músicos locales. Sus padres fueron Antonio Paganini y Teresa Bocciardo.

Empezó a estudiar la mandolina con su padre a los cinco años. A los siete años comenzó a tocar el violín. Hizo su primera aparición pública a los nueve años y realizó una gira por varias ciudades de Lombardía a los trece. No obstante, hasta 1813 no se le consideró un virtuoso del violín. Tuvo como maestros a Giovanni Servetto y Alessandro Rolla. Con dieciséis años era ya conocido, pero no digirió bien el éxito y se convirtió en un jugador que continuamente se emborrachaba. Una dama desconocida lo salvó de esa vida licenciosa para llevarlo a su villa donde aprendió a tocar la guitarra y el piano.

En 1801 compuso más de veinte obras en las que combina la guitarra con otros instrumentos. De 1805 a 1813 fue director musical en la corte de Maria Anna Elisa Bacciocchi, princesa de Lucca y hermana de Napoleón. En 1813 abandonó Lucca y comenzó a hacer giras por Italia, donde su forma de interpretar atrajo la atención de quienes le escuchaban. En 1828 fue a Viena, más tarde a París y en 1831 a Londres. En París conoció al pianista y compositor húngaro Franz Liszt, quien fascinado por su técnica, desarrolló un correlato pianístico inspirado en lo que Paganini había hecho con el violín. En 1833 en la ciudad de París le encargó a Héctor Berlioz un concierto para viola y orquesta; el compositor francés realizó Harold en Italia, pero Paganini nunca la interpretó. Renunció a las giras en 1834.

El Lucca, inició Paganini sus primeros romances: su primer idilio se llamaba Eleonora Bucchianeri; Paganini se hospedaba en casa de la familia de Eleonora, familia con la que le unía una afectuosa amistad. El joven y ya distinguido virtuoso dedicó a Eleonora Sonatas para violín y guitarra.

Paganini residió diez años en Lucca, hasta 1810, de modo que conoció el gobierno de Elisa Baciocchi, hermana de Napoleón, que se convirtió en su protectora. Ella fue elevada a la dignidad de duquesa de Toscana y se rodeó de artistas y músicos; refundió en una sola agrupación las dos orquestas existentes en Lucca. En esta nueva formación, Paganini fue nombrado segundo violín, y poco después recibió los nombramientos de capitán honorario de la guardia, “virtuoso de cámara” y profesor privado del nuevo duque. Parece ser que estos cargos fueron obtenidos por Paganini no sólo por su virtuosismo con el violín sino también por su virtuosismo en el lecho de la duquesa, a pesar de que el compositor siempre fue bastante reacio a hablar de este tema.

Las aventuras de faldas de Paganini en Lucca parece ser que no terminaron con Elisa Baciocchi. Probablemente tuvo relaciones con una mujer cuyo nombre no conocemos, para la que compuso  un dueto para violín donde se establecía un dúo entre la cuerda más aguda, que simbolizaba a Venus, y la más grave, que se identificaba con Adonis.

En 1813, retirados sus servicios de la corte de Toscana, se presentó en Milán, obteniendo grandes éxitos en la Scala. Compone y ejecuta unas variaciones donde además de usar en solitario la cuarta cuerda del violín, introdujo los armónicos simples y dobles: sonidos muy agudos conseguidos acariciando las cuerdas del instrumento en un tramo cercano al “ponticello” o puente del mismo.

Puede que fuera en este momento cuando nace la leyenda que asocia las geniales facultades de Paganini a un pacto con el diablo.

En su presentación milanesa, Paganini fue saludado como el mejor violinista de su tiempo, y los profesionales del instrumento se sintieron impresionados ante todo por la técnica, aunque menos por el buen gusto interpretativo. Apenas rebasaba la treintena y ya era el músico italiano más famoso.

Tras sus éxitos en Milán, Paganini retornó a su Génova natal. Su faceta de artista seguía con notables éxitos, pero como hombre parecía estar especialmente dotado para meterse en líos, particularmente de faldas o de dinero. Se fuga de Génova en dirección a Parma con una joven de veinte años llamada Angelina Cavanna. La dejó embarazada y, ante esa situación, se fue con ella a Fumeri. Pero el padre de Angelina denunció al violinista por rapto y estupro, y consiguió que fuera arrestado y encarcelado. Sólo pudo salir de la prisión firmando un acuerdo con el señor Cavanna, en el cual Paganini le garantizaba el pago de mil doscientas liras, mitad al contado, mitad con una letra de cambio. Cuando Paganini se vio liberado de la carcel, intentó evitar el segundo pago y ello provocó una demanda judicial contra él, que obligó a Nicoló a pagar la suma de tres mil liras. El bebé de Angelina, nació muerto o murió nada más nacer. Ella se caso mas tarde con otro Paganini, que no tenía vínculo familiar alguno con Nicoló.

Paganini fue un revolucionario de salón. No se identificó nunca con ninguna postura política, por lo que la derrota de Napoleón no le afligió en absoluto. No es de  extrañar que en 1815 aceptara dirigir en Génova una Cantata para celebrar la llegada de los reyes Víctor Manuel I y María Teresa, que habían recuperado el trono de Saboya.

Para Paganini continuaron los asuntos de faldas. En 1821, en Nápoles, se enamoró de una muchacha, Carolina Banchieri, con que se fugó a Parma. Pero cuatro días después, posiblemente recordando la amarga experiencia con Angelina Cavanna, decidió separarse de Carolina, enviándola a vivir con una campesina, cuya discreción fue remunerada.    Tras esta desventurada historia, Paganini fue presa de la angustia y se sintió seriamente enfermo. Se hizo visitar por un famoso médico que le diagnostica una sífilis, que en aquella época se trataba de una enfermedad irreversible, y Paganini, atormentado por la idea de que el matrimonio resultaba ahora imposible, cayó en un estado de postración psíquica, al que se sumaba su delicado estado de salud, y estuvo dos años apartado de los escenarios.

En 1828, aunque no logro curarse, se recuperó y pudo reemprender sus recitales, aunque había perdido mucha vista, llevaba unas gafas de lentes azuladas que acentuaban el aspecto misterioso y algo tétrico de su persona.

Realiza una gira por toda Italia, en compañía de una cantante con la que compartía sus audiciones: Antonia Bianchi, que se convirtió también en su amante y le dio un hijo. Mas tarde se separan, y para quedarse con su hijo, Paganini paga una elevada cantidad de dinero para apartarla de su vida y quedarse con el niño.

Siguen los triunfos de Paganini en Francia e Inglaterra. En París se reencontró con Rossini. Se relacionó con el entonces joven Liszt, sobre quien ejerció un profundo influjo. Admiró a Beethoven….. En Inglaterra resurgieron los asuntos amorosos, también se fuga con la hija de su secretario, pero el padre los localizó en el bosque de Boulogne y montó un considerable escándalo periodístico.

Durante esta época, se establece una breve pero fructífera relación artística, entre Paganini y el joven Berlioz.

En otoño de 1834, Paganini retornó a Italia y se estableció en Parma, donde fue bien recibido por la emperatriz María Luisa, deseosa de realzar con su presencia la vida musical del ducado.

Cargado de deudas, se introduce en oscuros negocios de préstamo en Parma y en Génova.  El 25 de Noviembre de 1837 inauguraba en París el llamado “Casino Paganini”: negociantes sin demasiados escrúpulos le animaron a invertir en este proyecto, a mitad de camino entre una sala de conciertos y un salón de juegos. Pero la empresa fracasó y  Paganini fue perseguido por la ley, aunque pudo salir del percance sin consecuencias.

PAGINAS: 1 2 3

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]