Norma Beatriz Plá

Biografia OpusVida por dina

Norma Beatríz Guimil de Plá fue una activa dirigente argentina que reclamó un aumento en las pensiones de los jubilados, llegando a encabezar diversas marchas por los derechos de los ancianos.(n. Buenos Aires, Argentina, 7 de septiembre de 1932 – m. Buenos Aires, Argentina, 18 de junio de 1996).

Contenido:

  1. Biografía
  2. Defensora de jubilados
  3. Le quedó poco por hacer
  4. Galería de fotos de Norma Pla
  5. Contra todos
  6. Fallecimiento
  7. Video “Sr. Cobranza” de Bersuit
  8. Homenaje

Biografía

Nacida en Argentina, se desempeñó como ama de casa durante prácticamente, toda su vida. Casada, con cuatro hijos y más de una docena de nietos, su esposo, con quien vivía en una modesta vivienda desde su juventud, murió en 1984. También, era reconocida por algunos de los integrantes del movimiento carapintadas; así como el gremialista derechista Rubén Gioaninnil, dirigente del MODIN vinculado con la organización. Pero finalmente abandonó ese sector y prosiguió sola.

Le quitó su gorra de oficial a un policía durante una marcha a los Tribunales en 1991 para reclamar que se hicieran efectivas las sentencias que reconocían los reclamos para la actualización de los haberes jubilatorios.

Ya retirada (jubilada), comenzó a adquirir notariedad a principios de los años `90, cuando en 1992 gracias a su particular corrosiva y por momentos violenta manera de reclamar al gobierno del presidente Carlos Menem y al propio ministro Cavallo un haber mínimo de 450 pesos para la clase pasiva. También reclamaba que el PAMI obra social de los jubilados sea conducido por sus propios beneficiarios. Se le otorgó el apelativo de la “Abanderada de los jubilados”,

Defensora de jubilados

Norma Plá no fue una abuela más.

Con sus anteojos y su corta estatura peleó siempre y hasta el final por los 450 pesos mensuales que creía dignos para cualquier jubilación.

Su figura fue siempre conflictiva. Hay quienes la recordarán como una persona con infinito entusiasmo y coraje como uno de los personajes inolvidables en la Argentina del ´90. Otros en cambio no harán más que creer que fue una viejita que no estaba del todo cuerda.

Fue una aguerrida activista y la cabeza del grupo de jubilados de Plaza Lavalle. Todos los miércoles durante cinco años lideraba la concentración semanal que realizaban los pasivos.

“No puedo quedarme quieta”

Pero ¿era ella una mujer pasiva? Alguna vez se definió como muy nerviosa y a veces incontrolable: “No puedo quedarme quieta” repetía a quien quisiera oírla.

Los abuelos con sus marchas mostraron a todos que aunque mayores no habían perdido la fuerza de pelear por lo que creían suyo.

“Yo gano 150 pesos, me arreglo porque me ayudan mis hijos, pero hay otros que están todavía peor que yo. Pedimos 450 pesos de jubilación, ¿Es mucho? Si el ministro Cavallo dice que 10 mil no le alcanzan ¿Que no hay plata? No habrá para nosotros, pero si para aviones o canchas de tenis en Olivos. Yo aporté toda mi vida, quiero que me devuelvan ese dinero.”

No es habitual en nuestros días que durante años se mantenga constante una lucha por algo que se cree justo. Sin embargo ahí estaban ellos: nuestros abuelos enseñándonos a luchar. Arremetiendo contra todo y contra todos.

Quienes se topaban con ellos mientras intentaban transitar por las calles más de una vez se habrán molestado con cierta razón. Aquellos que desde sus pantallas o desde una radio seguían los entretelones de la lucha de los jubilados seguramente los envidiaron por su fuerza inagotable y su admirable perseverancia.

Le quedó poco por hacer

Norma Plá hizo llorar a Carlos Ruckauf y a le sacó algunas lágrimas a Domingo Cavallo. Organizó choriceadas en lugares insólitos de la ciudad y hasta se dio el lujo de ir a bailar una noche a El Cielo.

Se peleó ciento de veces con políticos y policías. Arrojó más de una vez huevos harina chorizos e insultos a agentes poco dispuestos a ejercer la virtud de la paciencia. Dialogó con distintos dirigentes partidarios y llegó a proclamar suicidarse si no era escuchada en la Casa de Gobierno.

Hasta el invierno de 1991 esta señora madre de cuatro hijos abuela de más de una decena de nietos y viuda desde hace 12 años sólo era famosa en su círculo íntimo. La conocían sus amigos por las pastas que cocinaba al dente y los vecinos por sus asaditos en el patio de atrás. También algunos integrantes del movimiento carapintada así como el gremialista derechista Rubén Gioaninni.

Después de dormir más de 80 noches en Plaza Lavalle conocer distintas celdas policiales -por sus frecuentes reclamos y peleas con la policía- y enviarle una corona mortuoria al domicilio particular del entonces ministro de Economía, Cavallo, la jubilada Plá cobró una curiosa notoriedad. Organizó almuerzos en insólitos lugares de la ciudad de Buenos Aires, conocidas como “chorizeadas”. Tenía más de veinte procesos judiciales, padeció varios desmayos, realizó huelgas de hambre y convocatorias populares, y hasta amenazó al Ministro de Economía de aquel entonces con instalarse con una carpa frente a su vivienda. Se solidarizaba con otras causas tales como los empleados del Ferrocarril Roca por despidos y manifestó con un grupo de jubilados frente a la Casa de la provincia de Jujuy.

Tenía más de veinte procesos judiciales, padeció varios desmayos y tuvo cáncer de mama. Hizo huelgas de hambre y lideró ollas populares hasta amenazó con instalarse a vivir en una carpa frente a la casa de Cavallo.

Aunque según dijo “lo odiaba al ministro” él no era el único. No quería a Menem ni tampoco a Alfonsín: “Ambos me engañaron” declaró alguna vez. Admiraba en cambio a la madre de María Soledad Morales y a una de las fundadoras de madres de plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

Galería de fotos

Contra todos

A pesar de su edad, Norma se las rebuscaba para pelear contra policías, saltar vallas y treparse a las puertas del Congreso, de la CGT y tomar infinidad de veces el edificio del PAMI, entre otros hechos. Detenida, tuvo más de 23 procesos por tirar huevos y harina al Congreso, al Consejo Deliberante, al Banco Hipotecario Nacional, a la DGI y al Ministerio de Economía; acumuló muchísimos juicios. En Plaza de Mayo, un fin de año, amenazó con suicidarse.

Se solidarizaba con otras causas tales como los empleados del Ferrocarril Roca por despidos y manifestó con un grupo de jubilados frente a la Casa de la Provincia de Jujuy.

Siempre a su lado, se lo podía ver a quien luego seguiría con la doctrina de su “maestra”: un joven Raul Castells, que protegía muchas veces de las agresiones a la representante de los jubilados. Y también al líder piquetero jujeño, el “Perro” Santillán.

Entre sus manifestaciones públicas una de las que más resaltó fue cuando en el Mercado de Abasto se subió al escenario y le dijo al ex-secretario de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, “que le dijera al mundo que estaban cagados de hambre (sic)”.

Fallecimiento

Falleció de un cáncer de mama a los 63 años el 18 de junio de 1996 a las 19:30 hs. en su casa de la localidad de Temperley tras abondanar la clínica donde trataba su fatal enfermedad una semana antes. Según su última petición, sus cenizas fueron arrojadas en la Plaza Lavalle.

Homenaje

Norma Plá, dirigente de los jubilados que mientras el pais estaba anestesiado y “endulzado” con las mieles de la convertibilidad salió a la calle a luchar por respeto y dignidad para aquellos que habían luchado por este país y no podían, siquiera, disfrutar de una vejez digna.

Se la recuerda como aquella anciana lúcida, vigorosa y desesperada que por reinvindicar y revalorar a la clase social argentina de los jubilados, la más consecuentemente estafada de nuestra historia embestía a diario contra los molinos de viento de una cultura mafiosa.

No pudo destruirlos, pero lo intentó cientos de veces, hasta su último aliento. Norma Plá, como el Quijote, jamás temía que sus actitudes parecieran ridículas o delirantes con tal de que su mensaje llegara a destino.

Emblema de la lucha contra el menemismo, Norma Plá una mujer común devenida en dirigente, la emprendió contra Cavallo y gran parte de la dirigencia cómplice del saqueo de la Patria, muchos de los cuales, desgraciadamente, continúan hoy en los despachos del Poder aunque hayan cambiado el discurso, hoy son “antineoliberales”.

’Cuando uno empieza a tener hambre y ve que la situación no mejora, lo único que queda es salir a luchar’, decía y sin proponerselo se ganó un lugar en el corazón de este pueblo que 5 años despues de su muerte, un 20 de Diciembre abrió los ojos y transitó el camino que había abierto aquella viejita de cuerpo frágil y salió a la calle a escribir su propia historia.

Norma Pla, una mujer con todas las letras, valiente y decidida para luchar por lo que creía eran sus derechos y los de todos los jubilados de la República Argentina.

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]