Paulette Goddard

Biografia OpusVida por dina

PAGINAS: 1 2

Pauline Marion Goddard Levy conocida como Paulette Goddard fue una actriz estadounidense de cine mudo y sonoro. Fue esposa de Charles Chaplin, con quien protagonizó dos de sus películas mas exitosas, “Tiempos modernos” y “El gran Dictador” (Long Island, Nueva York (Estados Unidos); 3 de junio de 1911 – Ronco, (Suiza); 23 de abril de 1990)

Contenido:

  1. Comienzos
  2. Su carrera
  3. Sus amores
  4. El ocaso de su carrera
  5. Fallecimiento
  6. Video
  7. Filmografía (parcial)
  8. Galería de fotos
  9. Dos de sus películas más importantes
  10. Tiempos modernos
  11. El  gran dictador

Comienzos

Pauline Marion Goddard Levy nació el 3 de junio de 1910 en uno de los ramales cercanos a la vía del ferrocarril de Long Island, Nueva York. Su padre era judío -como atestigua el apellido Levy-, mientras que su madre era una episcopaliana de ascendencia inglesa. Pauline fue hija única y debutó muy pronto en el mundo de la interpretación, ya que sólo tenía 13 años cuando fue contratada omo integrante de la compañía musical Ziegfeld Follies de Florenz Ziegfeld.  También fue modelo publicitaria.

Era una niña bonita, morena, que dejaba entrever que tendría una espléndida figura en su futuro cuerpo de mujer. De ello se aprovechó un rico empresario llamado Edgar James, que la cortejó y la llevó al altar a la tierna edad de los 16 años. El matrimonio estaba condenado al fracaso y en 1931 se formalizó el divorcio.

Fue entonces cuando Pauline -que en breve cambiaría su nombre a Paulette- se trasladó a Hollywood para probar suerte en el cine. Pero en Los Ángeles las chicas jóvenes, guapas y morenas estaban a la orden del día, así que durante tres años participó en papeles secundarios en obras como Las calles de la ciudad (1931) de Rouben Mamoulian con Gary Cooper y Sylvia Sidney, o Torero a la fuerza (The Kid from Spain, 1932) de Leo McCarey junto a Eddie Cantor.

Aunque Paulette estaba contratada por los estudios de Hal Roach, su desesperación por conseguir mejores papeles la llevó a decidirse a invertir el dinero que había ganado en el divorcio. Pero un hombre se dio cuenta de que la estaban engañando: un hombre que la convenció para que rescindiera su contracto con Roach y se mudara a su casa de Beverly Hills. Su nombre era Charles Chaplin.

Su carrera

En 1936 rodó, junto a Charlie Chaplin, Tiempos modernos (Modern Times, 1936), la última película en la que aparece Charlot como personaje. Tras el rodaje de la película se casaron en una ceremonia secreta. Cuatro años después volvieron a rodar juntos un nuevo film, El gran dictador (The great dictator, 1940), película crítica contra el nazismo alemán y, por extensión, contra todos los fascismos y dictaduras. Ambos títulos conforman dos de las obras maestras del genial director, lo que no evitó que ese mismo año se rompiera el matrimonio.

Durante ese tiempo actuó en otras películas importantes como Mujeres (The Women, 1939) de George Cukor junto a Norma Shearer, Joan Crawford, Rosalind Russell y Joan Fontaine o en una comedia dirigida por Elliott Nugent junto al cómico Bob Hope, El gato y el canario (1939).

En la década de los 40 rodó la mayoría de sus películas, destacando entre ellas el musical Al fin solos (1940), dirigido por H.C. Potter y protagonizado por Fred Astaire y Burgess Meredith, con el que contrajo matrimonio poco después en la vida real pese a rechazar a su personaje en el film; El castillo maldito de David Butler (The Ghost Breakers, 1940) de nuevo con Bob Hope; Si no amaneciera (1941) de Mitchell Leisen, junto a Charles Boyer y Olivia de Havilland en uno de los melodramas dorados de la década; Piratas del mar Caribe (1942) y Los inconquistables (1947) ambas de Cecil B. DeMille, la primera en compañía de John Wayne, Robert Preston y Susan Hayward, y la segunda junto a Gary Cooper; Sangre en Filipinas (So Proundy We Hail, 1943) de Mark Sandrich y por la que fue nominada a un Oscar a la mejor actriz de reparto, actuando junto a Veronica Lake; La bribona (1945) de Mitchell Leisen, melodrama de factura clásica en el que realizó una de sus mejores interpretaciones; Memorias de una doncella (The Diary of a Chambermaid, 1946) de Jean Renoir, que produjo junto a su marido de este momento, Burgess Meredith, sobre la novela de Octave Mirbeau y que permanece como una de las joyas de Renoir en su etapa norteamericana; Un marido ideal (1947) de Alexander Korda, unánimemente elogiada como la mejor versión de la obra teatral de Oscar Wilde del mismo nombre o Una mujer rebelde (1949) de Emilio Fernández, junto al llorado Pedro Armendáriz en una historia situada en plena revolución mexicana.

En los años 50 y 60 sorprendió por querer seguir en activo profesionalmente, en una época en que las actrices se retiraban al cumplir los 40-50 años de edad. De esta época datan sus apariciones en producciones televisivas varias y destaca su participación en “Los indiferentes” rodada en Italia en 1966 por Francesco Rossi, en la que compartía cartel con Rod Steiger y Shelley Winters.

Sus amores

La relación personal entre Goddard y Chaplin siempre ha sido objeto de curiosidad, polémica y morbo por parte de los cinéfilos. Las malas lenguas atribuyen el enamoramiento de Chaplin a su especial gusto por las jovencitas -cuando se conocieron ella tenía 22 años y él 43-, mientras que Goddard puede que no viera en Chaplin nada más que un asidero para evitar su fracaso artístico. El caso es que su vida amorosa fue pasto del sensacionalismo hollywoodiense. La pareja tuvo que ser más recatada que nunca en público, hasta el punto de que nunca quedó del todo claro si realmente contrajeron matrimonio durante un viaje a China en 1936.

Tras rodar ‘Tiempos modernos’ -éxito absoluto de Chaplin- Goddard tuvo la oportunidad de intervenir en otras películas con papeles más agradecidos que los que había hecho a principios de los años treinta. El más destacado fue el de Miriam Aarons en ‘Mujeres’ (1939), la comedia femenina de George Cukor producida por la Metro-Goldwyn-Mayer, donde Goddard compartió reparto con Norma Shearer, Joan Crawford, Rosalind Russell y Joan Fontaine. En esa misma época Goddard se convirtió en una de las más firmes aspirantes al papel de Scarlett O’Hara en ‘Lo que el viento se llevó’, pero como es sabido el rol acabó siendo para Vivien Leigh.

La separación de Goddard y Chaplin ocurrió en 1942, poco después del estreno de ‘El gran dictador’. Ya durante el rodaje del film las rencillas eran frecuentes; ambos intentaron hacer propósito de enmienda, hasta el punto de que Chaplin calificaba a Goddard en público como su “esposa”, una palabra que odiaba pronunciar. Pero fue un esfuerzo inútil. Las diferencias eran insalvables y el matrimonio -o lo que fuese- terminó por disolverse. Paradójicamente, Goddard logró una nominación al Oscar al año siguiente por ‘Sangre en Filipinas’ (1943).

El 21 de mayo de 1944 Paulette se casó con el actor Burgess Meredith, el futuro Pingüino de ‘Batman’ (1966). Estuvieron casados durante cinco años, durante los cuales la actriz sufrió un aborto pero siguió al pie del cañón, aunque ninguna de sus películas estuvo a la altura de las rodadas con Chaplin. Una de las más destacadas fue ‘Los inconquistables’ (Cecil B. DeMille, 1947), secundando a Gary Cooper y a… ¡Boris Karloff! A la crítica le gustó bastante, pero el público no supo digerir sus 146 minutos de duración, lo que se tradujo en una recaudación muy pobre.

El ocaso de su carrera

La carrera de Goddard inició su cuesta abajo a principios de los años cincuenta. Salvo esporádicas apariciones en films de serie B y en televisión -incluyendo un remake de ‘Mujeres’ en el que hizo un papel diferente al original- la actriz se concentró en su cuarto y último marido, el escritor alemán Erich Maria Remarque, autor de ‘Sin novedad en el frente’. En los sesenta se fueron a vivir a Suiza, cerquita de Chaplin. Remarque falleció en 1970 y legó a Goddard un montón de dinero, así como propiedades en varios rincones de Europa y una importante colección de arte. Goddard se aficionaría tanto a los cuadros que llegaría a labrarse una gran amistad con Andy Warhol.

Fallecimiento

Tras superar un cáncer de mama, Paulette Goddard falleció en Ronco, Suiza, el 23 de abril de 1990, sin descendencia. No le dio tiempo a cumplir los 80 años. Gran parte de su herencia -más de 20 millones de dólares- fue a parar a la Universidad de Nueva York como agradecimiento al político y catedrático John Brademas, del que era una gran admiradora.

Filmografía (parcial)

* Tiempos modernos (Modern Times, 1936)

* El gran dictador (The great dictator, 1940)

* Al fin solos (1940)

* El castillo maldito (1940)

* Si no amaneciera (1941)

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]