Pierre Auguste Renoir

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

Pierre Auguste Renoir, es uno de los más célebres pintores franceses (25 de febrero de 1841 – 3 de diciembre de 1919). Catalogado como uno de los mejores exponentes del impresionismo, así también como un incansable buscador de la perfección en la pintura, Augusto Renoir ha pasado a la posteridad a través de esa magnífica obra dejada a nosotros y que simboliza una belleza muy especial digna de contemplar.

Perteneció a la escuela impresionista, pero se separó de ella rápidamente por su interés por la pintura de cuerpos femeninos sobre los paisajes. El pintor Rafael tuvo una gran influencia en él.

Renoir, ofrece una interpretación más sensual del impresionismo, más inclinada a lo ornamental y a la belleza. No suele incidir en lo más áspero de la vida moderna, como a veces hicieron Manet y Van Gogh. Mantuvo siempre un pie en la tradición; se puso en relación con los pintores del siglo XVIII que mostraban la sociedad galante del rococó, como Watteau.

En sus creaciones muestra la alegría de vivir, incluso cuando los protagonistas son trabajadores. Siempre son personajes que se divierten, en una naturaleza agradable. Se le puede emparentar por ello con Henri Matisse, a pesar de sus estilos distintos. Trató temas de flores, escenas dulces de niños y mujeres y sobre todo el desnudo femenino, que recuerda a Rubens por las formas gruesas. En cuanto a su estilo y técnica se nota en él un fuerte influjo de Corot.

Renoir posee una vibrante y luminosa paleta que hace de él un impresionista muy especial. “El palco”, “El columpio”, “El Moulin de la Galette”, “Le dèjeuner des canotiers”, “Bañistas”, son sus obras más representativas.

Contenido:

  1. Familia e infancia
  2. Su inicio en la pintura
  3. En busca del futuro
  4. Renoir y su pintura
  5. Galería de fotos de Renoir
  6. Compradores, fama y fortuna
  7. Mujeres y matrimonio
  8. Por el mundo
  9. Sus principales obras
  10. Los últimos años

Familia e infancia

Hijo de un sastre, Leonard Renoir, y de su esposa Margarita Merlet, Augusto Renoir nació en Limoges, Francia, un 25 de febrero de 1841. Fue el penúltimo de cinco hijos de esta familia cuyos recursos económicos eran escasos, por no decir que muy pocos. Basaban su subsistencia únicamente de aquello que substraían del pequeño negocio que tenían (la sastrería) y que deseaban continuaran sus hijos. Más tarde, a pesar de no ver cumplido ese sueño, en cambio sí tuvieron el privilegio de compartir los éxitos alcanzados por su hijo.

La familia se encontraba ya instalada en un pobre barrio de París. Augusto haría sus primeros estudios en la escuela comunal de ese lugar. Posteriormente ingresaría al Colegio de las Hermanas de las Escuelas Cristianas. Ahí los profesores lo calificarían como un buen alumno, alegre y formal.

En aquellos tiempos, Augusto sentía especial atracción por el canto, ingresando al coro de la capilla, consiguiendo al poco tiempo la admiración de todos los educadores. Luego, además de ser buen estudiante, Augusto empezaba ya a mostrar buenas habilidades para el dibujo y la pintura.

Su inicio en la pintura

Se sabe que a los trece años de edad y para aliviar la pesada carga económica que venían soportando sus padres, Augusto comienza a trabajar como ayudante y aprendiz en un taller de porcelanas. Ahí aprende a decorar tales piezas a cambio de una pequeña (por no decir, mísera) retribución.

Más tarde se dedicaría a la elaboración de dibujos que pintaba sobre abanicos, también a colorear cuadros de carácter religioso. Luego, a los trece años, y por ser vecino del lugar, Augusto entraba gratis al museo del Louvre, donde tenía la oportunidad de apreciar los cuadros de grandes pintores, especialmente las obras de Rubens, uno de los que más solía admirar.

Sus visitas eran cosa de todos los días. El incipiente joven recorría todos los salones, sin tener que pagar la entrada. Allí el pequeño contemplaba esas pinturas que tanto le fascinaban, esas esculturas que le llamaban poderosamente la atención, esas piezas y obras de arte que eran su nuevo mundo

En busca del futuro

Renoir estaba decidido a ser pintor. Se inscribiría en una escuela dirigida por el profesor Gleyre. Ahí compartiría su tiempo al lado de otros alumnos (que luego serían también grandes pintores), entre ellos Claude Monet, Paul Cézanne, Camile Pissarro y Alfred Sisley.

Alejado de sus padres por no haberse dedicado a la decoración de porcelana, acabó con los pocos ahorros que tenía. No tenía más remedio que trabajar, y trabajar duro… Pero lo que a él le gustaba era la pintura y a eso se dedica.

Renoir se pone a pintar cuadros. Estos los lleva a vender a exposiciones intrascendentales o simplemente callejeras, por cualquier rumbo de París. Es así como poco a poco va dándose a conocer, primeramente a través de estas pequeñas exhibiciones, luego en los cafés o exposiciones callejeras.

Más adelante, en 1864, y tras mucho batallar, consigue presentar algunos de sus cuadros en el «Salón de los rechazados», lugar al que muchos pintores acudían a vender sus obras, por haber sido éstas no aceptadas (rechazadas) en otras partes. A partir de este momento, la crítica se ensaña contra los «impresionistas», pero ya para entonces, Renoir empezaba a ser famoso.

Renoir y su pintura

Catalogado como uno de los mejores pintores impresionistas que se tenga memoria, Renoir no se estancó en dicha escuela de pintura. Día tras día buscaba algo más que dar o plasmar sobre el lienzo. De pie frente a su caballete, Renoir plasmaba sobre el lienzo su alma de artista.

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]