Qin Shi Huang

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

Qin Shi Huang, de nombre propio Zheng, fue el rey del estado chino de Qin del 247 a. C. hasta el 221 a. C. y después el primer emperador de una China unificada del 221 a. C. al 210 a. C., reinando bajo el nombre de Primer Emperador. Nació en noviembre o diciembre de 260 a. C. y falleció el 10 de septiembre de 210 a. C.

Fue el primer gobernante capaz de unificar este gran imperio, estableciendo una administración centralizada que sirvió como modelo por más de dos milenios. Fue contrario a las enseñanzas de  Confucio sobretodo en cuanto a los límites para los poderes de los gobernantes se trataba, y mandó a quemar toda la literatura referente al tema.

Habiendo unificado China, él y su primer ministro Li Si introdujeron una serie de importantes reformas con el objetivo de reforzar la reciente unificación, y llevaron a cabo hercúleos proyectos de construcción, más concretamente la versión precursora de la actual Gran Muralla China, con el objetivo proteger al territorio de los enemigos.

Durante su mandato, Qin estandarizó los pesos y las medidas, la moneda y hasta la longitud de los ejes de las carretas, lo que permitía que circularan con facilidad, por los surcos de la extensa red de nuevos caminos que ordenó construir, para conectar a sus provincias.

Tomó medidas drásticas para sofocar las rebeliones. Trató de aniquilar la herejía, quemando la literatura clásica –con excepción de los libros de medicina, adivinación y agricultura- y hasta ordenó que se enterraran vivos a 460 confucionistas. Confiscó armas, e implementó un severo sistema legal para castigar los delitos.

Encargó la construcción de su tumba –el famoso mausoleo en Xi’an relleno de soldados de terracota- cuando todavía era joven. Murió viajando por el este de China, buscando las legendarias “islas perdidas de los inmortales”.

A pesar de toda la tiranía de su mandato autocrático, Qin Shi Huang es todavía considerado hoy en día como una especie de colosal fundador en la historia China, como un Superhombre cuya unificación de China ha durado más de dos milenios (con interrupciones).

Contenido:

  1. Convenciones de nombres
  2. Rey de Qin: El Conquistador
  3. Primer Emperador: El unificador
  4. Muerte y consecuencias
  5. Galería de fotos de Qin Shi Huang
  6. Los Guerreros de terracota
  7. Qin Shi Huang en la historiografía
  8. Miscelánea

Convenciones de nombres

Qin Shi Huang nació en el mes chino Zheng, el primer mes del año en el calendario chino (en el siglo 3 a. C. el año chino comenzaba antes del solsticio de invierno y no después como sucede hoy en día), y por lo tanto recibió el nombre Zheng, siendo ambos caracteres utilizados de forma intercambiable en la antigua China. En aquellos tiempos, la gente no unía el nombre propio y el de la familia como es costumbre actualmente, así que es anacrónico referirse a Qin Shi Huang como Qin Zheng. El nombre propio no se usaba nunca, excepto por los parientes cercanos; por lo tanto es incorrecto también referirse a Qin Shi Huang como príncipe Zheng o rey Zheng de Qin. Como rey, se le denominaba Rey de Qin. Si hubiera recibido un nombre póstumo después de su muerte, al igual que su padre, habría sido conocido por los historiadores como Rey NN. (nombre póstumo) de Qin, pero esto nunca sucedió.

Después de conquistar el último estado chino independiente en el 221 a. de C., Qin Shi Huang se convirtió en el rey de un estado de Qin que dominaba toda China, algo que no tenía precedentes. Ansioso de mostrar que ya no era más un simple rey, como los soberanos de antaño durante el periodo de los Reinos Combatientes, creó un nuevo título, huangdi, combinando la palabra huang que se usaba para referirse a los legendarios tres Huang (Tres augustos) que reinaron en el amanecer de la cultura china, y la palabra di  que se usaba para referirse a los míticos cinco Di (soberanos) que reinaron inmediatamente después de los tres Huang. Estos tres Huang y cinco Di fueron considerados gobernantes perfectos, con inmensos poderes y largas vidas. La palabra huang también significa ‘grande’ o ‘magnífico’. La palabra di también se refería al dios supremo en los cielos, creador del mundo. Por lo tanto, uniendo estas dos palabras, algo que nadie había hecho antes, Qin Shi Huang creó un título a la par con su característica de unir al infinito territorio de los reinos chinos, uniendo de hecho el mundo (los antiguos chinos, al igual que los antiguos romanos, creían que su imperio comprendía el mundo en su totalidad).

La palabra huangdi fue traducida en la mayoría de los lenguajes occidentales como ‘emperador’, una palabra con una larga historia que data de la época de la antigua Roma, y que los europeos consideraban superior a la palabra ‘rey’. Qin Shi Huang tomó el nombre de Primer Emperador (Shi Huangdi, literalmente, emperador que comienza).

Abolió los nombres póstumos por los que los antiguos reyes eran conocidos después de su muerte, juzgándolos inapropiados y contrarios a la piedad filial, y decidió que las generaciones futuras se referirían a él como Primer Emperador (Shi Huangdi); su sucesor sería conocido como el Segundo Emperador (Er Shi Huangdi, literalmente, emperador de segunda generación), el sucesor de su sucesor como Tercer Emperador (San Shi Huangdi), y así en adelante, durante diez mil generaciones, puesto que se suponía que la casa imperial iba a gobernar en China durante diez mil generaciones (‘diez mil’ es equivalente a ‘para siempre’ en chino, y además significa ‘buena fortuna’).

Qin Shi Huang se había convertido entonces en el primer emperador del estado de Qin. El nombre oficial de la recientemente unificada China era aún Estado de Qin, habiendo asimilado Qin al resto de estados. El nombre China nunca se usó oficialmente para el país de China hasta 1912, cuando se fundó la República de China. Los contemporáneos de la época llamaban al emperador “Primer Emperador” deshaciéndose del “del estado de Qin”, que era obvio sin necesidad de decirlo. Sin embargo, poco después de la muerte del emperador, su régimen se derrumbó, y China fue asediada por una guerra civil. Más tarde, en el 202 a. de C. la dinastía Han se las arregló para unificar China en su totalidad, que se comenzó a llamar a partir de entonces el estado de Han, que también puede ser traducido como el imperio de Han. Qin Shi Huang no podía ser llamado más tiempo el Primer Emperador, ya que esto implicaría que era el primer emperador del estado de Han. Comenzó entonces el hábito de preceder su nombre con Qin, que no se refiere ya más al estado de Qin, sino a la dinastía Qin, una dinastía que es reemplazada por la dinastía Han. La palabra huangdi (emperador) en su nombre, fue acortada por huang, así que se le llegó a conocer como Qin Shi Huang. Quizá huangdi fue acortado para obtener un nombre de tres ideogramas, que coincide con los nombres de tres ideogramas del pueblo chino (que raramente han utilizado a lo largo de la historia nombres de cuatro o más).

Este nombre, Qin Shi Huang (es decir, Primer Emperador de la dinastía Qin) es el nombre que aparece en los Recuerdos históricos escritos por Sima Qian. Y es el nombre que se prefiere en China cuando se hace referencia al Primer Emperador. Los occidentales ocasionalmente escriben Qin Shi Huangdi, que es una elección poco acertada, pues ignora las convenciones chinas en los nombres.

Rey de Qin: El Conquistador

En el momento del nacimiento del joven Zheng, China se encontraba dividida entre estados feudales en guerra. Este periodo de la historia China es referido como el periodo de los Reinos Combatientes. La competición entre ellos era extremadamente feroz, y por el 260 AC solamente quedaban unos pocos de ellos (habiendo sido el resto conquistado y anexionado a los vencedores), pero el estado de Zheng, Qin, era el más poderoso. Era gobernado bajo la filosofía legalista y se centró desde sus comienzos en los asuntos militares.

Zheng nació en Handan, la capital del estado enemigo de Zhao. Era el hijo de Zichu, un príncipe de la casa real de Qin que fue un rehén en el estado de Zhao bajo un acuerdo entre los estados de Qin y Zhao. Zichu posteriormente volvió al estado de Qin después de varias aventuras con la ayuda de un rico mercader llamado Lü Buwei, y se las arregló para ascender al trono de Qin, convirtiéndose Lü Buwei en canciller (primer ministro) de Qin. Zichu es conocido póstumamente como el rey Zhuangxiang de Qin. Según una historia muy difundida, Zheng no era realmente el hijo de Zichu, sino el hijo del mercader Lü Buwei. Esta historia surgió porqué la madre de Zheng había sido originalmente una concubina de Lü Buwei antes de que este se la diera a su buen amigo Zichu poco antes del nacimiento de Zheng. Sin embargo, la historia es dudosa ya que los confucianos habrían encontrado más fácil denunciar a un gobernante cuyo nacimiento fue ilegítimo.

Zheng ascendió al trono en el 247 AC, con 12 y medio de edad, y fue rey bajo un regente hasta el 238 AC cuando a los 21 y medio de edad planificó un golpe en el palacio y tomó todo el poder. Continuó la tradición de atacar de forma tenaz y defender los estados feudales (esquivando el famoso intento de asesinato del rey Jing Ke durante ese tiempo), y finalmente tomando el control de toda China en el 221 AC, derrotando al último estado chino independiente, el estado de Qi.

Entonces, en ese mismo año, a la edad de 38, el rey de Qin se proclamó Primer Emperador.

Primer Emperador: El unificador

Para evitar la anarquía del periodo de los estados guerreros, Qin Shi Huang y su primer ministro Li Si abolieron completamente el feudalismo. Lo que hicieron fue dividir el imperio en 36 provincias dirigidas cada una por tres gobernadores, uno civil, otro militar, y un último para mediar entre estos dos. Cada uno de ellos era nombrado por el emperador y podía ser destituido por él. El gobernador civil era reasignado a una nueva provincia cada pocos años para prevenir que acumulara una base de poder.

Qin Shi Huang ordenó a todos los antiguos miembros de las casas reales de los estados conquistados que se trasladaran a Xiangyang, la capital de Qin, en lo que es la actual provincia de Shaanxi, para ser mantenidos bajo una vigilancia apretada para prevenir actividades rebeldes.

El emperador también desarrolló una extensa red de carreteras y canales conectando las provincias para acelerar el comercio entre ellas y para acelerar los desplazamientos militares a las provincias que opusieran resistencia.

Qin Shi Huang y Li Si unificaron China económicamente mediante la estandarización de pesos y medidas, la moneda, la longitud de los ejes de los carros (tal que todo carro pudiera desplazarse sin problemas por las rutas de las nuevas carreteras), el sistema legal, etc.

Pero quizás lo más importante de todo, fue que la escritura china fue unificada. Un nuevo conjunto de caracteres fue desarrollado por Li Si, llamado de los sellos pequeños, basándose en el conjunto de caracteres usados en el estado de Qin, y este nuevo conjunto fue hecho obligatorio, deshaciandose por lo tanto de todos los sistemas de escrituras locales y de los caracteres que existían en varios estados chinos. Los edictos escritos con este nuevo conjunto de caracteres fueron tallados en los muros de montañas sagradas por toda China, como los famosos edictos que se encuentran en el monte Tai, para hacer saber al Cielo de la unificación de la tierra bajo un emperador, y también para propagar el nuevo conjunto de caracteres entre el pueblo.

Muerte y consecuencias

El emperador murió mientras se encontraba haciendo un viaje por la China oriental, en busca de las legendarias islas de los inmortales (más allá de la costa este) y el secreto de la vida eterna. Su muerte ocurrió a comienzo de septiembre del año 210 a. C. en el palacio de la prefectura de Shaqiu, que estaba a dos meses de distancia de la capital Xiangyang. El primer ministro, Li Si, que le acompañaba, estaba gravemente preocupado de que las nuevas de su muerte pudieran disparar un alzamiento general en todo el imperio, dadas las políticas brutales del gobierno, y el resentimiento de la población forzada a trabajar en proyectos hercúleos como la gran muralla en el norte de China, o en el mausoleo del emperador. Llevaría dos meses al gobierno alcanzar la capital y no sería posible detener el levantamiento. Li Si decidió ocultar la muerte del emperador y volver a Xiangyang.

La mayor parte del elenco imperial que acompañaba al emperador no fue informado de su muerte, y cada día Li Si entraba en su diligencia, donde se suponía que viajaba el emperador, pretendiendo hacer que discutían asuntos de estado. La secretista naturaleza del emperador mientras vivía permitió que esta estratagema funcionara y que no despertara dudas entre los cortesanos. Li Si ordenó también que dos carros que contenían pescado se llevaran inmediatamente antes y después de la diligencia del emperador. La idea tras esto era evitar que la gente percibiera el nauseabundo olor proveniente de la diligencia del emperador, donde su cuerpo se estaba empezando a descomponer severamente. Eventualmente, pasados dos meses, Li Si y la corte imperial estuvieron de vuelta en Xiangyang, donde se anunció la noticia de la muerte del emperador.

PAGINAS: 1 2

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]