Vito Corleone

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2 3 4

Vito Andolini, mejor conocido como “Vito Corleone”  es un líder de la mafia por naturaleza, con la capacidad de manipular la psicología de sus adversarios y de reclutar nuevos aliados. A su lado sus socios son su pálido reflejo, parecen crueles, nimios, triviales y brutos. Aun su hijo Michael, el más allegado, con sus tremendos éxitos, no sale bien parado de dicha comparación, ya que le falta calidez y alegría por vivir.

Tal vez como dijo Sollozzo refiriéndose a Vito; “el viejo se está reblandeciendo y aún si eso fuese cierto y sólo sobrevive por pura casualidad al ataque de un asesino; posee toda la prestancia para ser el Padrino. Es sabio, inteligente, cognitivo, y mediante su elocuencia es capaz de convencer sin necesidad de balas. Su personal estilo de vida, el cual es su virtud más destacada, eclipsa a su hijo. Aunque es un criminal rudo y violento, también es un padre tierno y un esposo afectuoso. Su ternura es la paradoja que convierte a su personaje en un ser excepcional.”

En sus últimos años aparece relajado, juguetón y hasta risueño. Ha tenido una vida rica y plena, ganándose un retiro en calma. En su juventud, es afectuoso y atento, pero también callado e intenso. A diferencia de Michael, no deja que esa intensidad lo consuma. Nunca se siente en conflicto por las dos acepciones de “familia” —la de la sangre y la del crimen—, y nunca se siente atribulado por sus actividades. Sólo se sintió apenado cuando Michael asesinó a Sollozo. Es un hombre trabajador, aunque al final del día encuentra la oportunidad para pasar un rato en compañía de su familia. En resumen, es descrito como un padre ejemplar y un Padrino ideal, lo que lo convierte en un modelo difícil de imitar por sus hijos.

Contenido:

  1. Orígenes
  2. Emigración a América
  3. Primeros años en Nueva York
  4. Asesinato de Fanucci
  5. Escucha el tema principal de la película de Nino Rota
  6. Negocio con el aceite de oliva
  7. Galería de fotos de Vito Corleone
  8. La venganza de Vito
  9. Crimen organizado
  10. Intento de asesinato
  11. Consecuencias del atentado
  12. Muerte de Sonny
  13. Reunión con las cinco familias
  14. Michael sucede a Vito como Padrino
  15. Video: Escena en donde balean a Vito Corleone
  16. La  Familia
  17. Miembros de “La Familia” en los distintos tiempos
  18. Padrinazgo
  19. Fallecimiento de Vito
  20. La Novela “El Padrino”
  21. Inspiración
  22. Representaciones

Orígenes

Vito Corleone, originalmente llamado Vito Andolini, nació el 7 de diciembre de 1892, en el pequeño pueblo de Corleone, ubicado en la región de Sicilia, Italia.  En el mundo real, el pueblo de Corleone, al igual que la ciudad costera de Castellammare del Golfo, están considerados por algunos como los lugares de procedencia de los más prolíficos mafiosos.  De acuerdo con la cronología de la saga de “El Padrino”, en el año de 1901, cuando Vito tenía nueve años, sufrió la pérdida temprana de su padre Antonio Andolini, el cual fue asesinado debido a que insultó y criticó a uno de los líderes locales de la mafia, llamado Don Ciccio.  En esa época, Don Ciccio tenía el dominio de aquel territorio y decidió mandar a sus hombres a asesinar a Andolini. Después del trágico suceso, el hermano mayor de Vito, llamado Paolo, juró vengar la muerte de su padre y huyó a las montañas con el motivo de matar a Don Ciccio; pero desafortunadamente murió en el intento a manos de los seguidores de éste. En ese momento de desesperación la Signora Andolini resolvió acudir a la residencia del verdugo de su esposo e hijo, para jurarle respeto y rogarle que no asesinase al único hijo descendiente con vida que le quedaba, que era Vito. Don Ciccio no aceptó las súplicas de la viuda y madre desconsolada, argumentado que cuando Vito creciese y se fortaleciese iría a vengarse de él. Entonces, la Signora Andolini, al ver que Ciccio no tendría piedad con su hijo, llena de decisión sacó un cuchillo, lo agarró por sorpresa por la espalda poniéndoselo al cuello, al mismo tiempo que le gritaba a su hijo que corriese para que pudiese escapar de los sicarios del jefe de la mafia. Ciccio consiguió milagrosamente escapar del intento de homicidio de la Signora Andolini, pero sus guardaespaldas dispararon fatídicamente a la mujer. Finalmente, Vito salió corriendo asustado y logró huir de la persecución de los mafiosos.

Emigración a América

Después de haber escapado exitosamente de la residencia de Don Ciccio se refugió en la casa de sus vecinos, quienes lo ocultaron de sus perseguidores. Los hombres de Ciccio iniciaron una profunda búsqueda en el pueblo para encontrarlo y anunciaron a los habitantes que quien escondiese al niño tendría graves problemas. Los protectores del niño viendo su peligro inminente, no tuvieron más remedio que buscar la manera de que Vito saliese de Sicilia y fue así como su vecino lo escoltó hasta un puerto para que embarcase en un barco con rumbo a Estados Unidos. Vito viajó solo a América, con las manos vacías, y con el triste recuerdo de la desgracia acaecida a su familia.

Cuando el joven Vito arribó a los Estados Unidos, una empresa encargada de supervisar a los inmigrantes que venían de otros países lo alojó en cuarentena en la Isla Ellis, en Nueva York, debido a que padecía de viruela y otras enfermedades. Seguidamente, pasó por el registro de inmigrantes y según la novela, Vito cambió intencionalmente su apellido de Andolini a Corleone, para mantener un recuerdo de su lugar de origen. Por el contrario, en la película el apellido fue sustituido erróneamente por el supervisor de inmigración.  A partir de ese momento, inició una nueva vida con el nombre de Vito Corleone y después de tres meses de cuarentena en la isla fue trasladado a la casa de unos amigos de su familia. Se ha dicho que su infancia, especialmente su inmigración a América, comparte numerosos paralelismos con la vida de Giuseppe Battista Balsamo, quien en la vida real fue el primer capo de la mafia en los Estados Unidos.

Primeros años en Nueva York

A Vito lo envían con unos amigos cercanos de su familia, de apellido Abbandando, los cuales estaban radicados en Nueva York, y tenían una droguería como negocio familiar. Los Abbandando vivían en el barrio Hell’s Kitchen, ubicado en el vecindario de Manhattan. Con el transcurso del tiempo Vito logró integrarse efectivamente a su nuevo hogar, colaborando en la tienda como un empleado más, y llegando a considerar al señor Abbandando como un padre. Allí tuvo la oportunidad de conocer a su gran amigo, Genco Abbandando, quien era hijo del dueño de la tienda de comestibles, y que con el paso del tiempo se convirtió en su hermano honorario y en su consejero personal (en italiano consigliere).  Años después, el puesto de mano derecha de Genco sería reemplazado por Tom Hagen, el hijo adoptivo de Don Corleone.

Asesinato de Fanucci

En 1910, contrajo matrimonio con una joven inmigrante procedente de Sicilia llamada Carmella, pero el estado económico en el que se encontraban ambos, no les permitió celebrar la ceremonia. Algunos años después, los recién casados tuvieron su primer hijo, llamado Santino Corleone. El nacimiento ocurrió dos años después de la boda, no obstante la fecha indicada en la trilogía de películas es 1916, seis años más tarde.  Posteriormente, nació el segundo hijo, llamado Fredo Corleone, quien a los pocos días de nacer, sufrió una grave neumonía, pero finalmente logró recuperarse.

 

Tuvieron cuatro hijos biológicos: Sonny, Fredo, Connie y Michael. A parte de éstos, la pareja adoptó un niño que fue encontrado por Sonny en la calle, de nombre Tom Hagen. En el transcurso de la historia Don Corleone, siempre antepone a su familia por delante de todo, ya que él, nunca tuvo familia en su niñez.

En esa época había un hombre poderoso, de origen italiano, que vivía en Hell’s Kitchen, conocido con el nombre de Don Fanucci y se rumoreaba que pertenecía a una derivación de la mafia italiana denominada Mano Negra. Habitualmente, se dedicaba a extorsionar los comercios de la zona, amenazando a sus respectivos dueños, y prometiéndoles seguridad a cambio de dinero. Una de las víctimas de los constantes chantajes, era el Señor Abbandando, quien pagaba una suma de dinero para mantener su negocio en funcionamiento. Un día, Fanucci pidió al padre de Genco que le diese un trabajo en el almacén a su sobrino, y éste no pudo negarse porque sabía que pondría en peligro su bienestar. De esta manera, el dueño de la tienda se vio obligado a despedir a Vito, debido a que no tenía los suficientes fondos para pagar un sueldo a tres trabajadores.

A partir de ese momento, comenzó a sentir odio hacia Fanucci y se encontró en una compleja situación económica, a causa de que estaba desempleado y debía alimentar a toda su familia. Durante un tiempo consiguió un trabajo temporal en un ferrocarril regentado por irlandeses, hasta que un día un joven llamado Peter Clemenza se presentó de sorpresa en su casa, y le pidió que ocultase unas armas de fuego debido a que había sido detenido por la policía. Corleone, no dudó y le hizo el favor a su compatriota, obteniendo el agradecimiento del desconocido, el cual se dedicaba a la venta de diferentes productos obtenidos por medios ilegales. Cuando Clemenza recuperó la libertad, sabía que Vito se encontraba en una situación desesperada y lo invitó a que se integrara en sus negocios ilícitos. Ambos entablaron una buena amistad, y Corleone se unió a la sociedad comercial, en la que también participaba un hombre llamado Salvatore Tessio. El trabajo ofrecido por sus compatriotas consistía en desvalijar unos camiones que transportaban vestidos de seda, y luego vender la mercancía obtenida a un mayorista italiano, y a varios consumidores en sus respectivas residencias. De esta manera, Vito se inició en la vida oportunista y simplista de la calle, actuando como un ingenuo espectador de las acciones delictivas de sus socios.

Escucha el tema principal de la película de Nino Rota utilizando el siguiente reproductor:

El negocio era rentable, hecho que llamó la atención de Fanucci, quien rápidamente exigió a los miembros de la banda que contribuyesen y compartiesen los beneficios comerciales con él. En un principió los tres integrantes pensaron en compartir las ganancias, y así evitar las amenazas, pero en última instancia, Vito desistió la idea de pagar una cuantiosa suma de dinero. Consecuentemente, Corleone ideó un plan y decidió mantenerlo en secreto, lo único que manifestó a sus compañeros fue que no se preocupasen por él, que resolvería el problema con Fanucci. Además pidió a sus colaboradores que le entregasen $50 dólares cada uno para cumplir el trato, aunque la cantidad estipulada por el mafioso era mayor. Vito solamente reveló a Tessio y a Clemenza que se reuniría con el susodicho y que “razonaría” hasta llegar a un acuerdo. Según la novela de Puzo, cada vez que Vito empleaba la palabra “razonar” en sus discusiones, quería decir que este era su último aviso para resolver algún asunto, y en ciertos casos también era el anuncio de un futuro derramamiento de sangre. Por consiguiente, Corleone en su mente, había planificado asesinar al extorsionador para acabar finalmente con las injusticias que sufrían sus compatriotas.

Aprovechó la festividad de San Gennaro para reunirse con Fanucci en una cafetería y le ofreció los $100 dólares. El extorsionador, se enojó porque quería que le pagasen $200, pero finalmente se conformó con la oferta, y abandonó el establecimiento con aire triunfante. Seguidamente, Vito subió por los tejados del vecindario, para evitar ser visto por testigos, y se movilizó hasta el edificio donde residía Fanucci. Corleone ingresó al vestíbulo de la residencia del mafioso, y cuando éste abrió la puerta, lo sorprendió y le disparó tres veces. Una vez que Fanucci había muerto, se acercó al cuerpo inmóvil, le quitó la cartera y huyó de la escena de los hechos. Luego se deshizo del arma de fuego introduciéndola en uno de los respiraderos del tejado, y recuperó los $100 dólares que antes le había entregado a su víctima. A partir de este suceso, se convirtió en el héroe de la comunidad, y en la persona a la que acudían todos los vecinos cuando tenían algún problema. De esta manera, a los 26 años se transformó en el Don y en el Padrino.  Algunos críticos de literatura han dicho, que “el asesinato de Fanucci se convirtió en un bien necesario para la sobrevivencia de la familia Corleone, asimismo para el bienestar del vecindario e inclusive la justicia”.

PAGINAS: 1 2 3 4

Paco de Lucia

Francisco Sánchez Gómez, de nombre artístico Paco de Lucía, (Algeciras (Cádiz), 21 de diciembre de 1947, Cancún (México), 26 de […]

Lermo Balbi

Lermo Balbi, fue un poeta, escritor y dramaturgo nacido en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde también falleció. Bachiller, fue […]

Francisco Paco Urondo

Francisco Paco Urondo fue un poeta, periodista, académico y militante político.Dio su vida luchando por el ideal de una sociedad […]

Los Muppets

Los Muppets son un grupo de marionetas creados por Jim Henson en 1964. Este peculiar grupo de personajes fue protagonista […]