Aquiles

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2 3

Como no tienen animales para sacrificar pero desean obtenerlos del propio dios de la isla, consultan el oráculo de Aquiles. Piden permiso para matar las vícitmas escogidas de entre los animales que pastan libres en la isla, y depositan a cambio el precio que consideran justo. Pero en caso de que el oráculo les niegue el permiso, porque hay un oráculo allí, añaden algo al precio ofrecido, y si el oráculo niega de nuevo, añaden algo más, hasta que al final el oráculo juzga que el precio es suficiente. Y entonces la víctima no huye más, sino que espera intencionadamente a ser atrapada. Así, hay una gran cantidad de plata allí, consagrada al héroe, comoprecio por las víctimas sacrificadas. A alguna de la gente que llega a esta isla Aquiles se le aparece en sueños, a otra se le aparece incluso durante su navegación si no están muy lejos y les enseña en qué parte de la isla sería mejor que anclasen sus barcos.

El culto de Aquiles en la isla de Leuce estaba extendido en la Antigüedad, no sólo por las costas del mar Póntico sino también por ciudades marítimas cuyos intereses económicos estaban estrechamente relacionados con las riquezas del mar Negro.

El Aquiles de la isla de Leuce era venerado como Pontarches, señor y dueño del mar Póntico, protector de los marineros y la navegación. Los marineros se desviaban de su curso para ofrecerle sacrificios. A Aquiles de Leuce le fueron dedicados varios importantes puertos comerciales en aguas griegas, como Achilleion en Mesenia18 y Achilleios en Laconia.  Nicolae Densuşianu pensaba incluso que reconocía a Aquiles en el nombre de Aquilea y en el brazo norte del delta del Danubio, el brazo de Chilia (Achileii), aunque su conclusión de que Leuce tenía derechos de soberanía sobre Pontos, evoca las leyes marinas modernas en lugar de las arcaicas.

Leuce también tenía reputación como lugar de sanación. Pausanias cuenta que la sibila délfica envió a un señor de Crotona para ser curado de una herida en el pecho.20 Amiano Marcelino atribuye la sanación a las aguas de la isla.

El culto de Aquiles en la época moderna: El Achilleion de Corfú

En la región de Gastouri (Γαστούρι) al sur de la ciudad de Corfú (Grecia), la emperatriz austriaca Sissi construyó en 1890 un palacio de verano con Aquiles como tema principal, en lo que supone un monumento al romanticismo platónico. Naturalmente, el palacio fue bautizado en su honor: Achilleion (Αχίλλειον). En esta elegante construcción abundan las pinturas y esculturas de Aquiles, tanto en el salón principal como en los espléndidos jardines, representando las escenas heroicas y trágicas de la Guerra de Troya.

El nombre de Aquiles

El nombre de Aquiles puede ser analizado como una combinación de ἄχος akhos (‘dolor’, ‘pena’) y λαός laos (‘pueblo’, ‘tribu’, ‘nación’, etcétera). En otras palabras, Aquiles es una personificación de la pena, siendo este dolor un tema que aparece numerosas veces en la Ilíada (frecuentemente debido a Aquiles). El papel de Aquiles como héroe de las penas constituye una yuxtaposición irónica con la visión convencional de Aquiles como héroe del kleos (‘gloria’, normalmente en la batalla).

Laos ha sido interpretado por Gregory Nagy, siguiendo a Leonard Palmer, con el significado de ‘cuerpo de soldados’. Con esta derivación, el nombre tendría un doble sentido en el poema: cuando el héroe actúa correctamente sus hombres llenan de dolor al enemigo, pero cuando se equivoca son sus hombres los que reciben el dolor. El poema trata en parte sobre la mala administración de la ira por parte del liderazgo.

Siglos después de Homero, su nombre se transformó en la forma femenina Aquilia, recogida en un relieve de Halicarnaso como el nombre de una gladiadora luchando con Amazonia. Los juegos de gladiadores romanos a menudo aludían a la mitología clásica y esto parece una referencia a la lucha de Aquiles con Pentesilea, pero le da el giro adicional de que Aquiles sea «interpretado» por un hombre.

Otras historias sobre Aquiles

Algunas fuentes posteriores a Homero afirman que para mantener a Aquiles alejado de la guerra, Tetis (o en algunas versiones Peleo) escondió al joven en la corte de Licomedes, rey de Esciro. Allí Aquiles fue disfrazado de doncella y vivió entre las hijas de Licomedes con el nombre de Pirra (‘pelirroja’). Con una de ellas, Deidamia, a quien violaba en la versión de Estacio, tuvo a su único hijo, Neoptólemo (también llamado Pirro, por el apodo de su padre). Según esta historia, Odiseo supo por el profeta Calcas que los aqueos serían incapaces de capturar Troya sin la ayuda Aquiles, por lo que marchó a Esciro disfrazado de vendedor ambulante vendiendo ropas y joyas femeninas entre las que puso un escudo y una lanza. Cuando Aquiles inmediatamente tomó la lanza, Odiseo le descubrió a pesar del disfraz y le convenció para unirse a la campaña de Troya. En otra versión de la historia, Odiseo tocó una trompeta de alarma mientras estaba con las mujeres de Licomedes. Mientras éstas huyeron presas del pánico, Aquiles se preparó para defender la corte, desvelando así su identidad.

En la Odisea de Homero hay un pasaje en el que Odiseo navega hasta el inframundo y conversa con las sombras. Una de éstas es Aquiles, quien saludado como «bendito en vida, bendito en la muerte», responde que preferiría ser esclavo del peor de los amos a rey de todos los muertos. Esto ha sido interpretado como un rechazo a su vida de guerrero, pero también como una humillación a la levedad de su martirio. Aquiles era adorado como un dios del mar en muchas de las colonias griegas del mar Negro, ubicación de la mítica «Isla Blanca» en la que se decía que habitaba tras su muerte, junto con muchos otros héroes.

La literatura posthomérica explora una interpretación pederasta del amor entre Aquiles y Patroclo. Para los siglos V y IV, la estrecha —y discutiblemente ambigua— amistad retratada por Homero floreció en una inequívoca relación amorosa y erótica en las obras de Esquilo, Platón y Esquines, y parece haber inspirado los enigmáticos versos en el Alejandra de Licofrón que afirmaban que Aquiles mató a Troilo por una cuestión de amor no correspondido.

Los reyes de Epiro reivindicaban ser descendientes de Aquiles por su hijo. Alejandro Magno, hijo de la princesa Olimpia de Epiro, podría por tanto reclamar también este parentesco, y se esforzó en ser como su gran antepasado de muchas formas. Se dice que visitó su tumba al pasar por Troya.

Algunos también afirman que Aquiles se casó con Medea y que tras su muerte ambos se unieron en los Campos Elíseos del Hades, como Hera prometiese a Tetis en la Argonáutica de Apolonio. En algunas versiones del mito, Aquiles tuvo una aventura con su cautiva Briseida.

Aquiles en la tragedia griega

El dramaturgo griego Esquilo escribió una trilogía de obras sobre Aquiles, llamada Aquileida por los investigadores modernos. Las tragedias narraban las hazañas de Aquiles durante la Guerra de Troya, incluyendo su victoria sobre Héctor y finalmente su muerte cuando una flecha disparada por Paris le alcanzó. Fragmentos conservados de Los mirmidones y otros fragmentos de Esquilo han sido reunidos para producir una obra moderna factible.

 

Otra obra perdida de Esquilo, Los mirmidones, se centraba en la relación entre Aquiles y Patroclo. Sólo se conservan unas pocas líneas.

El dramaturgo Sófocles también escribió una obra protagonizada por Aquiles, Los amantes de Aquiles, de la que sólo sobreviven unos pocos fragmentos.

Aquiles en el arte

 

Música

El grupo estadounidense de heavy metal, Manowar, tiene una canción que lleva por nombre Achilles, Agony and Ecstasy in eight parts en su disco The triumph of steel.

El grupo inglés Led Zeppelin tiene una canción llamada «Achilles last stand», en su album Presence.

Teatro

El Aquiles es una obra de teatro de Tirso de Molina cuyo tema central es el romance entre Aquiles y Deidamia, en la corte del rey Licomedes.

Aquiles es retratado como un antiguo héroe, que se ha vuelto perezoso y dedicado al amor de Patroclo, en la obra de William Shakespeare Troilo y Crésida.

Ficción

Aquiles aparece en las novelas Ilium y Olympos del autor de ciencia ficción Dan Simmons.

Achilles es una novela de Elizabeth Cook.

Aquiles aparece en el Inferno de Dante.

Aquiles aparece en la La canción de Troya, de Colleen McCullogh, versión novelada y bastante fidedigna del mito.

Cine

El papel de Aquiles ha sido representado por:

Carlo Aldini en Helena (1924)

Bert Sprotte en The private live of Helen of Troy (1927)

Walter Kottenkamp en Königskinder (1950)

Piero Lulli en Ulises (1955)

Stanley Baker en Helena de Troya (1956)

Arturo Dominici en La Guerra di Troia (1962)

Gordon Mitchell en L’Ira di Achille (1962)

Derek Jacobi (voz) en Achilles (Channel Four Television, 1995)

Steve Davislim en La Belle Hélène (TV, 1996)

Joe Montana en Helena de Troya (TV, 2003)

Brad Pitt en Troya (2004)

PAGINAS: 1 2 3

Daniel Day-Lewis

Biografía de Daniel Day-Lewis Daniel Day Lewis nació el 29 de abril de 1957 en Londres (Inglaterra). Es hijo del […]

Facundo Cabral

Facundo Cabral, conocido como el  Mensajero de la Paz fue un cantautor, escritor y músico argentino.  «Nacemos para vivir, por […]

Jiddu Krishnamurti

Jiddu Krishnamurti o J. Krishnamurti, fue un conocido escritor y orador en materia filosófica y espiritual. Sus principales temas incluían […]

Familia Rothschild

La familia Rothschild, conocida como la Casa Rothschild  o simplemente los Rothschild, es una dinastía europea de origen judeoalemán algunos […]