Auguste Rodin

Biografia OpusVida por dina

PAGINAS: 1 2

Las Puertas del Infierno son, en definitiva, una reflexión sobre la condición humana, con sus luces y sombras. Distinguimos toques de romanticismo y simbolismo en la temática de la obra y un enfoque más realista si tenemos en cuenta los efectos de la luz (y por la afinidad artística y personal del autor). Algunas de las numerosas figuras fueron más tarde reproducidas por Rodin de forma independiente, como es el caso de su famosa escultura El pensador (ubicado en el dintel de la puerta), así como Las tres sombras (que aparecen en la parte más superior). La figura El beso y los laterales son partes de estas puertas que también hay que destacar.

* El Pensador: símbolo de la escultura de Rodín. Aglutina todas las características del autor. La escultura llega a traspasar su sentido literario (ya que en su origen es el retrato del poeta Dante que se ve afectado por todo lo que está viendo –en las puertas–), y ahora con la escultura a grandes dimensiones adquiere un significado totalmente diferente, trata de expresar algo más universal y que se identificará con el destino del hombre. Se trata de un hombre sentado, reclinado, con la cabeza ladeada hacia abajo, en una postura de pensamiento, pasividad, soledad, preocupación, etc. Para ello, Rodin se inspirará en obras ya existentes (como el Moisés o la Tumba de Lorenzo de Médici de Miguel Ángel) clásica, renacentista. Por una parte vemos una posición descuidada, hay como un giro de las piernas casual, como si se sentara a pensar. Pero Rodin va más allá de la representación idealizada de una persona para transmitirnos sentimientos, algo más universal y profundo (soledad, preocupación del hombre por el devenir del ser humano,…) toda una carga psicológica importante. El Pensador está fundido en bronce.

* El beso: también representada en Las Puertas del Infierno. Es importante el movimiento de las obras de Rodin, los diferentes ángulos y puntos de vista que nos ofrecen nuevos detalles, más información sobre la obra (por un lado parece que se besan, por el otro no). Uno de los métodos de Rodin era llevar modelos desnudos a su taller y hacerles girar y moverse para encontrar la postura ideal que le inspirase. También serán importantes las obras inacabadas, la sensación de dinamismo, de que todo es cambiante, de que la obra no es igual según el lugar desde donde sea apreciada, el ritmo de la composición (formada con las posturas, los brazos, cómo éstos se entrelazan, etc.)

* Las Tres Sombras: éstas se encuentran en la parte superior de las puertas. Se trata de tres figuras que en realidad son la misma pero expuestas en diferentes ángulos alrededor de un punto concreto.

* Los Burgueses de Calais: se trata de un encargo que representa una hazaña heroica de un conjunto de personas de la ciudad de Calais, que se opone a la ocupación de ésta. Rodin hará una escultura en un podio bajo, a ras del suelo (para que la gente pueda contemplarla mejor). Son un conjunto de seis personas, prácticamente individualizadas debido a la vestimenta, el rostro, su expresión, el gesto de las manos, etc. El tratado es individualizado, sin embargo, las personas se interrelacionan con el movimiento lo que la hace ser considerada como una composición conjunta. La expresividad es una de las características más destacables de Rodin, sentimientos de angustia, orgullo, dolor, en fin, diferentes expresiones según la cara de la figura de la que estemos hablando. Según el punto de vista, tendremos una sensación diferente de la figura.

Sus obras después del cambio de siglo

Augusto Rodin tenía para 1900 una producción de ciento ochenta y cuatro obras, según su ayudante y después biógrafo, Víctor Frisch. Las primeras datan de sus dieciocho años.

Entre las mismas, deben señalarse las famosas «El Pensador» y «La puerta del Infierno», de 1880; «El beso» de 1886 y el monumental «Balzac», de 1895. Las cuatro están en el Museo Rodin, de París. Tenía sesenta años y su celebridad era mundial, todo ello acrecentado por la Exposición Universal del 900, que lo proyectó a las más altas consideraciones de crítica, de demanda de su obra, y de respeto.

Del 1900, «El secreto de la doncella». A año siguiente, «El halcón y la paloma», «Idilio marino», «La fuente y la montaña», «Joven arrastrado al abismo por una sirena», y «El poeta y su musa» (inspirada por de Musset).

En 1902, busto de la amiga que escribió un libro sobre Rodin, «Frau Helene von Hindenberg von Nostitz», «Romeo y Julieta» (despedida en el balcón), «La muerte de Atena», «Las ruinas de Atenas» y «El dolor y el durmiente». Rodin era un gran coleccionista de antigüedades, y esa pasión por la antigüedad le hizo plasmar en el granito y en el bronce su genio, en las últimas señaladas. También al año 1902 pertenecen «La estrella matutina» y el busto «Mrs. Simpson».

En 1903 se destacaron «El atleta» y el busto «Mrs. Potter-Palmer», que le llevó diez años hacerlo, por la inconstancia de esta dama para posar.

De 1904 es notable el bajorrelieve «Otoño», que es uno de los trabajos para un cliente italiano, así como una escultura de sirena para una fuente del mismo.

En 1905, se destacan los bustos «Eve Fairfax» y «Gustave Geffroy» (amigos de Rodin) y «Georges Hecq» (para la tumba de éste).

En 1906, «Bernard Shaw», en bronce, mármol y terracota; el busto «El rey Sisowat de Camboya», después que las trescientas esposas del rey Sisowat bailaran para Rodin; los bustos «Miss Hunter», «Marcelin Berthelot», «Lord Howard Walden» y «Mme. N. De Golubeff». Pertenece al mismo año la cabeza»Hanako», hecha en homenaje a la mímica japonesa del mismo nombre.

En 1908, los bustos «Duquesa de Choiseul», «Emil Verhaeren», «Víctor Frisch» (hecho por Rodin mientras Rodin posaba para Frisch), «Renée Vivien» y «Lady Warwick».

En 1909, el busto «Gustav Mahler», que Rodin llamó «Mozart» y «El Mozart que dura» y «Torso», una obra maestra.

En 1910, la serie «Los paraísos artificiales», inspirados en Baudelaire, llamados «Mujeres enlazadas», «Ninfas abrazadas», «Oceánidas», «Ninfas jugando», «Éxtasis y rapto» y «Bacantes enlazadas».

En 1911, la novedad fue la realización de cabezas en vidrio, como las de la mujer del escultor, Rose Beuret, y las de la artista mímica japonesa, Hanako, ya mencionada. También realizó bustos en vidrio.

Fallecimiento

A partir de 1914 se observó el principio del fin del genio, (no en la calidad del trabajo sino en su estado de melancolía con respecto a la vida) en la pequeña figura llamada «Espíritu de inquietud eterna» y en la cabeza «Lady Sackville-West», que fue su último mármol. En el 15, intentó la cabeza del papa Benedicto XV, pero éste suspendió el trabajo después de posar tres veces. En el 16, mientras trabajaba en el busto «Étienne Clémentel», «la arcilla se le cayó de las manos», por una parálisis cerebral a la que sobrevivió entonces, y de la que no se repuso.

Rodin murió el 17 de noviembre del 17, y fue enterrado en Meudon, junto a Rose Mouret, su esposa. Sobre su tumba se encuentra una réplica de «El pensador», su escultura más famosa.

«Propiedad del genio es provocar la sorpresa, crear la confusión, despertar la envidia, inspirar negaciones, hasta la hora en que, por fin reconocido y aceptado, se eleva para siempre por encima de las querellas de camarillas y de escuelas», escribió Geoffroy, al referirse a Rodin

«Los franceses tienen la costumbre de dejar que los genios se mueran de hambre, hasta que llega el momento de esparcir discursos sobre sus tumbas», sentenció Víctor Frisch

«Rodin es el más grande escultor de los tiempos modernos (…) Este hombre supo legarnos otra vida, a la manera de Miguel Angel (…) El mármol prodigioso que representa «El beso» es indudablemente la consagración más poderosa que el arte haya hecho del amor; y «El Pensador», ese pensador miguelangelesco, que parece roerse el puño para buscar la verdad; en su frente anidan todos los pensamientos que la humanidad ha pensado (…)» afirmó Manuel Toussaint.

Para terminar, dijo el mismo Rodin lo siguiente, para reflexionar parte por parte y de una a cien veces: «En la obra de un artista nada debería dejarse al azar, nada debería suceder por accidente… La luz es lo que da vida. Una estatua vive; cambia con el día y la hora, por el juego de las sombras y la luz»

La influencia de Rodin

Con esta expresión estamos hablando de autores que se mueven en la órbita del artista francés Rodin. Éstos beberán de sus fuentes, serán discípulos suyos, se dejan influenciar por muchas características y van a seguir, de alguna manera, su estética.

Camille Claudel. Comenzó trabajando como alumna suya, lo que desembocará en una relación amorosa con Rodin. Será una relación muy tormentosa. Estará muy cercana al maestro, hasta el punto en el que alguna de las obras que hace ella acaban siendo firmadas por Rodin. Entre las obras a destacar de esta autora están El Vals o El abandono. Camille Claudel tendrá muy poca producción, dado que años después caerá en una profunda crisis emocional con motivo de su ruptura sentimental con Rodin. Es internada en un sanatorio, del que no sale hasta su muerte. A pesar de su insistencia hacia su hermano para que la sacara, la familia acabará dándole la espalda, lo que supuso este trágico final.

A. Bourdelle; en este autor encontraremos dos tipos de obras (una más hacia la línea de influencia de Rodin, y otra más clásica). Se destacan sus obras Sappho, Hércules arquero y El último centauro.

Legado

La contemporaneidad de Rodin no sólo radica en el gran cuestionamiento acerca de la validez de la formación académica en las bellas artes, sino además en aspectos puramente plásticos, como son el uso de la serie (utilizar varias veces la misma imagen en diferentes contextos, formatos y tamaños), el collage (unión y separación de distintas piezas para generar imágenes nuevas), la importancia del soporte (que hasta la época era un pedestal altísimo que separaba al público de la obra, eliminado por Rodin por considerarlo demasiado elitista), y el uso de la anatomía como una herramienta para la manifestación de la espiritualidad humana.

Entre las influencias más importantes de Rodin se encuentran Miguel Ángel y la casi desconocida obra escultórica de Edgar Degas.

Curiosidades

Entre otras cosas, se rumoreaba en aquella época que para lograr tal perfección del cuerpo humano, Rodin mataba a sus modelos para obtener así una replica exacta del sus obras maestras, aunque es poco probable.

Varias de sus figuras han salido de Francia en exposición itinerante, destacando «el Pensador». Del 12 de enero al 30 de abril en el Espacio Cultural que la entidad de Caja canarias tiene en la capital tinerfeña y en la ciudad de Barcelona hasta el 6 de febrero de 2010.


PAGINAS: 1 2

Daniel Day-Lewis

Biografía de Daniel Day-Lewis Daniel Day Lewis nació el 29 de abril de 1957 en Londres (Inglaterra). Es hijo del […]

Facundo Cabral

Facundo Cabral, conocido como el  Mensajero de la Paz fue un cantautor, escritor y músico argentino.  «Nacemos para vivir, por […]

Jiddu Krishnamurti

Jiddu Krishnamurti o J. Krishnamurti, fue un conocido escritor y orador en materia filosófica y espiritual. Sus principales temas incluían […]

Familia Rothschild

La familia Rothschild, conocida como la Casa Rothschild  o simplemente los Rothschild, es una dinastía europea de origen judeoalemán algunos […]