Benny Goodman

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

Concierto en el Carnegie Hall

El punto más alto de popularidad de Goodman se alcanzó el 16 de enero de 1938 cuando dio un concierto en el Carnegie Hall; en todo caso, a lo largo de ese año conseguiría numerosísimos éxitos, como «Don’t Be That Way» (instrumental), «I Let a Song Go out of My Heart» (cantado por Martha Tilton) y «Sing, Sing, Sing (With a Swing)», que más tarde entraría en el Grammy Hall of Fame.

Hacia 1939, Goodman había perdido a importantes músicos como Gene Krupa y Harry James, que se habían encaminado a crear sus propias orquestas; por lo demás, la competencia seria apareció con las bandas de Artie Shaw y Glenn Miller. No obstante, Goodman consiguió nuevos éxitos durante ese año, tales como «And the Angels Sing» (cantado por Martha Tilton), también situado en el Grammy Hall of Fame. Regresó a Columbia Records. En noviembre, apareció en el musical de Broadway Swingin’ the Dream, liderando un sexteto. El espectáculo duró poco, pero le proporcionó un nuevo éxito en marzo de 1940 con la canción «Darn That Dream» (cantada por Mildred Bailey). Ese año solo consiguió tres éxitos debido, en parte, a una enfermedad que le llevó a operarse de una hernia discal. En 1941, ya recuperado, consiguió dos nuevos top ten, uno de los cuales fue «There’ll Be Some Changes Made» (cantado por Louise Tobin), y regresó a la radio con su propio programa. Entre sus éxitos de 1942 estaban «Somebody Else Is Taking My Place» (cantado por Peggy Lee) y el tema instrumental «Jersey Bounce». Apareció también en la película Syncopation.

En 1943, con material grabado tiempo atrás ante la imposibilidad de grabar en esa época tras la entrada de Estados Unidos en la Guerra, Goodman consiguió dos grandes éxitos, uno de ellos con «Taking a Chance on Love» (cantado por Helen Forrest). Su tiempo libre lo empleó para trabajar en películas, apareciendo en tres durante ese año: The Powers Girl, Stage Door Canteen y The Gang’s All Here.

Goodman disolvió su orquesta en 1944. Apareció en la película Sweet and Low-Down en septiembre y actuó con un quinteto en la revista de Broadway Seven Lively Arts, debutando el 7 de diciembre y alcanzado 182 representaciones. En abril de 1945 su recopilatorio Hot Jazz fue un gran éxito. Reorganizó también su orquesta, produciendo temas muy exitosos como «Gotta Be This or That» (cantado por él mismo), «Symphony» (cantado por Liza Morrow), etc. Goodman protagonizó una serie radiofónica con Víctor Borge en 1946-1947, y continuó grabando tras firmar con Capitol Records. Apareció en la película A Song Is Born en 1948 y empezó a experimentar con el bebop. A finales de 1949 disolvió de nuevo su orquesta y volvió a organizar grupos temporalmente para giras y sesiones de grabación. Murió en Nueva York, en 1986.

Nueva etapa

A principios de los cuarenta la orquesta tenía grandes músicos como Cootie Williams, Sid Catlett y Georgie Auld entre otros. Helen Forrest era la nueva vocalista de la orquesta y Peggy Lee daba sus primeros pasos junto a Goodman. «Darn That Dream» cantada por Mildred Bailey; «There’ll Be Some Changes Made» cantado por Louise Tobin; «Somebody Else Is Taking My Place» con la voz de Peggy Lee; el instrumental «Jersey Bounce» y «Taking a Chance on Love» cantado por Helen Forrest fueron sus exitos en estos años.

A fines de los ‘30 el Cuarteto se había expandido hasta formar un sexteto que incluía al extraordinario guitarrista Charlie Christian.

A fines de los ‘40 Goodman coqueteó un poco con el Bop y armó un combo con Doug Mettome, Stan Hasselgård, Wardell Grey, Fats Navarro, Stan Getz, Don Lamond y Jimmy Rowles, pero pronto desistió de éste género.

El descubrimiento de las cintas del Concierto del Carnegie Hall del 38 y su inmediato lanzamiento discográfico en 1953 lo motivó para armar otra vez una Big Band y salir de gira junto a Louis Armstrong, pero las diferencias entre ambas estrellas eran muy profundas y Goodman, alegando un problema de salud, dio un paso al costado del proyecto.

En 1955 grabó la banda de sonido para la película basada en su vida (“The Benny Goodman Story”). La película si bien es muy edulcorada y algo kitch, tiene momentos de muy buen jazz con la presencia de Hampton, Wilson, James, Elman, Stan Getz, Back Clayton, Martha Tilton, y Krupa, además de contar con la presencia de Sammy Davis (el padre de Sammy Davis Jr.) en el papel de Fletcher Henderson, Kid Ory y la bella Donna Reed.

Durante el resto de los años cincuenta Goodman siguió haciendo giras por pequeños teatros en compañía de pequeños grupos pero siempre en compañía de buenos músicos como Ruby Braff y Urbie Green entre otros. En Europa armó una big band con motivo del la Feria Mundial de Bruselas en el año 1958 y el 1962 salió de gira por la Unión Soviética auspiciado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos. En 1969 y 1970 armó sendas big bands con músicos ingleses.

En los sesenta y principios de los setenta era habitual que juntara al cuarteto con Wilson, Hampton y Krupa para eventos y además de actuar en clubes y en televisión, viajara ocasionalmente a Europa y Japón.

El 16 de enero de 1978 recordó el aniversario del mítico concierto de 1938 del Carnegie Hall e intentó reconstruir allí mismo la magia que había obtenido 40 años antes.

Los últimos años de su vida la pasó en Manhattan, donde era permanentemente recordado y homenajeado. Benny Goodman murió el 13 de junio de 1986, a los 77 años en su casa tocando una sonata de Brahms.

Su legado

Si bien algunos críticos de jazz reniegan del talento de Goodman y tienden a minorizar o ignorar su paso por el jazz es imposible no alabar su técnica, buen gusto y notable swing.

Un ejemplo es que diversos músicos del mundo clásico compusieron obras para él. Así, Aaron Copland le dedicó su “Concierto para Clarinete” en 1948, como así también Malcolm Arnold con su “Concierto nº 2 para clarinete” en 1974.

Goodman era un perfeccionista que practicaba cada día varias horas al día hasta el final de su vida.

Jamás estuvo inactivo, ya que cuando no tocaba jazz se dedicaba a su otro amor: la música clásica y especialmente Mozart; llegando a grabar varios discos junto a diversas orquestas sinfónicas. Al ser un músico de formación clásica de conservatorio, su permanente búsqueda lo llevaron a adoptar una embocadura distinta que alteraba así el sonido de su forma de tocar.

Si bien ha habido críticas acerca de su personalidad y ego, los logros de Goodman en el campo de la música popular americana son virtualmente incomparables. Fue durante un tiempo el músico más conocido y más popular de los Estados Unidos en una época altamente competitiva; la devoción que despertaba en sus fans y en los rankings era superior a Louis Armstrong y al mismísimo Duke Ellington.

El trío y el cuarteto trajeron al jazz una sofisticación nunca oída antes; fue un valiente pionero en imponer a quienes lo contrataban la elección de sus músicos independientemente del color de piel; rompió barreras raciales y fue quien lanzó a la fama a muchos músicos jóvenes y talentosos como el antes mencionado Charlie Christian y Lionel Hampton entre otros. Billie Holiday dijo en su biografía que Goodman la ayudo e hizo grabar su primer disco cuando nadie creía en ella.

Nunca fue un innovador como Armstrong, Ellington o Charlie Parker, sin embargo fue una figura importante y desempeñó un papel importante en la historia del Jazz.

Otros aspectos importantes

Con Lionel Hampton

Uno de sus mayores momentos, y uno de los momentos más importantes de la historia musical de los EEUU se produjo gracias a su amistad con Lionel Hampton y Teddy Wilson, con los cuales hizo la primera actuación pública de músicos interraciales. La leyenda dice que conoció a Lionel Hampton (vibrafonista) cuando desayunaba en la cafetería donde este trabajaba como camarero, cocinero, cantante e intéprete.

Goodman y la música clásica

Diversos músicos del mundo clásico compusieron obras para él. Así, Aaron Copland le dedicó su Concierto para Clarinete (1947), como también lo hicieron Béla Bartók con su obra Contrastes para violin, clarinete y piano, Paul Hindemith con su Concierto para Clarinete (1947) y Malcolm Arnold con su Concierto nº 2 para clarinete (1974).

Tras una carrera llena de éxitos y de actuaciones con los intérpretes y cantantes más importantes del jazz, Peggy Lee, Ella Fitzgerald, Gene Krupa, Martha Tilton, murió en Nueva York, en 1986.

Bandas sonoras

Se le ha referenciado en diversas películas, siendo un habitual de las bandas sonoras de Woody Allen, e incluso en películas como Swing Kids («Los rebeldes del swing») es el Leitmotiv que dirige a los personajes.

Con Artie Shaw (judío), Django Reinhardt (gitano) y Lionel Hampton (negro) se convirtió en uno de los símbolos de la apertura cultural y la tolerancia, y de cómo la música no entiende prejuicios.

PAGINAS: 1 2

Daniel Day-Lewis

Biografía de Daniel Day-Lewis Daniel Day Lewis nació el 29 de abril de 1957 en Londres (Inglaterra). Es hijo del […]

Facundo Cabral

Facundo Cabral, conocido como el  Mensajero de la Paz fue un cantautor, escritor y músico argentino.  «Nacemos para vivir, por […]

Jiddu Krishnamurti

Jiddu Krishnamurti o J. Krishnamurti, fue un conocido escritor y orador en materia filosófica y espiritual. Sus principales temas incluían […]

Familia Rothschild

La familia Rothschild, conocida como la Casa Rothschild  o simplemente los Rothschild, es una dinastía europea de origen judeoalemán algunos […]