Ernesto «Che» Guevara

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2 3 4 5 6 7 8 9

Pensamiento

El Che Guevara desarrolló una serie de ideas y conceptos que se han conocido como «guevarismo». Su pensamiento tomaba el antiimperialismo, el marxismo y el comunismo como elementos de base, pero con reflexiones sobre la forma de realizar una revolución y crear una sociedad socialista que le dieron identidad propia.

Guevara otorgaba un papel fundamental a la lucha armada. A partir de su propia experiencia desarrolló toda una teoría sobre la guerrilla que ha sido definida como foquismo. Para él, cuando en un país existían «condiciones objetivas» para una revolución, un pequeño «foco» guerrillero podía crear las «condiciones subjetivas» y desencadenar un alzamiento general de la población.

Para el Che existía un vínculo estrecho entre la guerrilla, los campesinos y la reforma agraria. Esta posición diferenció su pensamiento del socialismo europeo o soviético, más relacionado con la importancia de la clase obrera industrial, y lo acercó a las ideas maoistas. Su libro «La Guerra de Guerrillas» es un manual donde se exponen las tácticas y estrategias usadas en la guerrilla cubana.

Otorgaba un rol fundamental a la ética individual, tanto del guerrillero durante la revolución, como del ciudadano en la sociedad socialista. Este aspecto lo desarrolló bajo el concepto del «hombre nuevo socialista», al que veía como un individuo fuertemente movido por una ética personal que lo impulsa a la solidaridad y al bien común sin necesidad de incentivos materiales para ello. En este sentido Guevara otorgaba un valor central al trabajo voluntario al que veía como la actividad fundamental para formar al «hombre nuevo».

Matrimonios e hijos

Ernesto Guevara se casó dos veces y tuvo seis hijos. Su primer matrimonio fue con Hilda Gadea el 18 de agosto de 1955, en México. Hilda Gadea era una economista y dirigente peruana del APRA a quien Guevara conoció en Guatemala. Juntos tuvieron una hija:

Hilda Beatriz Guevara Gadea (1956-1995), nacida el 15 de febrero de 1956.

Ernesto Guevara se divorció de Hilda Gadea en 1959. Después de la Revolución Cubana, Hilda se radicó en Cuba donde desempeñó altos cargos. Escribió un libro sobre su ex esposo con el título de Che Guevara: los años decisivos (México: Aguilar Editor, 1972). Había nacido en 1925 y falleció en La Habana en 1974.

Su segundo matrimonio fue con Aleida March Torres (n. 1936) el 9 de junio de 1959, en La Habana. Aleida March era una militante cubana del Movimiento 26 de Julio de la provincia de Las Villas a quien Guevara conoció en 1958 cuando desarrollaba su ofensiva final sobre el régimen de Batista, poco antes de la batalla de Santa Clara. Juntos tuvieron cuatro hijos:

Aleida Guevara March, nacida el 17 de noviembre de 1960

Aleida March, Camilo (h), Hilda (h), Che con Celia (h) en brazos y Aleida (h), 1963.

Camilo Guevara March, nacido el 20 de mayo de 1962

Celia Guevara March, nacida el 14 de junio de 1963

Ernesto Guevara March, nacido el 24 de febrero de 1965

Aleida March preside el Centro de Estudios Che Guevara, ubicado en la casa que compartieron en La Habana.

Ernesto Guevara, tuvo también un hijo fruto de una relación extramatrimonial con Lidia Rosa López:

Omar Pérez, nacido el 19 de marzo de 1964

Aunque no fue reconocido Ernesto Guevara le eligió el nombre.

Adhesión al Che Guevara

El disidente chino Leung Kwok-hung con su clásica camiseta del Che Guevara.

Amplios sectores, en diferentes países del mundo, han manifestado su adhesión a las acciones, personalidad e ideales del Che Guevara.

La extendida identificación con el Che Guevara en diferentes países del mundo ha sorprendido a muchos analistas que han intentado explicar el fenómeno recurriendo a diversas hipótesis: la búsqueda de ejemplos éticos por parte de la juventud, la identificación con su personalidad frontal, la comercialización de su imagen, su muerte violenta siendo joven, las similitudes físicas con Jesucristo.

Personalidades de las más diversas ideologías y características han expresado su simpatía por el Che Guevara, como Jean Paul Sartre, Juan Domingo Perón, los futbolistas Diego Maradona y Thierry Henry, el boxeador Mike Tyson,  el líder disidente chino Leung Kwok-hung, el músico Carlos Santana, el actor Pierre Richard, el escritor Gabriel García Márquez, el líder checheno Shamil Basáyev, el grupo musical Rage Against the Machine y el dirigente sandinista Edén Pastora, entre muchos otros. El propio presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido comparado recientemente con el Che Guevara.

Interesante resulta también la comparación entre el Che Guevara y Evo Morales realizada por Indiana Reque Terán, hija del coronel Luís Reque Terán, uno de los militares bolivianos que condujo la lucha contra la guerrilla de Guevara en Ñancahuazú y terminó en su asesinato:

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, continua los ideales del Che Guevara, pero lo hace de manera pacífica y en democracia, por lo que merece el apoyo de todos.

En 2006 el recién electo presidente de Bolivia, Evo Morales, ordenó colocar un enorme retrato del Che Guevara en el palacio presidencial. En 2007 el Che Guevara fue elegido por el público argentino como uno de los cinco argentinos más destacados de la historia, junto a Juan Manuel Fangio, José de San Martín, René Favaloro y Alberto Olmedo, en el programa de televisión El gen argentino.

Oposición al Che Guevara

También existen sectores que se oponen a las acciones y figura de Ernesto Guevara, especialmente en la comunidad de cubanos en el exilio, grupos anticomunistas, demoliberales, entre otros, que lo ven como un asesino y un terrorista.

Entre los actos censurables que le atribuyen a Guevara se encuentran las ejecuciones de cientos de opositores, principalmente cuando comandó la Fortaleza de La Cabaña, así como de campesinos en las regiones controladas o visitadas por sus fuerzas guerrilleras.

También señalan que Guevara fundó el sistema cubano de campos de trabajo, cuando estableció el primero de ellos en Guanahacabibes, para reeducar a los directores de empresas estatales considerados culpables de violaciones a la «ética revolucionaria».  Jorge Castañeda, en su biografía del Che Guevara, ha señalado que, tas la partida de Guevara de Cuba, «estos campos fueron utilizados para enviar disidentes, homosexuales y [más de dos décadas después de la muerte de Guevara] enfermos de sida».

Los opositores a la figura del Che Guevara también remarcan sus ideas comunistas, a las que consideran totalitarias, y la influencia que tuvo para que Cuba se adhiriera al comunismo y, durante la Guerra Fría, ingresara al bloque comunista conducido por la Unión Soviética.

El político español Pablo Casado Blanco, dirigente de la juventud del Partido Popular, dijo que «los jóvenes del PP idolatran a mártires como el concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco asesinado por ETA en 1997, no a asesinos como el Che Guevara, como hacen los de la izquierda».

En 2005, después de que el guitarrista Carlos Santana llevara una camiseta del Che a la ceremonia de los Oscars, el cubano Paquito D’Rivera escribió una carta abierta censurando a Santana por apoyar al que calificaba como «Carnicero de La Cabaña». En su carta D’Rivera se refiere al período en el que el Che Guevara estuvo al mando de La Cabaña supervisando los «juicios revolucionarios» y la ejecución de los disidentes condenados, entre los que se encontraba su propio primo, quien sostiene que fue encarcelado en La Cabaña a causa de su condición de cristiano y que afirma haber sido testigo de la ejecución de gran cantidad de personas por el solo hecho de tener creencias cristianas.

Sus detractores sostienen que sus adherentes han realizado una gran propaganda para presentarlo como un guerrero formidable, pero que en realidad fue un pobre estratega. Fundamentalmente sostienen que, atendiendo a los resultados, Guevara fracasó en la dirección de la economía cubana, ya que «supervisó el cuasicolapso de la producción de azúcar, el fracaso de la industrialización y la introducción del racionamiento —todo esto en la que había sido una de las cuatro naciones latinoamericanas más exitosas desde antes de la dictadura de Batista»—.»

El periodista estadounidense Paul Berman, en un artículo en inglés titulado «El culto del Che: no aplaudan Diarios de Motocicleta» (2004),  critica la película Diarios de motocicleta y sostiene que «este culto moderno del Che» oscurece el «tremendo conflicto social» que actualmente está teniendo lugar en Cuba. Por ejemplo, el artículo menciona el encarcelamiento de disidentes, como el poeta y periodista Raúl Rivero, que fue finalmente liberado después de la presión internacional debida a una campaña de solidaridad dirigida por el Comité Internacional por la Democracia en Cuba146 el cual contó con el apoyo de antiguos disidentes del bloque soviético y otras personalidades como Václav Havel, Lech Wałęsa, Árpád Göncz o Elena Bonner entre otros. Berman afirma que en los EE. UU., donde Diarios de Motocicleta recibió ovaciones en el Festival de Cine de Sundance, la adoración del Che ha causado que los estadounidenses pasen por alto la situación apremiante de los disidentes cubanos.

La figura de Ernesto Guevara también ha sido criticada desde sectores radicales, principalmente anarquistas y libertarios civiles, considerándolo una persona autoritaria, cuya meta era la creación de un régimen de estado estalinista y burocrático.

El lado oscuro del ‘Che’ (extracto de la nota periodistica: El ‘Che’, ¿mito revolucionario o asesino? de David Ramos 09.10.07)

Su discurso revolucionario caló tan hondo que su imangen está hoy en todo tipo de souvenirs como camisetas, chapas, gorras, etc. El tiempo convirtió a Guevara en un mito, pero son también muchos los que no le recuerdan así.

«Ernesto Guevara fue el responsable de la mayoría de los fusilamientos de la cárcel de La Cabaña. Era un hombre que castigaba con firmeza a cualquiera que no pensase como él. Castigaba a los homosexuales, a los que vestían con ropa extranjera… Impuso para ellos trabajos forzados».

Lo dice un hombre que vivió en primera persona los comienzos de la revolución y que llegó incluso a conocer al ‘Che’. Antonio Guedes, vicepresidente de la Unión Liberal Cubana, ha transmitido a  su experiencia «y la muchos cubanos en los años ’60».

Guedes se pregunta cada día cómo es posible «crear un mito en base a lo que nunca fue». El disidente cubano habla de Guevara como un marxista-leninista cuyo único fin era imponer un régimen al estilo chino o moscovita.

«Mitificarlo es fruto de la ignorancia. El ‘Che’ no fue Gandhi ni nada parecido a un pacifista, no quería derechos humanos. Dijo que el hombre debía convertirse en una maquinaria de matar al enemigo. Era un terrorista, un violento… Tenía todas esas cosas que hoy alarman a la sociedad mundial y sin embargo, en su caso, se ensalzan», denuncia.

Asimismo, Guedes aseguró que Guevara hizo mucho daño al frente del Banco Nacional de Cuba (entre finales de los ’50 y principios de los ’60) por su «desastrosa» gestión. «Se dedicó a firmar billetes con la palabra ‘Che’ y nada más, toda su administración fue un caos y sumió al país en un profunda crisis económica».

Con tantas versiones al respecto parece imposible poner a todo el mundo de acuerdo acerca de lo que significó realmente el ‘Che’ y de todo aquello en lo que creía o por lo que luchó.

Lo único claro, a día de hoy, es que Ernesto Guevara sigue presente en la memoria de todos. Homenajes, cabellos subastados, nuevos hallazgos sobre su muerte… Dicen que nadie muere mientras su recuerdo siga vivo.

PAGINAS: 1 2 3 4 5 6 7 8 9

Daniel Day-Lewis

Biografía de Daniel Day-Lewis Daniel Day Lewis nació el 29 de abril de 1957 en Londres (Inglaterra). Es hijo del […]

Facundo Cabral

Facundo y su padre: «Mi padre agoto el odio en mí, lo odie profundamente, había dejado sola a mi madre […]

Jiddu Krishnamurti

El diario Crítica en su edición de la tarde publica dos páginas completas con fotos de K, diciendo «Un numeroso […]

Familia Rothschild

En palabras de Giovanni Agnelli, el ahora fallecido presidente de Fiat: «Nuestro objetivo es la integración de Europa; donde los […]