Enzo Ferrari

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2 3

Muerte de su hijo Dino

En 1956 murió Alfredino, Dino, su hijo. Tenía sólo 24 años y sufría una distrofia muscular. Era ingeniero, un destino que el padre de Enzo había querido para él. A partir de entonces Ferrari quedaría muy afectado, y ya no volvería a ser el mismo.

«En la vida, por cada satisfacción se paga un precio odioso» dijo. «Considero que he tenido una vida tormentosa y que he pagado caro todo lo que tuve. Creo haber tenido muchas cosas desproporcionadas en relación con mis méritos, y también creo haber sido privado de sentimientos de consuelo». Desde la muerte de Dino, Enzo Ferrari nunca más fue a ver una carrera a un circuito. Y tampoco pudo volver a llorar…

La muerte de Dino le dejó hasta el final un rictus de amargura, y esto puede palparse en muchas de sus frases y definiciones:

«Si Dios representa una meta, es un punto de llegada indefinible. Lo que me da cierta tranquilidad es visitar el cementerio: en ese momento siento profundamente que no soy nada frente a la majestad de la muerte»

«Nacemos con un deseo de superación y la ambición nos lleva a tratar de ser primeros. La rivalidad, incluso cruel, está ya en los comienzos de la vida humana, en Caín y Abel. Desde la infancia ya nos encontramos con el mejor de la clase o con el que patina más elegantemente. Y desde el primer contacto con los demás surge el instinto de la confrontación, de la emulación. Y están naturalmente los luchadores, los tibios y los que siempre renuncian».

«La vida es una penitencia enorme cuyos reclusos somos nosotros, los mortales; el egoísmo nos domina y nos aleja del prójimo, obligándonos a contar nada más que con nuestras posibilidades. El hombre es un organismo triste, solo en el árido desierto de la existencia».

«No frecuento a nadie, no voy a los locales públicos, ni a los teatros, ni a clubes, ni al cine. Rehuyó todas las reuniones».

«El pesimismo deriva de la conciencia práctica de muchos acontecimientos que, conocidos en su intimidad, se descubre que han sido construidos principalmente por la ilusión, y que no tienen nada de sustancia. El éxito es una droga que sirve en el momento».

«El dolor provocado con la desaparición de Dino me explicó muchas cosas de la vida».

Su muerte

La muerte de Enzo Ferrari se produjo el domingo 14 de agosto de 1988, en Módena, a la edad de 90 años, como consecuencia de múltiples complicaciones renales. La noticia de su deceso, tal como él mismo lo solicitara, solamente se conoció dos días después. Fue sepultado en el cementerio municipal de San Cataldo, cerca de Módena, en oficio fúnebre estrictamente privado. Apenas una docena de personas acompañaron a Ferrari en su último viaje.

Decían que era autoritario, malhumorado, cínico, introvertido y tajante. Lo llamaban «El mago de Maranello» y también «Il Commendatore». Ferrari fue uno de esos hombres obsesionados con el trabajo. Uno de esos personajes perfeccionistas que se fijan un objetivo y no se desvían de él hasta alcanzarlo. Y cuando lo logran, empiezan a marcarse otra nueva meta. «No conozco a nadie que se empecine tanto como yo con esta pasión sobrecogedora por los coches de carreras –escribió en su autobiografía–; de hecho, no me interesa nada en la vida que no sean los coches de carreras».

Bajo su dirección (1947-88) Ferrari ganó más de 5000 carreras en todas las categorías y obtuvo 25 títulos de Campeonatos del Mundo.

Reconocimientos

Enzo Ferrari recibió el galardón de Cavalieri por sus méritos deportivos en 1924 y siguió obteniendo honores de su patria: Commendatore en 1927, Cavalieri di Lavoro en 1952.

Durante 1960 recibió un título honorífico en ingeniería mecánica por parte de la Universidad de Bolonia. En 1988 la Universidad de Módena y Reggio Emilia le concedió el de Física. Bajo su dirección (1947-88) Ferrari ganó más de 5.000 carreras en todas las categorías y obtuvo 25 títulos de Campenatos Mundiales.

La escudería Ferrari ha logrado 16 Campeonatos de constructores (1961, 1964, 1975, 1976, 1977, 1979, 1982, 1983, 1999, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2007, 2008) y 15 de Pilotos (1952, 1953, 1956, 1958, 1961, 1964, 1975, 1977, 1979, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2007), convirtiéndose en el mejor equipo de competición de la Historia. Además ha logrado 211 victorias, 203 poles y 220 vueltas rápidas.

Rivalidad con Lamborghini

Terminada la guerra, Ferrucio Lamborghini, quien se había desempeñado en un destacamento de transporte para el ejército italiano, comenzó a comprar sobrantes de vehículos militares para convertirlos en maquinaria agrícola.

Tal fue el éxito de su nuevo negocio que para 1960, Lamborghini ya era el tercer industrial italiano en el rubro de la construcción de maquinaria para el agro, especialmente de tractores.

Con las ganancias obtenidas, Ferrucio empezó una vida opulenta, de los cuales adquirió algunas propiedades, y sobretodo Ferraris. Era un admirador de Enzo Ferrari por la forma en que mantenía su empresa, pero siempre tuvo una dificultad: Lamborghini siempre tenía problemas mecánicos con sus autos. Una vez, cansado de tener que soportar estos incovenientes, entabló una conversación con el mismo Commendatore que pasó a la historia.

Según el mismo Lamborghini las Ferraris «sólo me creaban problemas. Un día, ya harto de mandarlos al taller llamé a Enzo para decirle que sus coches eran pura basura. Y me contestó que un fabricante de tractores no podía entender sus autos».

A partir de esta curiosa discusión, el iracundo propietario empezó a maquinar la idea de fabricar automóviles deportivos para competir con la marca del Cavallino Rampante.

En 1961 en la localidad de Saint Agata Bolognese, muy cerca de las casas de Ferrari y Maserati, abría sus puertas la Lamborghini Automobili. En 1964 Ferrucio construyó trece de sus nuevos 350 GT; de ese modelo se derivaron el 400 GT y el Miura, poderoso bólido que competía directamente con el Ferrari Daytona.

Pero bajo sus manos Lamborghini Automobili nunca pudo surgir económicamente, encontrando numerosas dificultades en el camino. Muchas de ellas producto de sus rivales comerciales, entre ellos obviamente Ferrari. Se podría decir que se emplearon todas las presiones y artimañas legales para mandar a una empresa a la quiebra. Así, en 1970 Lamborghini vendió su fábrica para luego irse a su finca de Panicarola a dedicarse a sus viñedos hasta el momento de su muerte en 1993.

Lamborghini nunca pudo estar a un nivel económico, logístico, técnico ni deportivo respecto a sus competidores directos Ferrari o Porsche hasta el día de hoy, ya que ninguno de sus posteriores dueños pudo convertirla en un gran fabricante. A pesar de ello, Lamborghini pudo lanzar a mercado modelos tan exquisitos como el Miura, el Countach, el Diablo o el novedoso Murciélago, que han estado al nivel de Ferraris como el Daytona o el F40.

¿Por qué las Ferrari son de color rojo?

Para saber esta respuesta, hay que remontarnos hasta 1900, cuando se estableció una norma que regiría el color de los automóviles según por países.

A Italia le tocó el color rojo con detalles blancos, pero además a Francia le tocó el color azul (color significativo de los Bugatti), a Alemania el plateado (por algo las flechas de plata de Mercedes y Auto Union) y el verde a Gran Bretaña (por ejemplo el Lotus). Esta norma duró hasta 1970, aunque en sí misma la norma vale como pacto de caballeros.

Ferrari se hizo popular por los éxitos en las competencias a finales de la década de los cuarenta, y los clientes preferían el color rojo a sus autos por las relaciones con los de carrera. Pero existieron casos en que los cavallinos rojos no fueron rojos: En 1949, Juan Manuel Fangio mandó pintar su Ferrari de azul y amarillo (colores que le corresponden a Argentina).

Cabe recordar lo dicho al principio, que los autos italianos de competencia no debían ser totalmente rojos, por lo que es común ver a varias Ferraris competir con bandas blancas en la carrocería.

Aunque en el día de hoy el color rojo es el más pedido por los clientes, existen en realidad 18 tonos diferentes, entre ellas algunas tonalidades del mismo rojo.

Parque Temático Ferrari World en Abu Dhabi

Faltan palabras para describir la obra humana más grande hecha  exclusivamente para Ferrari, y para cualquier marca de autos. Este es el Parque Temático Ferrari, (Ferrari World Abu Dhabi) ubicado en la Isla de Yas en Abu Dhabi, lugar donde reside gente de altísimo poder adquisitivo.

Está descrito como una experiencia multisensorial intensa y una visita obligada para los amantes, aficionados y familias. Será abierto en octubre y ofrecerá todo tipo de atracciones para los visitantes, entre ellas, la de una montaña rusa (con coches de diseño similar al de los Ferrari de calle y de Fórmula 1) que alcanza los 200 km/h.

Es una inmensa estructura roja triangular de vértices partidos con el logo del Cavallino Rampante al centro. Ocupa unos 200 mil metros cuadrados.

PAGINAS: 1 2 3

Daniel Day-Lewis

Biografía de Daniel Day-Lewis Daniel Day Lewis nació el 29 de abril de 1957 en Londres (Inglaterra). Es hijo del […]

Facundo Cabral

Facundo Cabral, conocido como el  Mensajero de la Paz fue un cantautor, escritor y músico argentino.  «Nacemos para vivir, por […]

Jiddu Krishnamurti

Jiddu Krishnamurti o J. Krishnamurti, fue un conocido escritor y orador en materia filosófica y espiritual. Sus principales temas incluían […]

Familia Rothschild

La familia Rothschild, conocida como la Casa Rothschild  o simplemente los Rothschild, es una dinastía europea de origen judeoalemán algunos […]