Familia Rothschild

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2 3

En 1963 Edmond James de Rothschild creó la Compagnie Financière Edmond de Rothschild con sede en Suiza. Su inicio como casa de capital de riesgo, no demoró en expandirse como banco de inversión y corporación de gestión de activos.

En 1981 la Casa Rothschild en París fue nacionalizada por el gobierno socialista del Primer Ministro Pierre Mauroy, bajo la presidencia de François Mitterrand. Pero en 1983 David de Rothschild creó el banco Rothschild & Cie, el sucesor, manteniendo su posición como casa de inversión líder.

La década de 1980 dio a luz al fenómeno internacional de las privatizaciones en el que los Rothschild participaron desde un principio en más de 30 países en todo el mundo.

Hoy las oficinas de la Casa Rothschild se expanden en más de 40 países alrededor del mundo.

Galería de fotos de la Familia Rothschild


Tipos de Negocios

Los negocios de Rothschild en el siglo XIX se pueden agrupar en tres grandes categorías:

1. Préstamos a gobiernos, primero en Europa y posteriormente a varios países del mundo.

2. Comercialización de lingotes de oro; y

3. Transacciones con letras de cambio.

Posteriormente, el negocio de Rothschild se fue ampliando a lo que hoy se denomina «Asset Management» (administración de activos), el que durante el siglo XIX estaba fundamentalmente concentrado en miembros de la realeza o del gobierno.

Principales transacciones / hitos históricos

1825: Nathan Mayer Rothschild rescata de la quiebra al Bank of England (Banco Central de Inglaterra) al apoyarlo con sus reservas de oro.

1835: Salomon von Rothschild financia y construye el primer ferrocarril en el imperio Austríaco.

1837: James de Rothschild financia y construye el primer ferrocarril en Francia.

1875: Lionel de Rothschild trabaja en secreto con el gobierno británico en la adquisición de un porcentaje controlador del Canal de Suez.

El nombre Rothschild fue crecientemente asociándose al oro en el mundo, influenciado principalmente por los siguientes hitos:

1830: Rothschild se asegura el monopolio mundial para la provisión de mercurio necesario para la refinación del oro

1852: Rothschild se transforma en el mayor refinador de oro en Inglaterra

1919: Rothschild toma la responsabilidad de fijar el precio del oro, hecho que se llevó a cabo desde esa fecha hasta el año 2004

1918-1939: Durante ese período posterior a la primera guerra mundial, Rothschild cambia su énfasis hacia el financiamiento de negocios de carácter más comerciales, tales como el financiamiento de las extensiones del Metro de Londres o el financiamiento de la llegada de Woolworths a Inglaterra.

La Leyenda de los amos del Mundo

Mayer Amschel, el fundador de la Casa de los Rothschild, pasó de un ghetto judio de Frankfurt a liderar la más poderosa familia bancaria europea hace 250 años. Desde entonces, la leyenda fue creciendo y las teorías conspirativas hicieron de la familia Rothschild el poder secreto que mueve los hilos del New World Order. La literatura ‘conspiranoica’ es enorme y pretende demostrar que los Illuminati y los grupos esotéricos secretos que les han sucedido desde hace dos siglos, fueron y son instrumentos de la Casa Rothschild para crear un Gobierno Mundial bajo su control. Actualmente se les atribuiría formar parte, junto a una docena de poderososo banqueros internacionales, del gobierno secreto de los Estados Unidos que controla la Federal Reserve.

Estas teorías dicen que alrededor de 1760, Adam Weishaupt, un sacerdote católico apóstata habría creado los Illuminati con fondos de los Rothschild, quienes habrían sacado partido de todas las guerras importantes desde entonces y habrían enviado a USA a Jacob H. Schiff para apoderarse de las maquinarias de los partidos republicanio y demócrata y crear en Council on Foreign Relations (CFR) que decide los presidentes del país y su política internacional.

Revolución Francesa, guerras napoleónicas, Congreso de Viena, Liga de las Naciones, Pacto de Yalta, todos rubricarían un incesante aumento de poder de los Rothschil según la teoría conspirativa que les atribuye un poder actual en nada afectado por las apariencias de la pérdida de competividad y capacidad de sus divisiones financieras.

Los grandes imperios bancarios que dirigirían Estados Unidos en la sombra, controlando esa reserva federal que hace las veces de banco nacional sin serlo, serían según tales teorías:

1. Rothschild Banks of London & Berlin 2. Lehman Bros. Bank of N.Y. 3. Lazard Bros. Banks of Paris 4. Kuhn, Loeb Bank of N.Y. 5. Israel Moses Sief Banks of Italy 6. Chase Manhattan Bank of N.Y. 7. Warburg Bank of Hamburg & Amsterdam 8. Goldman, Sachs Bank of N.Y.

La identidad judía y su postura sionista

Los Rothschild fueron partidarios y activos colaboradores de la creación del Estado de Israel. En 1917 Lionel Walter Rothschild, 2do barón Rothschild, fue el destinatario de la Declaración de Balfour a la Federación Sionista6 que comprometió al gobierno británico para el establecimiento en el Mandato Británico de Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío.

Tras la muerte de James de Rothschild en 1868, Alphonse Rothschild, su hijo mayor, se hizo cargo de la administración del banco de la familia y fue el más activo en el apoyo a Eretz Israel. Durante la década de 1870 la familia Rothschild contribuyó con cerca de 500.000 francos por año a la Alianza Israelita Universal.

El Barón Edmond James de Rothschild, el mas joven de los hijos de James de Rothschild fue un gran benefactor y patrocinó la creación de la primera colonia en Eretz Israel en Rishon LeZion en1882.  También compró a los terratenientes otomanos otros terrenos que ahora constituyen el Estado de Israel. En 1924, fundó la Asociación de Colonización Judía, que adquirió más de 22,36 km² de tierras y creó proyectos empresariales.

Tel Aviv tiene un sendero, el Boulevard Rothschild, que lleva su nombre así como diversas localidades en todo Israel, como el Edmond de Rothschild Park en Boulogne-Billancourt, Metula, Zikhron Ya’aqov, Rishon LeZion y Rosh Pina.

Los Rothschild también jugaron un papel importante en la financiación de algunas de las infraestructuras gubernamentales de Israel. James Armand de Rothschild financió el edificio de la Knessetcomo donación al Estado de Israel  y el edificio del Tribunal Supremo de Israel fue donado a Israel por Dorothy de Rothschild.  Fuera de la cámara presidencial se exhibe la carta que la Sra. Rothschild escribió a quien fuera Primer Ministro de Israel en ese momento, Shimon Peres, expresando su intención de donar un nuevo edificio para la Corte Suprema.

La familia Rothschild como blanco de falsas acusaciones, campañas de difamación y teorías de conspiración.

Durante más de dos siglos, desde el comienzo de su gran influencia en la historia económica europea, la familia Rothschild fue el objetivo de caricaturas satíricas, escritos polémicos, campañas de difamación y teorías de conspiración  que a menudo son un método encubierto de campañas antijudías. Incluso la crítica de sus prácticas comerciales con frecuencia tienen un matiz antisemita. Estas teorías toman diferentes formas, tales como afirmar que la familia pertenece a los Illuminati,  o el control mundial de la riqueza y las instituciones financieras.

Voluntad de poder

En una época en que los gobernantes gozaban de poder absoluto sobre sus súbditos, como era aquella de las monarquías, la solución que encontraron los banqueros para no perder su dinero y su cabeza, cuando los reyes comenzaron a acudir a ellos en busca de dinero para financiar sus guerras, fue la de financiar a ambos rivales; al oponente se lo financiaba discretamente. También exigían cierta cuota de poder real inmediato, en forma de títulos de nobleza o tierras. En la Europa anterior a la Revolución no era permitido a los judíos ser propietarios de tierras o negocios públicos. Esta doble estrategia tenía la ventaja de asegurarse siempre el retorno del dinero y el mantener la cabeza en su puesto. Koch ISBN 84-08-05568-2.

 

Fue la marca distintiva de determinadas familias de banqueros, entre ellas la que nos ocupa, quienes en el siglo XIX adoptaron una pose cosmopolita, una proyección social y un interés exagerado en asumir las deudas de los distintos gobiernos, por lo que se los acabó conociendo como «banqueros internacionales». Koch.

Simultáneamente a que Mayer Amschel se enriquecía gracias a su gran voluntad, ingenio y falta de escrúpulos, Adam Weishaupt fundaba la orden de «Los Perfectibilistas» mejor conocida como los Illuminati la noche del 30 de abril al 1 de mayo de 1776. Mayer Amschel pronto comprendió que ambos deseaban lo mismo, cambiar el estatus quo hacia un formato que los favoreciera; sin embargo habría que actuar entre bambalinas, los Illuminati ya habían sido oficialmente destruidos en 1784 y sus miembros destituidos y en la clandestinidad para la época que Mayer Amschel los congregó en su propia casa de Frankfurt en 1786, reunión en la cual según expertos el objetivo principal fue los grandes lineamientos de la Revolución francesa. Algunos años más tarde el diputado y miembro del Comité de Salud Pública de la Asamblea Nacional, Joseph Cambron recordaba que a partir de 1789 «la gran Revolución golpeó a todo el mundo excepto a los financieros». Koch.

Jugada maestra

Durante las guerras napoleónicas, los Rothschild apoyaban por igual a Bonaparte y a Wellington, pero la jugada maestra la hicieron a raíz de la batalla de Waterloo. Uno de ellos fue espectador privilegiado de esta batalla y una vez que se aseguró que Marte sonreía a Inglaterra y Prusia salió al galope reventando sucesivas monturas, pagó un dineral para cruzar el canal de la Mancha y luego continuó su galope hasta Londres donde en la Bolsa de Valores Inglesa se puso a vender desesperadamente acciones a cualquier precio. Los demás agentes de bolsa conociendo el valor de la información que manejaban los Rothschild interpretaron que Napoleón había ganado la guerra con lo que el pánico se apoderó del mercado que cayó a mínimos nunca vistos. Un pequeño grupo de agentes compraban anónimamente para Rothschild las acciones de la deuda de guerra británica que se vendían a un precio miserable.

A partir de este punto de inflexión los Rothschild no hicieron más que incrementar su poder hasta quedar sin rivales en Europa y comenzó para ellos un nuevo desafío, la conquista de América. Koch ISBN 84-08-05568-2.

El profeta

Un poeta del romanticismo alemán y también miembro secreto de los carbonarios, publicó el 12 de julio de 1842 un extraño texto con aires de profecía en la revista Franzosische Züstade, de Hamburgo en el que advertía que: «el comunismo, que aún no ha aparecido pero que aparecerá poderoso y será intrépido y desinteresado como el pensamiento […] se identificará con la dictadura del proletariado» y «aunque de él se hable ahora muy poco […] será el héroe tenebroso al que se reserva un magno pero pasajero papel en la moderna tragedia. Solo espera la orden para entrar en escena». Vaticinaba además «la guerra entre Francia y Prusia, que será sólo el primer acto del gran drama, el prólogo. El segundo acto será el europeo, la revolución universal, el gran duelo de los desposeídos contra la aristocracia de la propiedad. Entonces no se hablará más de nación ni de religión. Solo existirá una patria, la Tierra. Y una sola fe, la felicidad sobre la Tierra» porque «existirá quizás tan sólo un pastor y un rebaño, un pastor libre con un cayado de hierro, y un rebaño humano esquilado y balando de modo uniforme».

Quién hacía estas predicciones en forma de profeta pues preveía el advenimiento del comunismo, la guerra franco-prusiana de 1870 y la globalización, y utilizaba por primera vez la expresión dictadura del proletariado, luego apropiada por Lenin, fue Heinrich Heine.

Además de los hechos muy conocidos de su vida que se encuentran en cualquier enciclopedia, que se relacionó con personajes populares de su tiempo como Humboldt, Ferdinand Lassalle, Víctor Hugo, Richard Wagner o Balzac y que adquirió fama por el lirismo de su obra poética, reflejada en títulos como sus Cuadernos de viaje, es mucho menos conocido que fue sobrino del banquero Salomón Heine de Hamburgo, que en la Universidad de Berlín tuvo relación con Hegel (autor de los conceptos de tesis, antítesis y síntesis que después fue usada por los Illuminati) y que fue uno de los más íntimos amigos de Karl Marx. Gracias a Heine, Marx consiguió refugiarse en Inglaterra cuando huía de la persecución de las policías prusiana y francesa y también gracias a Heine, encontró refugio en la casa de los Rothschild de Londres, adonde había encontrado también protección un masón británico que ocupaba el asiento de primer ministro del Reino Unido, Benjamin Disraeli. Koch.

Para el lector que no está iniciado en el plan para instalar el Nuevo Orden Mundial (y cuyo primer escalón es la globalización) el contenido anterior puede ser de interés puramente anecdótico. Sin embargo es clave para comprender que existe en ejecución un plan, que se diseña entre bambalinas, del cual Heine tenía conocimiento; pues muchos años antes de los acontecimientos pudo describirlos en el artículo mencionado. Koch.

Heine tuvo amistad con Balzac, quién también conoció y trató a James Rothschild en Francia, a quién le confió su dinero. Herbert Lottman. ISBN 84-8310-491-1. Penetrante observador de la sociedad humana nos dejó esta frase «Hay dos historias: la historia oficial, embustera, que se enseña ad usum delphini, y la historia secreta, en la que se encuentran las verdaderas causas de los acontecimientos: una historia vergonzosa» Graziano.

Voluntad de anonimato

En el oligopolio mundial energético tiene gran influencia la empresa Royal Dutch Shell, en parte propiedad de las coronas británica y holandesa, y financiada en buena medida por la familia Rothschild, antigua financista europea de varias coronas reales, sobre todo a la hora de financiar guerras. Y caracterizada por auxiliar financieramente a la vez, a los dos bandos contendientes. Walter Graziano, Hitler ganó la guerra.

Los Rothschild han sido prestamistas originales de los Rockefeller y de todo el desarrollo petrolífero, ferroviario y bancario en Estados Unidos, a través de los Morgan (banca y ferrocarriles), Harriman (ferrocarriles y altas finanzas) y Rockefeller (petróleo y banca). De modo que en el siglo XIX, el control de los ferrocarriles, el petróleo y la banca -hay que recordar que no había autopistas ni aviones- implicaba controlar gran parte del poder real en los Estados Unidos. Resulta muy llamativo, entonces, que los Rothschild, en la reciente biografía oficial escrita por Niall Ferguson en dos tomos, en Oxford, intenten mostrarse a sí mismos como un poder en decadencia desde mediados del siglo XIX, argumentando que no pudieron instalarse como banca en los Estados Unidos. Resulta contradictorio con el hecho de que a través de la financiación ejercen control sobre los tres principales negocios de Estados Unidos. Graciano.

Hay entonces en esta familia la voluntad de pasar desapercibida, y esta búsqueda de anonimato está relacionada también con que actualmente el clan Rothschild sólo presta su apellido a bancos de inversión singularmente pequeños. Graciano.

Conexiones

España

Entre 1835 y 1931 la Casa Rothschild estableció una de las redes de negocio más complejas, influyentes y duraderas de la historia económica española. Por ella pasarían negocios tan dispares como la concesión de servicios financieros a la Hacienda Pública y al Banco de España y el control de empresas mineras y ferroviarias de primer nivel, como la Rio Tinto Co., la Société Minière et Metallurgique Peñarroya y la Compañía de Ferrocarriles MZA, junto a otras sociedades de singular importancia dentro del ámbito manufacturero como la Deutsch & Cie, principal refinadora de petróleo en España a fines del Siglo XIX […]

En el caso de la de Madrid, la agencia se formó al delegar Lionel Rothschild todo los asuntos en España en un empleado de la Casa que le había acompañado en su visita de 1835, Daniel Weisweiller, al que se otorgó un poder universal para actuar y llevar a cabo cualquier operación en nombre de la Casa Rothschild. Weisweiller trabajó solo durante 20 años, salvo los meses de 1838 que le ayudó Scharfenberg antes de trasladarse a Cuba por el espectacular nivel que tomaron las operaciones acordadas y pendientes de pago a cuenta de la Intendencia de la isla.

A fines de los años 40 Weisweiller estaba absolutamente sobrecargado de trabajo, pendiente de diversos problemas de salud, y con la sensible pérdida de sus empleados de confinza, Barcaiztegui y Estanislao Urquijo, por lo que los Rothschild enviaron en su ayuda a Ignacio Bauer, uno de los más brillantes empleados de la Casa. De origen húngaro, pero nacido y criado entre los Morpurgo de Trieste, Bauer era sobrino de Moritz Goldschmidt, que, a su vez, había sido el jefe de empleados de Salomon en Viena (Ferguson, 1998b, pág. 300 y Gille, 1967, pág. 576). También se envió al alemán Guillermo Ettling, aunque no sabemos en que momento anterior a 1850 se incorporó a la Agencia. La situación de ambos no sería, sin embargo, la misma en Madrid, puesto que Bauer acudía a España como un alto empleado de la casa y segundo de a bordo, para colocarse pronto a la misma altura de Weisweiller, en tanto que Ettling tendría un papel más secundario; aunque en varias ocasiones se le concederían plenos poderes de representación.

Weisweiller y Bauer decidieron institucionalizar su relación entre iguales el 1 de Enero de 1855, con la creación de la sociedad Weisweiller & Bauer Cía. Ese mismo día también se escrituró la asociación de K. Scharfenberg con la casa Tolmé & Compañía, para formar Scharfenberg, Tolmé & Cia, que funcionaría en delante como enlace de la Casa Rothschild en La Habana, como ya venía haciendo desde 1838.

Miguel A. López Morell y José María O’Kean Rothschild en España. La red de negocios de la Casa Rothschild en España como una estructura de toma de decisiones y de gestión empresarial.

Club Bilderberg

Según el fundador, el príncipe Bernardo de Holanda, cada participante es «mágicamente despojado de sus cargos» al entrar en la reunión para ser «un simple ciudadano de su país durante toda la duración del congreso». Por otra parte, uno de los miembros más importantes del Club Bilderberg ha sido Joseph Rettinger, un sacerdote jesuita y masón de grado 33. De él se dice que fue el auténtico fundador y organizador del Club. Por extraño que parezca, muy pocas agencias de inteligencia han oído hablar del propio Club Bilderberg hasta hace bien poco. Lord Rothschild y Laurance Rockefeller, miembros clave de dos de las más poderosas familias del mundo, escogieron personalmente a 100 participantes procedentes de la élite mundial con el propósito secreto de cambiar Europa.

PAGINAS: 1 2 3

Daniel Day-Lewis

Biografía de Daniel Day-Lewis Daniel Day Lewis nació el 29 de abril de 1957 en Londres (Inglaterra). Es hijo del […]

Facundo Cabral

Facundo Cabral, conocido como el  Mensajero de la Paz fue un cantautor, escritor y músico argentino.  «Nacemos para vivir, por […]

Jiddu Krishnamurti

Jiddu Krishnamurti o J. Krishnamurti, fue un conocido escritor y orador en materia filosófica y espiritual. Sus principales temas incluían […]

Familia Rothschild

La familia Rothschild, conocida como la Casa Rothschild  o simplemente los Rothschild, es una dinastía europea de origen judeoalemán algunos […]