Louis Armstrong

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2

La actividad de Armstrong en los años veinte le llevó a tocar más allá de los límites de sus habilidades. Las grabaciones de los Hot Five, especialmente, presentan en ocasiones errores y omisión de notas, aunque son difícilmente perceptibles para una audiencia subyugada por unas actuaciones llenas de energía y espontaneidad. Hacia mediados de los años treinta, Armstrong alcanzó una seguridad plena al tener conciencia de lo que podía hacer y al realizar esas ideas con perfeccionismo.

A medida que su música progresaba y que su popularidad crecía, su canto también se convirtió en importante. Armstrong no fue el primero en grabarscat, pero fue uno de sus maestros y ayudó a popularizarlo. Consiguió un gran éxito con su interpretación de «Heebie Jeebies», con momentos descat, y grabó «I done forgot the words» («Puedo olvidar las palabras») en mitad de su grabación de «I’m A Ding Dong Daddy From Dumas». Tales grabaciones fueron éxitos y el canto scat se convirtió en parte importante de sus actuaciones. Más allá de esto, no obstante, Armstrong experimentaba con su canto, acortando o alargando las frases, insertando improvisaciones, usando su voz de forma tan creativa como lo hacía con su trompeta.

Durante su larga carrera, tocó y cantó con los más importantes instrumentalistas y vocalistas; entre ellos, con Jimmie Rodgers, Bing Crosby, Duke Ellington, Fletcher Henderson, Bessie Smith y, especialmente, con Ella Fitzgerald. Su influencia sobre Bing Crosby es particularmente importante con relación al consiguiente desarrollo de la música popular. Armstrong grabó tres discos con Ella Fitzgerald: Ella and Louis, Ella and Louis Again y Porgy and Bess para Verve Records. Sus grabaciones sobre temas de Fats Waller en Satch Plays Fats y su disco Louis Armstrong Plays W.C. Handy en los años cincuenta fueron quizá sus últimas grabaciones creativas realmente importantes, aunque grabaciones posteriores como Disney Songs the Satchmo Way tiene sus momentos musicales relevantes. En cualquier caso, sus últimas grabaciones son criticadas como simples o repetitivas.

Armstrong logró a lo largo de su carrera un gran número de grandes éxitos con sus interpretaciones; entre ellos se cuentan «Stardust», «What a Wonderful World», «When The Saints Go Marching In», «Dream a Little Dream of Me», «Ain’t Misbehavin’», «Stompin’ at the Savoy», «We Have All the Time in the World» (parte de la banda sonora de la película de James Bond On Her Majesty’s Secret Service y parte también de una anuncio de 1994 de Guinness), etc.

En 1964, Armstrong desbancó a The Beatles de lo alto del Billboard Top 100 con «Hello, Dolly», que proporcionó al intérprete de 63 años un récord en Estados Unidos al ser el artista de mayor edad en conseguir un número 1. En 1968, consiguió otro gran éxito en el Reino Unido con la altamente sentimental canción pop «What a Wonderful World», que copó las listas británicas durante un mes, aunque en Estados Unidos no tuviese tanto éxito. La canción caló todavía más en la conciencia popular cuanto fue usada en la película de 1987 Good Morning, Vietnam, alcanzando como consecuencia de ello una gran popularidad en todo el mundo. También sería utilizada 9 años más tarde en la película Doce monos.

Armstrong se aproximó a muchos tipos de música, desde el blues más enraizado a los arreglos más almibarados de Guy Lombardo, desde las canciones folk hispanoamericanas a sinfonías y óperas clásicas. Armstrong incorporó influencias de todas estas fuentes en sus interpretaciones, a veces provocando el aturdimiento de sus fans, que querían que el artista se mantuviese en una línea más convencional. Armstrong fue situado en el Rock and Roll Hall of Fame al ser considerado como una de sus primeras influencias. Algunos de sus solos de los años cincuenta, como por ejemplo laroquera versión del «Saint Louis Blues» del disco con WC Handy, muestran que la influencia fue recíproca.

Galería de fotos de Louis Armstrong

 

Influencia y legado

La influencia de Armstrong en el desarrollo del jazz es virtualmente inabarcable. Incluso se puede decir que a causa de su desbordante personalidad, tanto como figura pública en sus últimos años como intérprete, su contribución como músico y cantante ha podido ser infravalorada.

Como trompetista virtuoso, Armstrong tenía un toque único y un extraordinario talento para la improvisación melódica. A través de su toque, la trompeta emergió como un instrumento solista en el jazz. Fue un magnífico acompañante y músico de grupo, aparte de sus extraordinarias cualidades como solista. Con sus innovaciones, elevó el listón musical para todos los que vinieron detrás de él.

A Armstrong se le considera el inventor de la esencia del canto jazzístico. Tenía una voz extraordinariamente peculiar, grave y rota, que desplegaba con gran destreza en sus improvisaciones, reforzando la letra y la melodía de una canción con propósitos expresivos. Fue también un gran experto en el scat, e incluso de acuerdo con algunas leyendas lo había llegado a inventar él durante su grabación de «Heebie Jeebies» al verse obligado a improvisar sílabas sin sentido al caérsele las partituras al suelo. Billie Holiday, Bing Crosby y Frank Sinatra son ejemplos de cantantes influenciados por él.

Armstrong apareció en más de una docena de películas de Hollywood (aunque en pocas con cierta relevancia), habitualmente de director de banda o como músico. Fue el primer afroamericano en protagonizar un espectáculo radiofónico de ámbito nacional en los años treinta. Realizó también apariciones televisivas, especialmente en los cincuenta y sesenta, entre las que se incluyen apariciones en el The Tonight Show de Johnny Carson. Louis Armstrong tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en el 7601 Hollywood Boulevard.

Muchas de las grabaciones de Armstrong siguen siendo populares. Más de tres décadas después de su muerte, un gran número de ellas de todos los periodos de su carrera están accesibles al público en una forma que no lo estuvieron en vida de él. Sus canciones son emitidas y escuchadas habitualmente, y son honradas en películas, series de televisión, anuncios, e incluso en anime y juegos de ordenador. «A Kiss to Build a Dream on» fue incluida en el juego de ordenador Fallout 2, como acompañamiento de la introducción. Sus grabaciones con Joe Oliver y su Creole Jazz Band continúan siendo escuchadas como documentos del estilo grupal del jazz de Nueva Orleans. Demasiado a menudo, sin embargo, de Armstrong sólo queda su toque sublime de trompeta en medio de orquestas planas y convencionales. «Melancholy Blues», interpretada por Armstrong y sus Hot Seven, fue incluida en el Voyager Golden Record y enviada al espacio como representante de los más grandes logros de la humanidad.

Armstrong fundó una fundación no lucrativa para la educación musical de niños discapacitados y legó su casa y lo sustancial de sus archivos de escritos, libros, grabaciones y recuerdos a la City University del Queens College de Nueva York, todo ello una vez que se hubiese producido también la muerte de su mujer Lucille. Los Archivos de Louis Armstrong están abiertos a los investigadores y su casa fue abierta al público como museo el 15 de octubre de 2003.

El principal aeropuerto de Nueva Orleans lleva como nombre Aeropuerto Internacional Louis Armstrong.

Integración racial

Poco antes de morir en 1971, Armstrong se lamentaba de la falta de reconocimiento: ‘Creo que siempre he hecho grandes cosas para elevar a mi raza, pero no siempre se entendieron. Sólo soy un músico, y todavía recuerdo cuando, como ciudadano americano, hablé a favor de mi gente durante los disturbios de la integración en Little Rock, ¿recuerda? Escribí al presidente’.

Armstrong criticó la falta de coraje de Dwight Eisenhower por no emplear mano dura contra quienes impedían la integración racial en 1957 en la capital de Arkansas, y luego, cuando el presidente hizo valer la ley, le escribió para mostrarle su apoyo.

Al tiempo que la valoración artística de Armstrong alcanzaba nuevas cotas, salieron a la luz documentos que pruebaron que el músico criticado por los de su raza por su aparente falta de sensibilidad ante la discriminación racial también se rebelaba contra el racismo. El Chicago Tribune informaba en julio de 2001, sobre el contenido de unas cintas que se guardan en los Archivos Louis Armstrong, en el Queens College de Nueva York. Son cintas que revelan un personaje complejo y contradictorio. Armstrong critica a quienes hacen demasiado el negro en los espectáculos y cuenta cómo ha protestado cuando se ha encontrado ante el tratamiento racista, pero también recomienda paciencia con los abusos y critica a algunos destacados defensores de los derechos civiles. Para el crítico de jazz del periódico, las grabaciones ‘dejan parcialmente superadas a más de una docena de biografías del artista’.

La gigantesca sensibilidad de Satchmo

Cuando el aprendizaje poco ortodoxo de la corneta empezó a provocarle problemas en los labios, Satchmo encontró en su voz angelicalmente patológica el remedio ideal para acercarse aún más al gran público. En este aspecto resultó decisiva la labor de su agente Joe Glaser, un tipo astuto; no parecía particularmente interesado en cuestiones artísticas, pero era capaz de negociar contratos ventajosos, y Armstrong premió esa destreza citándole como su mejor amigo.

Los consejos de Glaser a menudo desviaron a Satchmo del camino del jazz para conquistar otros apetecibles sectores de público.Bajo esa influencia, el trompetista dedicó buena parte de su tiempo a actividades extramusicales, aunque muy útiles desde el punto de vista promocional. Se le acusó de repetir fórmulas y procedimientos, y sus antiguos seguidores se negaron a reconocerle cuando cantaba grandes éxitos del momento o interpretaba papeles secundarios en películas mediocres.

Podría pensarse que Armstrong acudió con irritante frecuencia a la llamada del dinero fácil, pero la verdad es que disfrutó complaciendo al público y jamás se prestó a cantar o tocar una pieza que, por una u otra razón, no le gustase. Fue un artista íntegro de gigantesca sensibilidad, capaz de dignificar cualquier sonido. Tradicionalistas y músicos de vanguardia le alabaron con idéntica sinceridad cuando murió.

Su trompeta figura con toda justicia entre los objetos que los estadounidenses enviaron al espacio en la llamada cápsula del milenio. También supo trabajar en equipo y aceptó colaborar, más o menos convencido, con otras grandes figuras del mundo del espectáculo. La relación de Armstrong con la marihuana data de sus días en Chicago (1922), cuando el clarinetista Mezz Mezzrow, cuya principal actividad entonces consistía en surtir de drogas a los músicos de jazz, le descubrió las delicias de la hierba. Satchmo estaba encantado: ‘Es mil veces mejor que el whisky’, solía decir.

A partir de entonces, la marihuana no sólo le sirvió de simple diversión. ‘Es mi secretaria y amiga’, admitía, ‘produce una borrachera estupenda, si quieres llamarlo así, y es muy buena para el asma y los nervios’. Tan encantado estaba Pops con los canutos que incluso planeó titular Gage, un tipo de marihuana jamaicana de efectos particularmente fuertes, su tercera entrega de memorias. Su agente, el inefable Glaser, horrorizado de que su representado hablara con tanta naturalidad de sustancias prohibidas, destruyó los manuscritos que detallaban las intimidades de ese feliz enlace.

Armstrong y la marihuana

En 1930 Louis Armstrong, un año después de haber grabado «Muggles» (“Marihuana”), es arrestado en Los Ángeles por posesión de cannabis, por haberse fumado un porro de marihuana; permaneció en la cárcel durante 10 días hasta que le dieron la condicional si consentía en abandonar

California y no volver durante dos años (Herer, 1999:173). Durante su estancia en la cárcel estuvo en una celda con dos tipos sentenciados a 40 años. Durante su estancia se encontró con ladrones y rateros con los que charlaba amigablemente y reían.

La prensa de Chicago se hizo eco de su encarcelamiento, los titulares de prensa afirmaban que Armstrong iba a estar seis meses en la cárcel por consumo de marihuana. Según contaba su amigo (el fotógrafo) Jack Bradley:

«¡Armstrong inició a la marihuana a más gente que cualquier otro en el mundo!». O como el propio Armstrong dijo: » La marihuana es cien veces mejor que el whisky. Es agradable, es una ebriedad que cuesta poco alcanzar, es buena para el asma y relaja los nervios».

O cuando el célebre presentador televisivo Johnny Carson le preguntó si él fumaba marihuana, Armstrong respondió: «Oiga, hace más de cincuenta años que la fumo y nunca me ha creado dependencia…».

«No pensaba que fumar porros fuera un hecho delictivo” y veía las diferencias entre los víboras (fumetas) y aquellos que utilizaban otras drogas. Afirmaba que el cannabis era más una medicina que una droga.

No se sintió nunca avergonzado de fumar cannabis. O cuando estaba fumándose un porro con Billie Holiday en San Francisco, un terremoto sacudió el edificio. Creyendo que se trataba del colocón por la hierba, gritó Louis:»¡Guau! Esta maría te hace caer por tierra…». Estuvo vigilado durante mucho tiempo por detectives de la policía (Jones y Chilton, 1971).

Discografía

1923: Louis Armstrong and King Oliver (Milestone)

1923: Clarence Williams’ Blue Five (CSB)

1928: Hot Fives And Sevens, Vol. 3 (JSP)

1931: Stardust (Portrait)

1933: Louis Armstrong Sings the Blues (RCA)

1947: Satchmo at Symphony Hall, Vol. 2 [live] (Decca)

1949: Satchmo Serenades (Polygram Records)

1951: Satchmo at Pasadena [live] (Decca)

1954: Louis Armstrong Plays W.C. Handy (Columbia/Legacy)

1955: Louis Armstrong at the Crescendo, Vol. 1 [live] (Decca)

1955: Ambassador Satch (Columbia/Legacy)

1955: Satch Plays Fats: The Music of Fats Waller (Sony)

1955: Satchmo the Great (Sony)

1956: Ella and Louis (Polygram Records)

1956: Pasadena Civic Auditorium June 20, 1956 (Giants of Jazz)

1957: Porgy & Bess (Polygram Records)

1957: Ella and Louis Again (Polygram Records)

1957: Louis Armstrong Meets Oscar Peterson (Polygram Records)

1957: Louis and the Angels (Umvd Labels)

1959: The Five Pennies (Decca)

1960: Happy Birthday, Louis! Armstrong & His All-Stars (Omega)

1960: Satchmo Plays King Oliver (Varese Sarabande)

1961: Together for the First Time [With Duke Ellington] (Roulette)

1963: Hello, Dolly! (Mca)

1968: What a Wonderful World (Verve)

1968: Disney Songs the Satchmo Way (Disney)

1969: On Her Majesty’s Secret Service (Capitol). BSO de 007 al servicio de su majestad.

2002: The Best of Louis Armstrong: The Hot Five and Seven Recordings (Columbia/Legacy)

2002: Satchmo Live (Orpheus Records)

2006: Complete New York Town Hall & Boston Symphony Hall Concerts (DeFinitive)

Fuentes: 

http://es.wiipedia.org/wiki/Louis_Armstrong

http://www.elpais.com/articulo/revista/agosto/Nueva/Orleans/enloquece/Louis/Armstrong/elpepirdv/20010804elpepirdv_1/Tes               

PAGINAS: 1 2

Daniel Day-Lewis

Biografía de Daniel Day-Lewis Daniel Day Lewis nació el 29 de abril de 1957 en Londres (Inglaterra). Es hijo del […]

Facundo Cabral

Facundo Cabral, conocido como el  Mensajero de la Paz fue un cantautor, escritor y músico argentino.  «Nacemos para vivir, por […]

Jiddu Krishnamurti

Jiddu Krishnamurti o J. Krishnamurti, fue un conocido escritor y orador en materia filosófica y espiritual. Sus principales temas incluían […]

Familia Rothschild

La familia Rothschild, conocida como la Casa Rothschild  o simplemente los Rothschild, es una dinastía europea de origen judeoalemán algunos […]