Mirtha Legrand

Biografia OpusVida por magui

PAGINAS: 1 2 3

En 1991 renovó su contrato con Canal 9 y sus primeros comensales fueron Eduardo Duhalde, Domingo Cavallo y Julio Mera Figueroa; mientras que en1993 recibió el premio Martín Fierro de Oro. En 1994, tras el deceso de su marido, Legrand demoró varios días en volver a su programa diario. En 1996, con el fallecimiento de los cómicos Tato Bores y Niní Marshall, estuvo cerca de abandonar su ciclo pero fue convencida por Romay. En 1997, la actriz y cantante Tita Merello, de entonces 93 años, llamó sorpresivamente al programa para aclararle a Legrand: «Daniel Tinayre se enamoró de mí, pero se casó con vos». Desde los años noventa hasta principios del 2000 condujo consecutivamente La noche de Mirtha, un programa semanal que contaba con solo un invitado.

En el programa se ha vuelto proverbial la temeridad e impertinencia de Legrand hacia sus invitados. Le espetó a Néstor Kirchner, por entonces presidente electo de Argentina (2003-2007): «Algunos dicen que con usted se viene el “zurdaje” (término despectivo utilizado para referirse a la izquierda política)». En otra oportunidad, le preguntó al también ex presidente Eduardo Duhalde (2002-2003), entonces gobernador de la Provincia de Buenos Aires, lo que ningún otro periodista se había animado: «Dígame, gobernador, ¿qué relación tiene usted con el narcotráfico?».

El 3 de diciembre de 2007, recibió el premio Domingo Faustino Sarmiento de acuerdo al decreto presidencial 604 de 2004, donde se establece entregar una distinción de honor a aquellas personas que se destaquen por su obra emprendedora para mejorar la calidad de vida de las personas, instituciones y comunidades. El premio fue otorgado por su trayectoria por el ex vicepresidente Daniel Scioli en el Senado de la Nación.

Trabajé con todos los gobiernos, democráticos, dictatoriales y de desgobierno, algunos de los cuales me han prohibido, pero nunca pedí ni me dieron explicaciones. Pero antes que nada soy argentina cien por ciento, amo a mi país. Toda una carrera, yo no he dejado de trabajar un día, nunca. Tan feliz con esta trayectoria, esta vida que he llevado, yo nunca le he hecho un mal a nadie. Y si se lo he hecho, ha sido inconscientemente. He tratado de superarme siempre, he tenido una carrera cinematográfica muy larga, hice casi cuarenta películas. Después la vida hizo que me dedicara a la televisión, que dejara de hacer cine. Mirtha Legrand

Desde hace varios años, anuncia su retiro del trabajo, pero nunca lo concreta. El 3 de junio de 2008, al cumplirse cuarenta años de la primera emisión de su programa, se realizó una celebración especial en donde se invitaron a cuarenta personalidades, en donde se realizó la misma actividad de todos los días. Entre los invitados se encontraban Antonio Gasalla, Enrique Pinti, Irma Roy, Amelia Bence, Duilio Marzio, Juan Carlos Calabró, Raúl Lavié, Cacho Castaña, Carolina Papaleo, Linda Peretz y Luciana Salazar, entre otros.

Desde hace tiempo, se ha destacado por su sorprendente vitalidad y memoria, que se hacen evidentes cuando realiza su programa diario de 120 minutos de duración. A su vez, es elogiada por su elegancia, siendo vestida por diversos modistas como Jorge Ibáñez o Iara Cano.  A fines de año, sigue su ciclo en el Hotel Costa Galana, de la ciudad balnearia de Mar del Plata;  y al conmemorarse su cumpleaños, siempre organiza una relevante celebración con un costo de entrada de aproximadamente 400 pesos (todo lo recaudado es donado al Hospital de Niños y al Hospital Materno Infantil).

Galería de fotos de Mirtha Legrand


Su relación con la dictadura militar y sus sobrinos secuestrados

En 2010, contó que tuvo una sobrina y al marido de ésta detenidos-desaparecidos. La inesperada confesión de la conductora sorprendió a sus comensales al relatar que su sobrina María Fernanda Martínez Suárez fue víctima de la dictadura y que ella intercedió ante Albano Harguindeguy para liberarla. Julio Enzo Panebianco, en cambio, fue asesinado.

«Al muchacho lo torturaron muchísimo. Julio se llamaba, nunca más supimos de él», dijo. La animadora contó durante su tradicional almuerzo que gracias a su fama y a sus gestiones ante el ministro del Interior de la dictadura, el general Albano Harguindeguy, logró la aparición con vida de una sobrina desaparecida en 1977. «Mi sobrina cree que estuvo en Palermo», arriesgó la conductora, y agregó que «gracias a que yo era conocida y famosa pude salvarla». Sobre su marido, expresó: «Nunca más supimos de él, nunca», dijo.

En realidad, su sobrina —que el año anterior declaró como testigo del juicio que culminó con la condena del general Carlos Olivera Róvere—, estuvo en el centro clandestino Club Atlético. El marido, militante de la Juventud Peronista, fue asesinado en un enfrentamiento fraguado y enterrado como NN en el cementerio de La Chacarita, de donde lo exhumó el Equipo Argentino de Antropología Forense.

«Es la primera vez que lo cuento», apuntó para referirse al secuestro de sus familiares, ocurrido hace un tercio de siglo. No se refirió a las vivencias de su sobrina sino a sus gestiones para encontrarla.  «Yo pedí ayuda a quien era interventor de Canal 13 en ese momento, y no me brindó ayuda por temor, porque todo el mundo tenía miedo de comprometerse», relató ante los actores Arnaldo André y Gino Renni.

«El Canal 13 estaba en manos de la Marina, y entonces recurrí a un general de la Nación a quien circunstancialmente habíamos conocido. Lo llamé al general Harguindeguy, conseguí el teléfono y lo llamé, le expliqué de qué se trataba», explicó. La respuesta del ministro del Interior del dictador Jorge Rafael Videla, según la animadora, no generó demasiadas expectativas. «Bueno, déme un tiempo, Mirtha, lo voy a averiguar, es muy difícil, muy difícil el caso», dijo que le respondió.

También explicó que había participado un marino, al cual no identificó, pero sobre éste dijo: «El marino me había dicho: “Ni te metas, ni te metas por favor, esto es peligrosísimo”», recordó. Consultada para el libro El silencio, le contó al periodista Horacio Verbitsky que únicamente vio una vez en su vida a Massera y no recordó el episodio de las fotos con Marcelo Hernández, sobreviviente de la ESMA.

Luego de enumerar sus gestiones, contó que «finalmente a mi sobrina la liberaron. Al marido no. Nunca más supimos de él, nunca más. Mi sobrina cree que estuvo en Palermo, porque escuchaba pasar los trenes, y la liberaron cerca del General Paz, por ahí. Al muchacho lo torturaron muchísimo. Julio se llamaba, nunca más supimos de él», aseguró.51 Además, explicó: «Nunca lo he contado, es la primera vez que lo cuento. Pero gracias a que yo era conocida y famosa pude salvarla, porque cuando la liberaron le dijeron: “Te salvaste porque sos la sobrina de Mirtha”».

Julio Enzo Panebianco y María Fernanda Martínez Suárez, hija del hermano de la actriz, fueron secuestrados el 2 de marzo de 1977 a la noche en el domicilio de Malabia 2591, piso 1, por un grupo de tareas del Ejército. Eran siete personas armadas y de civil, que dijeron ser policías. Mientras esperaban el retorno de Julio desvalijaron la casa. Cuando llegó le inyectaron una droga. Encapucharon y ataron a la pareja, y los llevaron al Club Atlético, donde Julio fue visto con vida por última vez. María Fernanda fue liberada el 4 de marzo, luego de 48 horas en cautiverio, y ya en 1984 contó ante la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (Conadep) que había estado en una dependencia militar.  Volvió a declarar el 9 de junio pasado, en el juicio a Olivera Róvere y los ex jefes porteños de áreas militares. Panebianco, empleado de la DGI (Dirección General de Impuestos de la Nación) de 23 años, fue asesinado en un enfrentamiento fraguado, el 18 de marzo de 1977, en Parque Patricios.

Luego de su confesión sobre el Proceso de Reorganización Nacional, fue criticada por muchas personas e incluso, el legislador Raúl Fernández presentó un proyecto para quitarle la distinción de «Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires» que había recibido años anteriores.

A la conductora, se le criticó el hecho de que aparecieran fotografías con Alfredo Astiz y Emilio Massera saludandola. Sin embargo, ella misma declaró que, mientras estaba en una cafetería junto a su hermana, ingresó al lugar Astiz, quien se le acercó y le confesó su admiración. El acto apareció en la revista Gente y en 2010, dijo que «no tenía nada que ver» con la dictadura y calificó eso como una «trampa» que le tendió un fotógrafo, al igual que la ocasión en la que se encontró «accidentalmente» con Massera.

En marzo de 2011, conmemorándose el 35º aniversario del comienzo de la última dictadura militar en Argentina, una agrupación kirchnerista realizó un escrache en contra de periodistas, presentadores de TV y empresarios, entre ellos Mariano Grondona y la propia Legrand, a quienes acusaron de colaborar con la dictadura.

Video: Almuerzo del 21.09.78 con Claudio de Bruno, Susana Jimenez, Ginette Reynald y Laureano Brizuela

Actualidad

En 2002 realizó una breve participación en Son amores, de Pol-ka Producciones, con Nicolás Cabré y Florencia Bertotti. Entre 2004 y 2005, condujo su propio ciclo radial por La Red AM 910, llamado Mirtha en la Red.

A pesar de que Legrand ha gozado de buena salud durante toda su vida, en 2005 fue intervenida quirúrgicamente de cálculos vesiculares de los que se recuperó favorablemente en su domicilio y más recientemente, de cataratas en los ojos. En los últimos años, en varias ocasiones, debió ausentarse en su programa por contraer resfriados o disfonía. En 2008, luego de padecer una indisposición física, surgieron algunos rumores que no asistiría a conducir la entrega de los premios Martín Fierro.

Legrand es, además, presidenta honoraria de la Casa del Teatro, madrina de la Sala Ana María Campoy en el Multiespacio Los Ángeles, entre otras entidades. Ha inaugurado distintos sitios, como salas de hospitales o el Centro de Arte de Mar del Plata compuesto por los teatros Radio City, Roxy y Melany.

Yo llamo a un ministro, me anuncio y me atiende. Soy presidenta honoraria del Hospital Fernández, pero la gente cree que soy la dueña. «Me tengo que operar, Mirtha», me dicen, y yo les consigo una cama. La popularidad te da poder, y el poder hay que saber emplearlo. Mirtha Legrand

Al cumplirse 50 años de la primera ceremonia de los premios Martín Fierro, que premian a lo mejor de la radio y la televisión, APTRA decidió que en 2009 se entregara un honor especial. El Martín Fierro de Platino solo lo podían ganar los artistas que hayan recibido el de oro años anteriores. Éstos debían ser votados por el público, y el que obtuviera más votos recibiría el premio. El 19 de agostode 2009, transmitido por América TV, se llevó a cabo la celebración. Entre los nominados se encontraban Antonio Gasalla, Marcelo Tinelli, Susana Giménez, Nicolás Repetto, La Lola, entre otros.

Finalmente, los conductores de la emisión especial Mariana Fabbiani y Guillermo Andino anunciaron que Almorzando con Mirtha Legrand había ganado la elección. Legrand subió al escenario con su familia y el productor del programa Carlos Rottemberg a agradecer y recibir el premio. En aquel año, inició acciones legales por injurias y calumnias contra Moria Casán, quien habló mal de ella, al igual que lo hicieron otros actores como Georgina Barbarossa y Antonio Gasalla.

El 8 de enero de 2010 fue agredida públicamente cuando un grupo de jóvenes le arrojó una botella durante su tradicional salida al balcón frente al hotel donde transmite su ciclo a fines de año. En una proyección de su ciclo, confirmó que había recibido una amenaza telefónica y tuvo una importante repercusión su frase dicha: «Conmigo no van a poder» y su leve discusión con el jefe de gabinete Aníbal Fernández.  Posteriormente fue criticada por los actores Federico Luppi, Esther Goris, Juan Leyrado, Hugo Arana y Andrea del Boca, según la propia Legrand porque posee una ideología política dispar.

El 12 de julio de 2010, en un programa dedicado al debate por la ley de matrimonio igualitario, se vio envuelta en una nueva polémica mediática. La entrevistadora le hizo una controvertida pregunta al diseñador Roberto Piazza: «Te voy a hacer una pregunta muy delicada: la pareja de homosexuales, suponte que adoptan a un chico, como tienen inclinaciones homosexuales, ¿no podría producirse una violación hacia su hijo?».

Al día siguiente, se disculpó públicamente diciendo: «Hice un comentario desafortunado, realmente. Tuve una frase muy poco feliz, muy poco feliz, de la que me arrepiento. Le pido disculpas a Roberto Piazza también. No quiero repetirla porque es desagradable. Pido disculpas a la comunidad gay. No fue hecho con mala intención. Repito: fue un comentario absolutamente desafortunado. Pido humildemente disculpas. Espero que sepan disculparme».

Hasta febrero de 2011, con 83 años, Legrand continuaba conduciendo su ciclo de TV diario de lunes a viernes por América 2, canal donde permanecía desde 2003. También, se la puede apreciar con asiduidad en desfiles, celebraciones importantes u homenajes. En febrero de 2011 realizó su última emisión de la temporada 42º en la cual se reconcilió con la vedette Carmen Barbieri y varios medios gráficos señalaron que no regresaría a su programa televisivo debido a la baja audiencia que estaba produciendo, los resonantes enfrentamientos de la conductora con políticos y artistas y la ocupación de su horario televisivo por el periodista Jorge Rial, conductor de Intrusos en el espectáculo. A pesar de que la actriz comentó: «Esto no es un adiós, es un hasta pronto»,  en abril de 2011 se hizo pública la noticia de su retiro. Sobre ello, dijo: «No vuelvo. Voy a disfrutar de la vida.»

Hay mucha gente que me quiere, y otros, un poco menos. Son las reglas del juego. Pero en los momentos más difíciles la gente me ha respondido, y siempre con afecto. Mirtha Legrand

Las críticas de la farándula

Antes de despedirse del aire, Mirtha repite cada día su frase de cabecera:

“Lo que no es, puede llegar a ser. Como te ven, te tratan; y si te ven mal, te maltratan”.

Parece que su profecía se cumplió y muchos artistas que vieron en ella a una persona que lanza declaraciones desafortunadas, la criticaron en público y se negaron a aceptar las invitaciones de la producción.

Uno de los que salió al cruce de los dichos de la conductora fue Federico Luppi.

“Esta cuestión de los almuerzos, bajo el marco de que son intrascendentes, rococó y rosados, plantean permanentemente una agenda política descalificadora y destituyente”, opinó el reconocido actor.

Esther Goris, por su parte, anunció que no quería visitar más su programa y calificó a Mirtha de cómplice de la dictadura y ser una persona de pocas luces.

“Jamás ha sido una persona de una gran inteligencia. Darle el peso que se le da a lo que dice Mirtha en su programa de televisión es muy peligroso para el país“, consideró la actriz.

Legrand también fue objeto de severas críticas por haberle preguntado a Roberto Piazza si los homosexuales podrían violar a sus hijos adoptivos, por tener una “inclinación hacia lo masculino” (sic) y haberle dicho a Florencia de la V que el nombre con el que nació, Carlos, es “muy de macho, de macho menos”.

De hecho, son cada vez más las figuras que no aceptan sentarse a su mesa: Marilina Ross, Julia Zenko, Hugo Arana y Juan Leyrado, por sólo citar algunos casos.

Cuando murió el ex presidente Néstor Kirchner, la conductora se permitió dudar acerca de la presencia del cuerpo en el cajón y hasta deslizó que algunas de las personas que se movilizaron emocionadas a Plaza de Mayo para despedirlo, lo habían hecho por dinero.

Escucha «Mediodías con amor» de Alejandro Lerner utilizando el siguiente reproductor:

Vida privada

Casamiento y familia

En 1945, durante el rodaje de Cinco besos, conoció al director franco-argentino Daniel Tinayre.1 Ambos contrajeron matrimonio el 18 de mayo de 1946, cuando ella tenía solamente 19 años y él, 36. El hecho fue tan importante, que la revista Radiolandia (que llegó a vender 40.000 ejemplares) compró los derechos para tener en exclusiva todos los detalles y características de la boda. En 1948nació su primer hijo, Daniel Andrés; y en 1950 su única hija, Marcela.

En 1967 falleció su madre, por lo que Legrand se alejó de los medios temporalmente.

Se dijo que su relación con su hermana empeoraba, aunque un año después inició su reconocido programa de almuerzos públicos. En 1992, durante una nota periodística a la revista Gente, hizo público sus problemas matrimoniales debido a las supuestas infidelidades por parte de Tinayre.

Pienso en la muerte. El que dice que no lo hace, miente. Pero no tengo miedo de morirme; soy católica. Eso sí: me daría mucha pena, porque no quiero dejar a mis seres queridos. Gracias a Dios tengo salud y me cuido bastante. Además creo en el destino. Está todo marcado. Mirtha Legrand

El 24 de octubre de 1994 falleció su esposo,  el reconocido productor Daniel Tinayre y en abril de 1999 murió su hijo, el veterinario Daniel Andrés, con tan solo 51 años, a causa de un cáncer de páncreas.

En la actualidad, se hallan también su hermana gemela Silvia Legrand (Goldie), su hermano José Martínez Suárez, su hija: la presentadora televisiva Marcela Tinayre y sus 3 nietos: Ignacio Nacho, Juana Viale y Rocco Gastaldi (que son hijos de Marcela con Ignacio Viale del Carril y Marcos Gastaldi).

También tiene dos bisnietos: Ámbar de Benedectis y Silvestre Valenzuela (ambos hijos de Juana Viale con Juan de Benedectis y Gonzalo Valenzuela). El 17 de noviembre de 2010, durante una de sus emisiones, su nieta confirmó que está nuevamente embarazada de su actual pareja y que desea casarse en 2011.  Sin embargo, durante ese año, los medios televisivos exhibieron un video de Viale besando al ex ministro de economía Martín Lousteau, lo que provocó la separación absoluta de la pareja.

PAGINAS: 1 2 3

Daniel Day-Lewis

Biografía de Daniel Day-Lewis Daniel Day Lewis nació el 29 de abril de 1957 en Londres (Inglaterra). Es hijo del […]

Facundo Cabral

Influenciado en lo espiritual por Jesús, Gandhi y La Madre Teresa de Calcuta, en literatura por Jorge Luis Borges y […]

Jiddu Krishnamurti

Aunque todas las noches leía algo de carácter filosófico, no podía resistirse a la tentación de llegar al final cuando […]

Familia Rothschild

En 1963 Edmond James de Rothschild creó la Compagnie Financière Edmond de Rothschild con sede en Suiza. Su inicio como […]