Sherlock Holmes

Biografia OpusVida por dina

PAGINAS: 1 2 3

Curiosidades

* La célebre frase Elemental, mi querido Watson (Elementary, my dear Watson) no aparece en ninguna de las obras de Conan Doyle sobre Sherlock Holmes. Se suele creer que aparecía en una de las historias cortas de «El Jorobado» (en Las Memorias de Sherlock Holmes» (The Crooked Man), pero en el original en inglés, así como en algunas traducciones, la palabra «elemental» y la frase «mi querido Watson» aparecen por separado.

* Otras frases de las cuales pueden también derivar estas famosas palabras del detective, son:

– «Interesting, though elementary,» said he as he returned to his favourite corner of the settee. «There are certainly one or two indications upon the stick. It gives us the basis for several deductions.»

– «Has anything escaped me?» I asked with some self-importance. «I trust that there is nothing of consequence which I have overlooked?»

– «I am afraid, my dear Watson, that most of your conclusions were erroneous. […]     – «Interesante aunque elemental,» dijo [Sherlock Holmes] mientras regresaba a su rincón favorito, donde se hallaba el sofá. «Ciertamente hay dos o tres indicios en el bastón. Nos da las bases para varias deducciones.»

– «¿Se me ha escapado algo?» le pregunté dándome ciertos aires de importancia. «¿Acaso hay alguna minucia inconsecuente de la que no me haya percatado?»

– «Me temo, querido Watson, que la mayoría de sus conclusiones son erróneas. […]

El sabueso de los Baskerville.

* El sombrero de cazador de gamos característico del detective nunca se menciona en la obra de Doyle: es un añadido del ilustrador de The Strand Magazine Sidney Paget, que, además, utilizó a su hermano Walter como modelo para representar el aspecto de Holmes.

* La pipa meerschaum, propia de la iconografía de Sherlock Holmes, no apareció hasta que fue utilizada en una dramatización de teatro de uno de los relatos en la década de 1920.

* La novela de «El sabueso de los Baskerville, lleva la narración un tiempo 8 años anterior, debido a las cartas recibidas por Doyle que pedían un regreso del personaje al haber fallecido este en el relato «El problema final».

* Cuando Doyle falleció, su residencia en Londres fue convertida en el 221B de Baker Street. El edificio pertenece a una empresa (la cual, muy amablemente, contesta y conserva todas las cartas que diariamente recibe para Mr. Holmes, y ha llegado a publicarlas).

* Antes de que se publicara la primera novela de Sherlock Holmes titulada «Estudio en escarlata» o también «Tratado en Escarlata» Conan Doyle tuvo que pedirlo varias veces hasta que con el título antes mencionado el editor se dispuso a publicar la novela.

Sherlock Holmes y los escritores

Muchos autores han dedicado líneas al célebre detective.

* Borges escribió a propósito de su admirado personaje inglés:

«No salió de una madre ni supo de mayores.

Idéntico es el caso de Adán y de Quijano.

Está hecho de azar. Inmediato o cercano

lo rigen los vaivenes de variables lectores.[…]»

«Pensar de tarde en tarde en Sherlock Holmes es una de las buenas costumbres que nos quedan. La muerte y la siesta son otras. También es nuestra suerte convalecer en un jardín o mirar la luna»

* Emilio Pascual, director de Cátedra, poco antes de cerrar la edición de las obras completas de Sherlock Holmes, recibió un poema anónimo. Se sospecha que el autor puede ser un conocido autor modernista, sin embargo, se desea respetar el deseo del escritor (y de sus herederos) de permanecer incógnito y se acepta con agrado infinito su particular homenaje a Holmes y Watson:

«No hay nada elemental, solo la muerte,

merece algún respeto:

la vida es tal recurso de la suerte,

que un fracaso es un reto.

Así que, amigo mío, no lamente

descubrir el secreto:

el tiempo aquí no sirve, sea valiente,

que yo soy su amuleto.

Y no se quede ahí mirando todo,

buscando explicaciones:

se respira mejor desde aquí fuera.

No hay nada elemental ni hay otro modo

para estas vacaciones:

vámonos, Holmes, el infinito espera.»

* En la misma edición de Cátedra aparecen los siguientes versos, pertenecientes, supuestamente, a una poetisa gibraltareña:

«La casa era un sinfín de cosas viejas,

un desorden de libros, trastos, mapas:

El hombre, un carcamal, que en dos etapas,

nos dijo buenos días. Cuatro abejas

le rondaban del labio a las orejas;

la mano en un pipa de esas guapas,

y la otra sobre un tomo con las tapas

roídas. Lentamente alzó sus cejas

y sonrió:

– ¡ Lestrade! – dijo a mi abuelo – .

La belleza es verdad, nos entretiene

la vida.

Y me miró

– Fue solo un vuelo..

y observando a esta niña ahora me viene…

– dijo, y pasó sus manos por mi pelo – :

Sí… era muy bella, y se llamaba Irene…»

* Enrique Jardiel Poncela hace una genial parodia de Sherlock Holmes en su libro «Para leer mientras sube el ascensor».

PAGINAS: 1 2 3

Daniel Day-Lewis

Biografía de Daniel Day-Lewis Daniel Day Lewis nació el 29 de abril de 1957 en Londres (Inglaterra). Es hijo del […]

Facundo Cabral

Facundo Cabral, conocido como el  Mensajero de la Paz fue un cantautor, escritor y músico argentino.  «Nacemos para vivir, por […]

Jiddu Krishnamurti

Jiddu Krishnamurti o J. Krishnamurti, fue un conocido escritor y orador en materia filosófica y espiritual. Sus principales temas incluían […]

Familia Rothschild

La familia Rothschild, conocida como la Casa Rothschild  o simplemente los Rothschild, es una dinastía europea de origen judeoalemán algunos […]